Objetivo: parar a Griezmann
Rami será junto a Carriço el encargado de detener a su compatriota Griezmann / Imagen: UEFA.com

Conseguir la victoria en el Vicente Calderón podría calificarse de “misión imposible”. Pero el adjetivo “imposible” hace tiempo que desapareció del diccionario sevillista. El partido será muy complicado, sin duda, pero el club hispalense es capaz de todo. Para poder superar la misión debe empezar por no encajar goles. Y los goles en el Atlético de Madrid tienen nombre y apellido: Antoine Griezmann.

Números de crack mundial

El exjugador de la Real Sociedad está rindiendo a tal nivel que los 30 millones que se pagaron por él empiezan a parecer pocos. Este año ya lleva 18 goles, 12 en Liga, 4 en Champions y 2 en Copa del Rey. Números de auténtico crack. El galo se ha convertido en una de las piezas claves del engranaje del Cholo Simeone, y sus goles, sus asistencias letales, sus regates eléctricos, su velocidad punta, su conducción con el balón cosido a la bota y su esfuerzo defensivo demuestran continuamente el porqué.  

Detenerle es misión para todos

Rami y Carriço apuntan a ser los centrales titulares ante el club colchonero. No solo deberán estar atentos en todas las jugadas ensayadas y aéreas debido al dominio que tiene el Atlético en esas facetas, sino que tendrán que estar muy pendientes de Griezmann. Vigilándole en todo momento, sin dejarle espacios ni que coja velocidad, sin permitir que les superen las espaldas y sin entrarle de golpe para evitar ser driblados fácilmente. Cristóforo y Krychowiak también deben ayudar mucho en tareas defensivas, más de lo habitual, ya que las constantes carreras de Griezmann dejarán huecos que alguien tendrá que cubrir.

Dos alternativas muy diferentes

Llorente se postula como titular ya que en el partido de Copa no jugó un solo minuto, fue titular contra el club madrileño en la primera vuelta cuando llevaba solamente dos escasos entrenamientos con el equipo y por su gran papel en el juego por alto. Su lucha contra Giménez y Godín puede ser apasionante, y si consigue llevárselos, jugadores como Vitolo o Banega podrán entrar hacia la portería con más facilidad. Puede que otro remedio sea aplicarle al Atlético su propia medicina. El Sevilla tiene un jugador con bastantes similitudes a Griezmann. Ese es Kevin Gameiro. Francés, rápido, goleador, bajito y ágil. Ante dos centrales contundentes podría ser una solución desde el banquillo o un plan de ataque desde el inicio. Emery decidirá.  

VAVEL Logo