Entrevista. Míchel: "Nos vemos capaces de ascender"
Míchel haciendo la V de VAVEL | Foto y montaje: Carlos Nieto y Santi Arxé (VAVEL)

Una fría mañana otoñal el Rayo Vallecano nos abre la puerta de su casa. VAVEL no iba a faltar a esta cita. Miguel Ángel Sánchez Muñoz, alias Míchel, nos recibe en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de Vallecas antes de encarar un nuevo entrenamiento, con el objetivo de poner en práctica todas sus ideas y transmitirlas a sus jugadores.

Pregunta. Antes de ocuparse del primer equipo, la pasada temporada estuvo al cargo del juvenil, por lo que su carrera como entrenador acaba de empezar. ¿Cómo se ve en este puesto? ¿Qué echa más de menos de su etapa como jugador y qué similitudes encuentra con su posición actual?

Respuesta. Bueno, son dos puestos totalmente distintos. Como jugador te preocupas muy poco después del entrenamiento de lo que es el fútbol, solo te cuidas físicamente. Te gusta mucho el fútbol y tu implicación es de prácticamente tres o cuatro horas al día, al entrenar. Como entrenador sin embargo estás pendiente de muchísimas cosas: primero, del grupo, que es lo más importante, de cómo gestionarlo; también de las situaciones que surgen de cada entrenamiento. Tienes que mirar sobre todo cómo vamos a jugar contra el próximo rival y estar 24 horas pensando en cómo mejorar tu forma de jugar y cómo poder contrarrestar lo que plantea el rival.

Míchel, acompañado de su cuerpo técnico en el Juvenil A. Foto: Rayo Vallecano
Míchel, acompañado de su cuerpo técnico en el Juvenil A. Foto: Rayo Vallecano

P. Nueve meses como primer entrenador del Rayo Vallecano. ¿Cuál es su valoración del trabajo realizado hasta ahora?

R. Las valoraciones son positivas, me gusta lo que hago. Pienso que dentro de nuestro modelo de juego tengo las cosas muy claras y las ideas que transmito a mis jugadores van en relación a ello; creo que en el terreno de juego se refleja lo que trabajamos. Para mí esa es la esencia del entrenador; primero que sea capaz de transmitir y segundo que el equipo lo lleve a la práctica en el terreno de juego. Como ya hice en la cantera, trabajo para dar las mejores soluciones a los jugadores en el terreno de juego y en ese sentido es lo que nosotros intentamos hacer en el día a día.

Míchel. Foto: Rayo Vallecano
Míchel. Foto: Rayo Vallecano

P. Como acostumbra este club, se dio una nueva revolución de altas y bajas el pasado verano. ¿Cómo ve ambas plantillas? ¿Qué echa en falta y dónde ve que ha habido mejoras?

R. No hecho nada en falta, al final nos amoldamos a las posibilidades que tiene el club y pienso que desde la dirección deportiva se ha trabajado muy bien. Todo lo que ha venido ha sido positivo, son jugadores que encajan a la perfección en nuestra filosofía de juego, y en ese sentido estamos muy contentos.

P. La vuelta de los argentinos Trejo y el Chori Domínguez, unido a un entrenador de la casa, ilusiona a la afición. ¿Se ve como candidato al ascenso? ¿Hasta dónde puede llegar el Rayo en 2018?

R. El paso de las jornadas nos lo va a decir. Un club como el nuestro tiene que aspirar a lo máximo, y la máximo en esta categoría es subir a Primera División. No podemos valorar más allá de la semana que viene. Al final, esa presión que te puedas añadir en la mochila en una categoría donde hay 42 jornadas muy intensas y difíciles genera peligros y problemas. Lo importante es trabajar con tranquilidad, que se vea que la evolución del equipo es positiva y que poco a poco vayamos dando nuestra mejor versión, y creo que se está haciendo.

