Víctor Valdés, retirada de leyenda
Víctor Valdés con la Liga de Campeones. Foto: FC Barcelona

Toda una vida teñida de azulgrana no pasan de puntillas para la ‘pantera de Gavà’, alzado con todos los honores como el mejor guardameta de la historia del conjunto azulgrana. Carácter marcado, decisivo y tenaz, Víctor emanó su calidad desde el seno de La Masía con apenas 10 años de edad. Sin embargo, obligado por motivos personales, unos meses más tardes abandonaría las instalaciones de Can Barça rumbo a Tenerife. Volvió, como sólo los más grandes regresan a su tierra, y en 1995 inició su reincorporación al club pasando por todas las categorías inferiores de La Masía. A Víctor, que no le gustaba jugar de portero, apenas podía imaginar que con su perspicacia lograría convertirse en el más grande bajo palos.

Rebelde pero maduro, la vida obligó a Víctor Valdés a crecerse ante la dificultad. Su debut no se haría esperar, y como él, también sería grande. Amparado bajo el manto de la UEFA Champions League, el 14 de agosto de 2002 el Legia de Varsovia fue testigo del primer partido del portero catalán con el primer equipo. Aquella temporada el canterano saboreó las mieles de la mano de Louis Van Gaal, que le había otorgado el ansiado debut, al mismo tiempo que le relegaba de nuevo al filial. Valdés, pura raza, desafió al técnico holandés con su rebeldía, ausentándose de los entrenamientos y batallando un pulso que, por suerte para la historia del club, acabaría ganando.

Un ángel de la guarda se forjó desde entonces bajo la portería del Camp Nou. Decisivo, claro y maduro, Víctor Valdés logró imponer su calidad ante el ‘run run’ siempre omnipresente en el graderío azulgrana. En una de las posiciones más difíciles de batallar, Víctor logró ganarse con ahínco el corazón de todos los ‘culés’ con exhibiciones para el recuerdo. Su consagración llegó la noche de París. Con la Torre Eiffel como testigo, en Sant-Denis se coronó como el héroe en silencio de la final de la Liga de Campeones frente al Arsenal FC. Era su hora. Fue su momento. La segunda ‘orejona’ en la historia del Barça volaba rumbo a la Ciudad Condal, y Víctor Valdés era el culpable.

Víctor Valdés logró superar la marca de Miguel Reina como portero azulgrana con más minutos sin encajar un gol. La marca de Valdés quejó registrada en 895 minutos 

Único en el juego de pies y excelente en el uno contra uno, Valdés sumó un palmarés envidiable como azulgrana con 6 Ligas, 2 Copas del Rey, 6 Supercopas de España, 3 UEFA Champions League, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundial de Clubes. Capitán, alma y líder, guardó la portería de Can Barça como su casa, alzándose con cinco Trofeos Zamora (2005, 2009, 2010, 2011 y 2012), cuatro de ellos de forma consecutiva. Historia viva del barcelonismo.

Tal y como había anunciado, en 2014 Víctor, con 536 partidos como azulgrana, decide no renovar su contrato con el FC Barcelona después de sufrir una importuna lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha que le apartaba seis meses de los terrenos de juego, ensombreciendo una impoluta vida dedicada al Barça. Manchester UnitedStandard de Lieja y finalmente el Middlesbrought ponen el punto y final a la carrera deportiva de la ‘pantera de Gavà’ con 35 años.

Nuevas metas y distintos objetivos deparan el futuro del que es considerado el mejor portero de la historia del FC Barcelona. Él se lo ha ganado. 

VAVEL Logo