El espía del cachorro: CD Leganés
El espía del cachorro: CD Leganés. Foto: Beatriz Cobos (VAVEL).

El filial del Athletic afronta este sábado a partir de las 18:00 horas, su decimoquinto partido en la Liga Adelante. A pesar de la igualdad que rige durante lo que ha trascurrido de temporada entre los equipos de Segunda División, el Bilbao Athletic debe conseguir sumar para ganar tranquilidad y alejarse de los puestos de descenso que le atormentan.

No obstante, este fin de semana los cachorros deben visitar a un rival que siempre les ha traído quebraderos de cabeza, el C.D. Leganés. Butarque será testigo de un partido entre dos clubes que en los últimos años han estrechado sus relaciones, por lo que a pesar de la competitividad, el buen ambiente estará garantizado. 

En Butarque manda el Leganés

El equipo madrileño afronta su segunda temporada consecutiva en la categoría de plata del fútbol español. Tras convertirse en una auténtica revelación la pasada campaña, los pupilos de Garitano han hecho de su feudo un auténtico fortín. Butarque se ha convertido en aquel estadio que ningún contrincante quiere visitar. De hecho, la afición pepinera aún no ha visto ver a su equipo perder como local.

Esta temporada el Leganés no ha perdido en Butarque

Tres victorias y cuatro empates avalan al Leganés en sus choques disputados en casa. Como el Bilbao Athletic, el conjunto blanquiazul se ha visto obligado a salvaguardar muy bien los puntos que se disputan en el césped de Butarque, puesto que, fuera de casa aún no han logrado hacerse con la victoria.

Los cachorros ya saben lo que es jugar en el estadio del Leganés, ya que será la quinta ocasión que el club madrileño reciba a los vizcaínos. Para desgracia del Bilbao Athletic, estas visitas nunca han sido satisfactorias, puesto que se han saldado con tres victorias del de los locales y un empate.

No obstante, quizás el peor partido que cabe en el recuerdo del conjunto rojiblanco, fue tan sólo hace dos temporadas, cuando Bilbao Athletic y Leganés se encontraban en el Grupo II de Segunda B y se enfrentaban para jugarse una plaza por los play-off que daban acceso a la categoría de plata. Los pepineros fueron los que se hicieron con la victoria y pudieron disputar los partidos que les llevaron hasta el ascenso. 

Ganar en Liga y dar la campanada en Copa 

La llegada de diciembre trae consigo ilusión para muchos equipos, ya que se acercan los partidos coperos, que sin duda, tienen un aliciente especial tanto para los clubes ya acostumbrados a disputar gran cantidad de choques en el torneo del K.O, como para los más humildes. Prueba de ello son las originales campañas que el propio club blanquiazul ha diseñado para afrontar su andadura en el campeonato.

No obstante, los compromisos en la Copa del Rey obligan a los participantes a no tener descanso, por lo que a pesar de preparar el encuentro de este sábado, los pupilos de Garitano ya miran de reojo el duelo que les enfrentará el próximo martes al Granada en la ida de dieciseisavos de final del torneo copero.

Sin embargo, en un rango de importancia superior a la Copa se encuentra la Liga. El Leganés cayó derrotado la pasada jornada ante la Ponferradina (1-0), acabando con su racha de nueve jornadas consecutivas sin conocer la derrota, y por ello, solo piensa en volver a regalar a su afición una tarde llena de goles, como la que pudieron presenciar en el derbi ante el Alcorcón (3-0), e intentar escalar puestos en la clasificación para poder soñar con los mejores puestos. 

Refugio de leones

A pesar de la lejanía geográfica que existe entre Leganés y Bilbao, lo cierto es que en los últimos años las relaciones futbolísticas entre ambas ciudades se han estrechado y es por ello que gran cantidad de jugadores con pasado y presente en el Athletic se encuentran defendiendo la camiseta blanquiazul. Por lo que el partido de este sábado será una auténtica lucha de leones.

Sin embargo, las lesiones han castigado a jugadores como Bustinza, Galarreta y Eizmendi, por lo que ninguno de ellos podrá enfrentarse a los pupilos de Ziganda. Guillermo, por su parte, verá el partido desde la grada debido a que es el propio Athletic el que le ha cedido al Leganés. Todo ello hará que sean solamente Albizua y Jon Ander los únicos exrojiblancos que defiendan la zamarra blanquiazul. 

Esas bajas, sumadas a las de Alberto Martín e Insua harán que el C.D. Leganés tenga que modificar su once habitual.

Sequía de goles

Uno de los problemas que sin duda está atormentanto al Leganés durante la vigente temporada es su falta de acierto de cara a portería. Borja Lázaro y Guillermo, referentes ofensivos del equipo blanquiazul, están viviendo una sequía y en las 14 jornadas que, hasta ahora se han producido, tan solo ha logrado hacer tres goles cada uno. Lo que ha llevado a que en muchos partidos, el equipo pepinero haya hecho un buen juego, pero por desgracia no haya podido culminar por su falta de puntería.

No obstante, Szymanowski ha sido el encargado en convertirse en el hombre gol de la tropa de Garitano y con sus cuatro tantos en Liga es el pichichi del equipo blanquiazul. Además el centrocampista se encarga de distribuir con velocidad gran parte de las jugadas del Leganés. 

A destacar

Martín Mantovani: el central argentino es un auténtico cerrojo en la zaga blanquiazul. Con su esfuerzo el capitán del Leganés contagia al equipo de energía positiva. Ha anotado un gol en lo que va de temporada y además, está semana está de dulce, puesto que se ha hecho oficial su renovación hasta 2018. 

Jon Ander Serantes: el guardameta se ha consagrado en Segunda División, por lo que se ha convertido en el portero indiscutible para Asier Garitano en Liga. En lo que va de temporada ha logrado en seis partidos mantener su portería a cero. 

VAVEL Logo