El Valencia se deja la segunda plaza en Ipurúa y evidencia la necesidad del mercado invernal
El Valenciase deja la segunda plaza en Ipurúa | Fotografía: La liga

El Valencia cayó derrotado por segunda vez en lo que va de temporada en Ipurúa. Los de Marcelino tuvieron que hacer frente a un conjunto que venía al alza, en un estadio muy complicado y bajo una lluvia torrencial. Además, las bajas que lastran al equipo durante las últimas semanas están mermando su potencial, y vio como en Eibar no pudo contar con cinco titulares de inicio.

Las bajas centran la atención en el mercado de invierno

Sin que suene a excusa, las ausencias de Zaza por acumulación de tarjetas, Murillo, Garay y Soler por lesión y Guedes (que volvía tras su operación) son una carga que este equipo no sabe cómo encarar.

El equipo que salió a jugar era de garantías igualmente pero quedaron en evidencia las carencias de la plantilla. Los centrales fueron incapaces de ganarle un duelo aéreo a dos delanteros que no son especialmente altos como Sergi Enrich y Charles. Montoya sufrió durante todo el partido y además estuvo especialmente blando para despejar un balón en el área que terminó con gol de Inui.

Pero sin entrar en valoraciones más detalladas de los jugadores que saltaron al terreno de juego, porque tampoco es necesario focalizar la derrota en un solo futbolista, cuando el equipo en general jugó mal, el encuentro en Eibar deja claro que el Valencia necesita fichar en el mercado invernal.

La plantilla es corta y si se juntan tantas bajas como hoy, el equipo lo nota. Los suplentes rinden bien en su dinámica, en la de revulsivos que conocen su rol. Pero cuando tienen que entrar varios a la vez, la máquina no carbura.

El Valencia cae también en la clasificación

A efectos clasificatorios, la derrota le cuesta al Valencia la segunda plaza, quedando dos puntos por detrás del Atlético de Madrid. Los del Cholo, que tras el derbi llegó a estar seis puntos por debajo de los blanquinegros, los adelantan tras una gran racha de victorias y aprovechando el bajón valencianista en las últimas cuatro jornadas.

Además, otro de los rivales por las plazas de Champions, el Sevilla, que pinchó en su casa ante el Levante, recorta un punto a los che, quedando ahora a cinco puntos de diferencia.

Ganar la liga siempre fue utópico, un sueño precioso pero alejado de la realidad que vive el Valencia. No está de más recordar de dónde viene este equipo y ver que al ritmo que puntúan los grandes, era imposible mantener el pulso. La derrota no debe alejar las miras de lo verdaderamente importante.

El Valencia sigue en una posición de privilegio para terminar la temporada entre los cuatro primeros, que, a priori, era una meta complicada asumiendo que había cuatro entidades con mayor potencial y otra muy fuerte que se presumía también iba a ser rival, el Villarreal, se encuentra 13 puntos por debajo

VAVEL Logo