"Son 42 jornadas, no debemos tener presión"

P. Según las formaciones de esta temporada, parece decantarse definitivamente por un sistema donde hay una gran población de centrocampistas. ¿Qué situaciones o qué tipo de rivales le obligan a cambiar de esquema y apostar por tres centrales o dos delanteros centro?

R. Más que tres centrales lo que buscábamos -partido ante el Albacete- es seguir con cuatro medios y jugar con tres puntas. Ellos jugaban con una línea de cinco atrás y buscábamos que jugasen con cinco defensas porque usaban un 3-4-1-2, queríamos fijar a sus carrileros muy atrás y así tener opciones de jugar por las bandas. El rival a veces nos condiciona no para cambiar nuestra filosofía, pero sí para intentar dar recursos a nuestros jugadores que nos puedan servir para ganar el partido. Para mí, el sistema de juego es secundario; lo más importante es cómo los jugadores quieren tener el balón, cómo queremos tener la posesión, cómo queremos hacer daño al rival… A veces se puede hacer de una manera u otra, pero siempre con esa idea en la cabeza.

Fran Beltrán se ha asentado rápidamente en el primer equipo. Foto: María Olmo (VAVEL España)
Fran Beltrán se ha asentado rápidamente en el primer equipo. Foto: María Olmo (VAVEL España)

P. Con 25 jugadores, cuenta con una amplia plantilla. La temporada tiene más de cuarenta partidos. ¿Valora la opción de reforzarse en el mercado de invierno o considera que el equipo está bien compensado?

R. Yo estoy satisfecho, pero la dirección deportiva se mueve siempre y pienso que debe hacerlo continuamente para mejorar cosas en la plantilla y renovar situaciones de vestuario. Al final en el fútbol todos los equipos cambian jugadores, se mueven... La dirección deportiva siempre está visualizando vídeos y jugadores, así que si llega algo bienvenido sea pero a día de hoy no hay ninguna posición específica a reforzar en el equipo.

Los jugadores celebran un gol. Foto: María Olmo (VAVEL España)
Los jugadores celebran un gol. Foto: María Olmo (VAVEL España)

P. Jugadores como Trashorras, Amaya o Lass han perdido el protagonismo del que gozaban la pasada campaña y el once tipo está siendo muy claro. ¿Piensa hacer rotaciones en los próximos partidos?

R. Pienso que un jugador puede competir domingo a domingo y lo que busco es la competitividad dentro de la plantilla, ser capaces de contrarrestar al rival cada semana. Hacemos una alineación pensando en lo que nos vamos a encontrar y en cómo estamos nosotros. Que un jugador participe menos ahora no quiere decir que no sea importante para mí, eso intento transmitirles y espero que lo entiendan. La paciencia para mí es fundamental y quiero que todos estén disponibles y a su máximo nivel. Van a tener su oportunidad seguro porque la temporada es muy larga y al final veo el trabajo día a día, y si un jugador está bien no tengo porqué cambiarlo. La rotación de semana a semana la entiendo en el sentido de que un jugador se puede recuperar perfectamente entre cada partido.

"Todos los jugadores son importantes y tendrán su oportunidad"

P. Álex Moreno se ha asentado en la posición de lateral izquierdo. ¿Está contento con su paso de centrocampista a defensa?

R. Le veo contento, adaptándose cada vez más a esa posición. Tiene aspectos defensivos todavía a mejorar pero los suple con su gran velocidad. Debe ir manejando esa situación defensiva. Es un jugador que también puede jugar de extremo perfectamente, y cuantos más recursos tenga mejor para él porque será mejor futbolista y más valorado. La competencia con Akieme y Rat es fuerte, y con Diego (Aguirre) cuando juega de extremo también. Es un jugador que se lo está ganando el solo.

Álex Moreno, en un partido. Foto: María Olmo (VAVEL España)
Álex Moreno se ha convertido en el dueño del lateral izquierdo. Foto: María Olmo (VAVEL España)

P. Amaya, Akieme, Beltrán, Joni y Embarba son un reflejo para la cantera del club. ¿Se ve reflejado en ellos? ¿Qué consejo les daría sobre lo que conlleva ser un canterano asentado en el primer equipo? ¿Qué valores representan?

