Denis Suárez, el símbolo de persistencia
Denis Suárez disputando minutos ante la Roma.

Llegar al primer equipo del FC Barcelona es una misión rigurosa pero a pesar de las grandes dificultades todos los jugadores sueñan a alcanzar al día donde pueden echar sus pies en la gespa del Camp Nou y mirar alrededor y ver genios como Lionel Messi, Andrés Iniesta y Sergio Busquets.

Esta misión era alcanzado por Denis Suárez. Un jugador que no solamente forma parte del club catalán pero también es un ejemplo a los demás por su persistencia, determinación y por la manera que ha luchado por su titularidad en el club. El trabajo de llegar al primer equipo no fue nada fácil para el mediocampista. En el 2013 empezó su trayecto en el Barca B pero después de un tiempo muy corto con los catalanes, el club lo dejó salir. Por lo tanto, después de un año como blaugrana, se fue cedido al Sevilla y el año siguiente se convirtió en un jugador de Villarreal. Pero Denis nunca dejó fuera la idea de jugar para el primer equipo del Barca. Siempre lo tenía claro.

Aunque el futbolista gallego jugaba en otros equipos, Denis solo soñaba en el día de poner su camiseta del Barca y tener su nombre y número brillando en su espalda. Está dedicación por el club de su vida fue demostrado por la manera que luchaba en estos equipos como Villarreal y Sevilla para ganar confianza y fuerza con la esperanza de regresar más fuerte al Barcelona. Y al final lo logró. En el 2016, Denis Suárez firmó los papeles que indicaron su formación como jugador del primer equipo del Barcelona.

“El que duda de jugar aquí ya no nos sirve,” decía el maestro Johan Cruyff.

Denis Suárez es el ejemplo más claro de lo que Cruyff decía sobre los jugadores que dan significado al Fútbol Club Barcelona. Hay muchos jugadores que vienen y de repente salen del club, pero hay pocos futbolistas como Denis que dan todo por el escudo del Barca.

Aunque Denis no posee la titularidad en los partidos como otros jugadores, el gallego no ha quejado ni una vez por los faltos de minutos. Hace su trabajo en silencio y cuando viene la oportunidad habla en la cancha con sus talentos como su rendimiento ante Sevilla, donde fue clave en la remontada para seguir invictos en La Liga tanto como sus siete minutos ante Roma, donde creyó el último gol de Luis Suárez.

Es un jugador que conoce la pura sistema del Barcelona y quién reflecta rasgos de Andrés Iniesta, además mostrando que es el futuro del club. Nunca se rindió y al final ganó el respeto y la confianza del técnico y los aficiones. Por dar aún más mérito al futbolista, sus comentarios después del partido contra Sevilla mostró el tipo del jugador que es, un Blaugrana auténtico.

“Mi idea es triunfar en el Barça, no me voy a venir abajo por no entrar en 8 o 9 convocatorias. En mi cabeza no pasa irme. Voy a pelear por triunfar aquí porque el Barça es mi club.”

Jugadores como Denis Suárez quedarán siempre en las corazones de la hincha del Barca por su dedicación, persistencia y pasión por el club.

VAVEL Logo