Con la soga al cuello
Ángel intenta llevarse la bola ante la oposición rival en El Sardinero. (Fotografía: Real Valladolid).

Con muchas dudas afronta el filial vallisoletano su salida del próximo domingo a tierras navarras para enfrentarse al conjunto que comanda David Ruiz. Tras la derrota del pasado domingo en casa y ante, eso sí, uno de los gallitos de la competición como la Unión Deportiva Logroñés, los de Borja Jiménez perdieron la imbatibilidad en Los Anexos y dieron muestras de ser un equipo que va a menos con el paso de las jornadas.

Situados en la 16ª posición de la clasificación con 14 puntos, los blanquivioletas tienen que volver a recuperar sensaciones, juego y garra para ser un equipo competitivo como el del año pasado con Rubén de la Barrera en el banquillo. Todo pasa por conseguir un buen resultado el domingo en el Estadio de San Francisco, a poder ser logrando la primera victoria a domicilio de la temporada. Cinco son las derrotas consecutivas que acumulan los de la capital del Pisuerga lejos de Valladolid. Desde el 13 de septiembre, con el empate ante el Cacereño no pescan algo positivo como visitante los albivioletas.

Duelo de necesitados

Un duelo de necesitados. En eso se ha convertido el choque que navarros y castellanos y leoneses disputarán el domingo, a partir de las 16:45 en el estadio de San Francisco. Y todo debido a la derrota del pasado sábado del Promesas, en casa y ante el Logroñés, que provocó que el filial cayera a puestos de descenso tras la victoria del Celta B, de Javi Torres Gómez, ante el Sporting de Gijón B. Pese a esto, la sanción al Racing de Santander de restarle seis puntos ha vuelto a sacar de esos puestos a los de Borja Jiménez.

El Promesas es 16º con 14 puntos en la tabla mientras que el Peña Sport ocupa la 18ª posición con 11

Con 14 puntos se queda un equipo al que se le vio apático en el choque ante los riojanos, falto de ideas y que tuvo chispazos que salieron de las botas de Toni, el mejor de los de Jiménez, que llegó a mandar un balón al palo. Sin embargo, los de Carlos Pouso supieron rentabilizar el tanto de Carlos Fernández en el diez de partido, tras un fallo garrafal de Sergio, para llevarse el triunfo.

Por su parte, el Peña Sport de Tafalla viene de vencer al Somozas en el Campo Municipal de Pardiñas gracias a un gol de Navarro en el minuto dos de partido, frenando una racha de dos derrotas consecutivas. Solo tres puntos (Real Valladolid B 14, Peña Sport 11) separan a ambos equipos por lo que una victoria local provocaría un empate en la tabla entre estos dos conjuntos condenados a luchar por lograr la salvación esta temporada y que se encuentran ahora mismo con la soga al cuello.

Mal balance de Borja Jiménez        

Lo cierto es que el ascenso de Rubén Albés al primer equipo no ha sentado nada bien al Promesas. Desde que el pasado 22 de octubre Borja Jiménez tomara las riendas del filial, el equipo ha entrado en un peligroso bache de juego y resultados que ha llevado al equipo a caer a los puestos de descenso.

El equipo suma tres puntos de 12 posibles con Borja Jiménez

Tres puntos de 12 posibles es el balance del abulense como técnico de este Real Valladolid B. Tres derrotas, dos de ellas fuera de casa ante Racing de Santander (3-1) y Arandina (3-2), y una en Los Anexos, la del pasado fin de semana ante un serio y aspirante a todo Logroñes (0-1) y un triunfo, con remontada, 3-1 ante el Atlético Astorga.

Las bajas del primer equipo y las convocatorias de Miguel Ángel Portugal de jugadores importantes como Anuar o Jose, también están haciendo daño al Promesas en la búsqueda de esa continuidad en el once y en el juego que parece olvidada en los últimos encuentros. Los de Jiménez tienen que recuperar la alegría en busca de encadenar una racha positiva de resultados para ascender en la tabla y hacer que los fantasmas, que sobrevuelan en las últimas semanas Los Anexos, se marchen.

Un equipo peligroso en su feudo

Con moral llega el equipo que comanda David Ruiz al enfrentamiento ante los pucelanos después de lograr el primer triunfo a domicilio de la temporada ante el Somozas por 0-1. Ya no solo el primer triunfo, sino los primeros puntos como foráneo tras cosechar seis derrotas como visitante en estas primeras salidas de la temporada ante Compostela (1-0), Coruxo (2-1), Astorga (2-0), Logroñés (3-1), Celta B (1-0) y Sporting B (3-2).

El Peña Sport viene de conseguir su primer triunfo como visitante por 0-1 ante el Somozas. Los Pucelanos no saben lo que es ganar a domicilio

El navarro es un conjunto que quiere hacerse fuerte en casa para salir de los puestos de descenso en este Grupo I de la Segunda División B. Hasta el momento solo han conseguido vencer dos partidos en su casa ante Lealtad en la primera jornada del campeonato (2-1) e Izarra, en la décima, y suman dos puntos más para un total de ocho puntos como local tras los empates ante Racing de Santander (3-3) y Arandina (1-1). Del Municipal de San Francisco se han llevado los tres puntos dos de los gallitos de la categoría, Racing de Ferrol y Pontevedra.

El de Tafalla es un equipo que basa gran parte de su juego en el acierto que tenga su nueve, Isaac Manjón que es el pichichi del equipo con cuatro tantos y que amenaza a un Julio Iricibar que tras su buena actuación en La Romareda volverá a ocupar el marco del filial. Por bandas destaca el buen hacer de Miguel Maetzu  por la izquierda y de Álvaro Navarro por la derecha.

Un equipo peligroso en casa, que viene con moral, pero ubicado en la parte baja de la tabla y al que le está costando muy y mucho sumar de tres en tres en este comienzo de la temporada. Habrá que esperar para ver si el Promesas se aprovecha y consigue los primeros tres puntos a domicilio, gana en confianza y empieza a parecerse al conjunto fuerte, alegre y competitivo del año pasado. 

Fotografías: Real Valladolid.

VAVEL Logo