R. Yo siempre he dicho que tener canteranos en el primer equipo es esencial. Son el corazón de lo que puede ser un vestuario. Amaya lo representa perfectamente, Fran se está asentando en el primer equipo, Akieme acaba de llegar pero es un jugador que está perfectamente en la dinámica del grupo... Tenemos a Lucho entrenando con nosotros habitualmente, a Joni que también forma parte de la plantilla y Embarba es un jugador muy asentado. Para mí es importante porque ellos han mamado desde abajo el club y saben lo que representa el equipo para el barrio y para nuestra afición. Son señas de identidad que un jugador las tiene, ese ADN del Rayo Vallecano lo tienen y es necesario para poder tirar del carro en los momentos negativos.

P. Kike Gómez, Sergio Benito, Luis García…son muchos los canteranos que sueñan con una oportunidad en el primer equipo. Una vez eliminados de la Copa del Rey, ¿se plantea concederles minutos en la liga a lo largo de la temporada?

R. Al final los jugadores tienen un proceso de formación y una trayectoria a seguir distinta. Las etapas unos las pasan rápidamente como Fran, que pasó del Cadete a Juvenil A, pasó luego al filial y un año después ya estaba en el primer equipo. Ese tipo de jugadores tienen un proceso de formación más rápido, pero eso no quiere decir que en la cantera no tengamos jugadores con un nivel muy alto, pero tienen que esperar su oportunidad. Siempre hay momentos para las oportunidades, pero no hay que regalar nada. Yo pienso que un jugador se lo tiene que ganar, y dentro del proceso de formación hay jugadores que tardan un año, tres o cinco. Lo importante es que cuando toque, estés preparado para asumir la responsabilidad, tener una mentalidad fuerte y la madurez para afrontar una competición en el fútbol profesional. Pienso que hay muchos jugadores con talento en la cantera que pueden llegar a ser profesionales.

"El trabajo que se está realizando en la cantera es muy bueno"

P. El filial está cuajando una gran temporada en su grupo de Tercera. ¿Les ve con posibilidades de ascenso?

R. Sí, y ademas pienso que se está haciendo un trabajo muy bueno. El Juvenil A también va genial -tercero tras Atlético y Real Madrid- y las inferiores también. Estamos muy contentos con la cantera del Rayo Vallecano y ojalá asciendan, pero lo más importante es que alguno de ellos pueda dar el salto al primer equipo. Eso es algo que tenemos todos muy claro, que lo importante no es la competición sino la formación de los jugadores.

Once titular del filial franjirrojo. Foto: Rayo Vallecano
Once titular del filial franjirrojo. Foto: Rayo Vallecano

P. Echando la vista atrás a su carrera como futbolista, ha jugado en este club desde la Segunda B hasta Primera División. ¿Cuál es su mejor recuerdo de todos esos años? ¿Y el peor?

R. Mi mejor recuerdo es el debut contra el Barça en el 92 o 93 (no me acuerdo bien), también los cuatro ascensos que conseguí como futbolista, tres a Primera División y uno a Segunda, y jugar la Copa de la UEFA con el Rayo. En cuanto al malo, siempre digo que cuando uno se retira tiene que echar la vista atrás solo a lo positivo aunque ha habido cosas negativas. Solo he tenido un descenso con el Rayo a Segunda. Es un dato negativo, pero te pones a valorar otras cosas y cuando vuelves a Segunda B y ves al club tan unido con la afición… Eso es muy importante, y a veces un pasito hacia atrás hace que des dos hacia adelante. Siempre intento ver el lado positivo de las cosas.

P. Míchel González, Julen Lopetegui, Pepe Mel… ¿Con qué entrenador se queda de todos los que ha pasado por Vallecas?

R. Me hizo debutar Zambrano, para mí es muy importante, era un entrenador que estuvo en la cantera también. Luego la época de Juande Ramos para mí fue la mejor como futbolista y con los demás bien, guardo con todos buenos recuerdos. Con Julen desgraciadamente no pude apenas estar porque ese verano me vendieron al Murcia, me hubiera gustado estar con él porque es amigo mío. De los demás siempre veo cosas positivas, me acuerdo de ellos y he intentado siempre ayudarles en todo lo posible.

