Un problema central

Lejos queda la pareja formada por Marc Valiente y Jesús Rueda, que con mejor o peor suerte, defendió la zaga del Real Valladolid desde tiempos de Djukic hasta la pasada campaña, con Rubi. Su marcha abrió paso a Samuel, ya presente el curso anterior, y a Juanpe y Marcelo Silva, un defensor joven y otro más experimentado, para complementar la zona central de la retaguardia. Ya advirtió Braulio en pretemporada que la zona más desprotegida era la trasera, pero nadie se podía imaginar el sinfín de desgracias que puso en jaque hasta a Garitano y que no ha perdonado tampoco a Portugal.

El Real Valladolid no solo atraviesa un pésimo inicio de temporada, sino que evidencia problemas tanto en ataque como en defensa. Las catorce jornadas se han traducido ya en la friolera de 17 tantos recibidos y una cifra tan pobre como que solo cuatro veces -tres Kepa y una Julio- se han ido a casa imbatidos. Buena parte de esos partidos han sido con Juanpe, Marcelo Silva o Samuel como titulares, así que la próxima jornada, en Lugo, se avecina terrible para la pizarra del entrenador pucelano, que no podrá contar con estos dos últimos a causa de las distintas sanciones que arrastran.

Por si fuera poco, la opción de que Cristian, jugador del filial, formara parte de la expedición pucelana se diluye, ya que en el entrenamiento del miércoles tuvo que retirarse a causa de molestias en la rodilla. La posibilidad de que Timor juegue ahí no es muy halagüeña, ya que no lo hizo bien cuando le tocó retrasar su posición en la visita del Real Oviedo a Zorrilla, pero se antoja la más probable en el Ángel Carro.

Marcelo Silva

El charrúa no viajará a Galicia, dado que fue expulsado contra Osasuna la pasada jornada. Las dos amarillas que recibió dejan a Miguel Ángel Portugal sin el jugador que más minutos ha tenido en el centro de la zaga, un total de 1.128 minutos en las 13 veces que ha partido de titular, ya que solo se quedó sin jugar un encuentro. La tarjeta roja del pasado domingo fue la primera que ha recibido el exjugador de Las Palmas, que pese a ser un defensa expeditivo y contundente, apenas ha visto tres amonestaciones durante la temporada, además de la roja ya mencionada.

Silva suma ya 26 robos de balón

En sus intervenciones sobre el césped su presencia arroja unos datos significativos, ya que a efectos numéricos tiene buenos registros. Atesora 91 despejes, 26 recuperaciones y 28 intercepciones, además de saldos positivos en la relación entre disputas, tanto aéreas como rasas, con los delanteros.

Ha sido objeto de ocho faltas y ha cometido once, pocas para lo que se suele esperar de un zaguero contundente, y su acierto de pase ronda el 80%. Su punto débil, que no se refleja en el cuadro estadístico, es su velocidad. Silva sufre cuando lo encara un jugador más rápido que él o cuando tiene que cubrir a su lateral y pierde la posición, y ahí es cuando es sencillo desbordarlo y generar peligro para Kepa.

Su peor actuación con la camiseta del Real Valladolid se produjo en la salida a Palamós, cuando a los tres minutos de encuentro midió pésimamente un salto en un saque de banda. Error de juvenil que sorprendió a sus compañeros e implicó el primer gol del Llagostera, que abrió camino al 3-1 que acabó con la destitución de Gaizka Garitano. Pese a que no se prodiga gran cosa en ataque, fue él quien recibió el penalti que erró Mojica en Almería. Esta pena máxima hubiera traído a Zorrilla dos puntos importantísimos para los objetivos vallisoletanos.

Samuel

Pese a llevar solo dos años en el equipo, las muchas salidas de jugadores veteranos y su carácter batallador lo han convertido en uno de los capitanes del vestuario. En las últimas campañas la zaga pucelana era blanda y poco férrea, uno de los aspectos que ha corregido Llorca desde su incorporación, aunque ocasionalmente peca por ser demasiado bravo, como ocurrió en la visita a Soria. Allí fue expulsado por una acción infantil, un empujón que le trajo dos partidos de sanción.

A esta roja ha ido añadiendo cinco cartulinas amarillas, de ahí su baja para jugar en Lugo, a lo largo de las nueve fechas en las que ha tenido minutos, ocho como titular. En ellas ha anotado un gol, en casa contra el Leganés, que no sirvió para la victoria final. Sus números recuerdan a los de Marcelo Silva, ya que también tiene un buen porcentaje de acierto en pases (más del 75%), suma 21 robos de balón y su balance en disputas es favorable.

El alicantino, como el uruguayo, también tiene problemas de agilidad con los atacantes más rápidos y no lleva bien cuando tiene que abandonar el centro de la defensa. Su presencia física en acciones a balón parado, muy comunes cuando el Lugo juega ante su público, se echarán en falta en el siguiente envite del Pucela.

Juanpe

El joven futbolista canario llegó el pasado verano a Zorrilla y es, hasta la fecha, el central que menos protagonismo ha tenido en las filas del Valladolid. Sus características lo acercan más al perfil de Samuel y Silva más que a Rueda y Valiente, ya que tampoco es rápido ni tiene un gran trato de balón. Sus casi 190 centímetros de altura tienen el aspecto positivo de su buen hacer a pelota parada, aunque también implican lentitud.

Cinco veces ha ocupado el once inicial y otras dos ha salido desde el banquillo y, al igual que sus dos compañeros en retaguardia, también ha sido expulsado durante esta Liga 2015/2016. Pese a que durante sus años como profesional solo había sido expulsado en una ocasión, Juanpe vio la roja en dos partidos consecutivos. Primero fue contra la Ponferradina, cuando cometió un penalti y el árbitro le señaló el rumbo a vestuarios. Lo mismo sucedió apenas unos días después, en la cita copera en Oviedo, donde también dejó al equipo con diez jugadores tras provocar una pena máxima.

Este gafe implicó que Garitano, que nunca lo tuvo como principal carta en defensa, perdiera buena parte de su confianza en él. Con el nuevo entrenador su principal papel fue la semana pasada ante Osasuna cuando formó pareja con Samuel ante la expulsión de Marcelo Silva. Suyo fue un mal despeje que rebotó en el alicantino y llegó manso para que Nino marcara el gol definitivo del triunfo visitante.

La ausencia de estos dos jugadores hace que el canario vaya a ser titular en Lugo, aunque aún no se sabe a quién tendrá a su lado. Mucho tienen que mejorar todas las líneas del Real Valladolid para salir sin recibir goles del estadio lucense y cosechar tres puntos fundamentales no solo para seguir avanzando en la tabla, sino para despegarse de los puestos de descenso, que no están muy lejos. 

Imágenes: VAVEL | Real Valladolid. 

VAVEL Logo