Más que tres puntos
Foto: UCAM oficial

Abril sigue su curso, la competición aprieta y el final de liga se va haciendo cada día más palpable. El aroma que desprendían tanto el ambiente del Francisco de la Hera como los prolegómenos era el de una final y el encuentro estuvo a la altura de las circunstancias. 

Extremadura y UCAM cumplieron con las previsiones y exhibieron un derroche de garra, orgullo e intensidad propios de una eliminatoria de playoffs. Un choque que tuvo absolutamente de todo y que demostró, una jornada más, lo excesivamente cara que se vende la victoria en este grupo.

Primera parte visitante

Superado el sinsabor de Cartagena, Almendralejo se ponía el traje de las grandes citas y se preparaba para poner su "grano de arena" en un nuevo escalón hacia los playoffsMartín Vázquez repetía esquema con Miranda como central, Zarfino y Barrera en el pivote y Jesús Rubio junto a Kike Márquez en la creación. Ingredientes que auguraban un inicio similar al de hace 15 días frente al Melilla.

Sin embargo, la historia esta vez era distinta y no haría falta dejar transcurrir muchos segundos para ser consciente de ello. El que salía a por todas en el día de ayer era el conjunto universitario: mayor intensidad,  ideas claras,  destapando las carencias locales y, de paso, sus firmes intenciones de asaltar el Francisco de la Hera. 

Los fantasmas de la segunda vuelta sobrevolaban el feudo almendralejense y los visitantes tardaban sólo siete minutos en asestar el primer golpe. Cadena de despropósitos en la zaga del Extremadura que, incomprensiblemente, regala el balón en la salida. El cuero le cae Góngora por la izquierda y su centro lo aprovecha Colinas para poner el 0-1. Un gol que evidenciaba las tremendas lagunas defensivas locales y frustraba a un graderío que no daba crédito.

Enric Gallego adquiría el rol de "sólo contra el mundo" y casi empataba tras driblar a varios rivales, pero el Extremadura, lejos de reaccionar, seguía mostrándose titubeante con el paso de los minutos. Los murcianos, por su parte, aprovechaban esa fragilidad para manejar con comodidad los tiempos del encuentro y aterrar cada vez que la línea ofensiva entraba en contacto con el balón.

La primera mitad agonizaba entre interrupciones y un poco antes de llegar al ecuador, Martín Vázquez movía ficha: Peralta sustituía a Jesús Rubio, pasando Kike Márquez a la media punta. Un cambio que, a la postre, daría vida a la línea ofensiva local.

Reacción local

Tras el descanso volvió otro Extremadura. El paso por vestuarios surtió efecto y los locales despertaron, abordando el inicio de la segunda mitad completamente enchufados. La reacción no se hacía esperar y en el 46 llegaba la igualada. Rápida triangulación a la contra entre Peralta, Enric y Kike Márquez y el servicio del sanluqueño desde la derecha lo remata Jairo al fondo de la red. 1-1 y claros síntomas de mejoría local.

El equipo azulgrana al fin le tomaba el pulso al encuentro y aportaba un plus en lo que a intensidad se refiere. Mientras tanto, el UCAM trataba de adaptarse al nuevo partido y mantener el tipo ante el arreón local.

Sin embargo, la remontada no tardaba en llegar. Minuto 58.  Kike Márquez  se la roba a Kitoko, Jairo sigue la jugada en diagonal y su pase interior lo aprovecha Álex Barrera para batir a Javi Jiménez. 2-1 y el Francisco de la Hera que se viene abajo.

Aún quedaban balas en la recámara universitaria y en pleno éxtasis local, llegaba el empate. Minuto 65. Gran triangulación en zona de 3/4, balón al área de Bustos y Onwu cede de cabeza para que Abel Gómez remata a la red. Golazo que ponía la igualada y el termómetro del partido al límite.

El encuentro se rompía y la balanza no se definía hasta que Enric Gallego, el hombre del encuentro, puso la rúbrica a su descomunal actuación en la tarde de ayer. Minuto 69. Balón que le llega a Kike Márquez por la derecha, el sanluqueño se revuelve y se inventa un centro medido para que Enric de cabeza haga el tercero. 3-2 y nueva explosión de ánimo para la grada local que, esta vez sí, resultaría definitiva. 

De ahí al final tensión excesiva, poca continuidad y más trabajo de la cuenta para Bueno Prieto cuyo silbato, en el 94, desataba la satisfacción generalizada.

Victoria importantísima que refuerza la confianza local en este durísimo final de liga y mantiene a los azulgrana aferrados a la cuarta plaza.  El UCAM, por su parte, se distancia de Extremadura y Melilla y al, mismo tiempo, de sus opciones de playoffs.

Sin tiempo prácticamente para saborear la victoria, el Extremadura se prepara ya para afrontar una de las salidas más duras de la temporada. Esto va de finales y el próximo domingo aguarda en la Nueva Condomina el Real Murcia, tercer clasificado. Un auténtico partidazo y una nueva prueba de fuego de cara a las opciones de futuro azulgranas.

Puntuaciones VAVEL

Enric Gallego

3 puntos

Kike Márquez

2 puntos

Urko Arroyo

1 punto

VAVEL Logo