Míchel es el tercer jugador con más partidos de la historia rayista y el segundo con más goles

P. Tercer jugador con más partidos de la historia rayista con 363, por detrás de Cota y Felines, y segundo máximo goleador con 53 goles solo por detrás de Potele. ¿Hasta dónde se ve capaz de llegar como entrenador?

R. No lo sé, el fútbol es tan dinámico y hay que vivir tanto el día a día que no te paras a pensar ni en datos ni estadísticas. Intento pensar en el próximo partido y ganarlo y ya veremos el futuro, pero a día de hoy estoy feliz y pienso que tenemos un buen equipo. Hacemos bien las cosas y ojalá pueda durar muchos años aquí, pero al final el fútbol cambia constantemente. Como el futuro no se puede prever, vamos a mirar el día a día.

Míchel, durante un partido como capitán. Foto: Rayo Vallecano
Míchel, durante un partido como capitán. Foto: Rayo Vallecano

"¿Por qué no va a volver el Rayo a estar en Europa?"

P. Participó en la UEFA de 2000/2001. Después de eliminar a clubes como el Lokomotiv Moscú o el Girondins de Burdeos, el Alavés os dejó fuera en cuartos. ¿Cree que este club puede volver a jugar en Europa?

R. Ese tiene que ser el sueño que tenemos que tener todos los rayistas y todos los vallecanos. ¿Por qué no? Si lo hemos conseguido una vez… Ahora, hay que hacer las cosas muy bien y trabajar muy bien, asentar las bases y crecer como club. Tenemos que tenerlo todo claro e ir pasito a pasito. No se puede hablar de jugar en Europa si todavía no estamos en primera, pero confío en el que el club siga creciendo.

El test

P. Su mayor temor.

R. Tener una enfermedad.

P. Un punto de apoyo.

R. Mi mujer.

P. Su rasgo más característico.

R. Pasión.

P. Si pudiera cambiar algo de sí mismo, ¿qué sería?

R. Quizás la intranquilidad. Siempre estoy intentando perfeccionar y a veces eso me da mucha intranquilidad.

P. Su mayor logro.

R. Haber jugado en Primera División.

P. Su pasatiempo preferido.

R. Jugar al pádel, ver series de televisión e ir a comer con la familia.

P. Un estadio.

R. Vallecas.

P. Un referente en los banquillos.

R. De todos los entrenadores que he tenido el que más rendimiento me ha sacado es Juande Ramos, pero he aprendido de todos. También he estado cinco años con Paco (Jémez) que para mí fueron muy importantes en mi proceso de formación como entrenador y del cual aprendí mucho. La filosofía también va en relación al modelo de juego, como Paco Jémez, Julen Lopetegui, Pep Guardiola… al final compartimos características pero tenemos personalidades distintas.

P. Un jugador que le recuerde a sí mismo.

R. No te puedo decir uno ahora, a muchos jugadores les veo algo parecido. Me veo a mí y no me reflejo en ninguno de ellos como tal. Es verdad que a veces alguien me dice que te pareces a uno en esto, o me encuentra una característica de otro, pero no encuentro una semejanza con nadie.

P. ¿Alguna manía antes de cada partido?

R. No, siempre rezo antes de jugar pero eso no es una manía. No soy maniático pero me gusta tener mucha tranquilidad y estar un cuarto de hora solo para pensar, estar concentrado y eso es lo que suelo hacer.

P. Complete la frase: dentro de un año me veo en…

R. Primera División.

R. Un mensaje a la afición del Rayo.

R. Gracias, que sigan como siempre. Para mí es un lujo poder jugar en Vallecas y ver cómo la afición apoya al equipo.

VAVEL Logo