Miguel Ángel Portugal: "El Huesca ha logrado hacernos impotentes"
(Foto: Real Valladolid).

Sin rodeos ni miramientos, para Miguel Ángel Portugal el encuentro que el Real Valladolid perdió ante el Huesca fue la definición de un partido muy malo: “El partido de hoy es desastroso, no me ha gustado nada. Pero no decimos adiós, los demás equipos afortunadamente han tenido resultados que eran positivos para nosotros. Hemos fallado”. “No lo entiendo. Hemos perdido el toque en el centro del campo y se ha contagiado el resto del equipo. No hemos tenido las conexiones que habíamos tenido en otros partidos. Hemos perdido las segundas jugadas y nos han superado en casi todo. Estoy mosqueado”, indicó sobre el mal rendimiento de su equipo.

Cuestionado por sus tempraneros cambios en el primer tiempo, explicó que debía cambiar algo porque no veía ni rastro del equipo que quiere ver en el campo: “Había que cambiar algo porque la situación no me estaba gustando. Había que hacer algo y creí oportuno hacer eso. No quería señalar a nadie. Solo quería recuperar el toque y la profundidad con Óscar y Mojica”. “No hay cosa que más me joda, que cuando se tiene que poner tensión no se ponga. Aquel que no ponga tensión en un Real Valladolid que aspira a subir tiene que asumir dónde está, sea quien sea”, completó.  

Para quitar polémica al asunto de Rennella, que abandonó el terreno de juego en su permuta con quejas y sin pasar por el banquillo dirección al vestuario, afirmó que entiende el malestar del francoitaliano: “Me estaba fijando en el campo. A ningún jugador le gusta que le cambien, pero tienen que entender que había que hacer algo. Rennella se ha quedado en la caseta, no se ha ido del estadio”.

Queda camino por recorrer

El burgalés piensa ya en el próximo partido y en recuperar la senda del triunfo que se escapa desde hace unas semanas: “Hay que recuperar todo, siempre he dicho que podemos hablar lo que queramos, pero son los jugadores en el campo los que tienen que resarcirse ganando. Tenemos que pensar en el siguiente partido. Seguimos ahí, un poco más lejos. En el fútbol la historia cambia cada semana”. “No me interesan los árbitros, hemos jugado mal. Queda por delante Liga, no podemos volver a repetir en casa este partido”, añadió sobre la labor arbitral.

“No les he metido presión, solo la presión de ganar el siguiente partido. Un jugador del Real Valladolid tiene que saber dónde estar y ser ambicioso. Hay que saber llevar esa presión y esa ambición. Todos tenemos parte de culpa, en la autocrítica estar el progresar para el próximo partido”, argumentó el técnico pucelano, que sabe que debe aceptar los errores para poder cambiarlos cuanto antes.

Para terminar, negó que su equipo se haya dejado llevar ya que estaba más motivado que nunca: “No hay dejadez. El presidente había ofrecido unas importantes primas por el ascenso, si eso es dejadez… El presidente quiso motivar al equipo pero nos hemos visto impotentes, hemos fallado muchísimo. No hemos estado como otras tardes”.

VAVEL Logo