Última sesión de la semana de los majariegos

El primer equipo ha entrenado el viernes por la mañana en las instalaciones de Las Rozas.

Última sesión de la semana de los majariegos
Jugadores en el entrenamiento de hoy. Fotografía: Rayo Majadahonda

Después de unas largas vacaciones, el primer equipo del Rayo Majadahonda ha hecho ya tres semanas de entrenamientos en la Ciudad Deportiva de Las Rozas y unos días de stage en San Rafael, para empezar a preparar la pretemporada, antes de jugar en la categoría de plata del fútbol español. No es el único equipo de Segunda División que ya lleva unas cuantas sesiones de entrenamiento, la mayoría de los equipos a los que se enfrentarán los rayistas ya han comenzado los reconocimientos médicos y las sesiones de entrenamiento.

El viernes diez de agosto se ha hecho la cuarta y última sesión matinal de entrenamiento de la semana en la Ciudad Deportiva Las Rozas.

En la sesión matinal, el primer equipo ha hecho el entrenamiento con balón, comenzando con los habituales rondos y después pasaron a un ejercicio de pase y definición en miniporterías, mientras que los porteros realizaban ejercicios específicos.

A continuación, los jugadores de campo se han dividido en dos grupos, unos han hecho ejercicios de fuerza y los otros realizaban posesión en fútbol reducido. Más adelante, los porteros se han unido al grupo y todos han trabajado la salida de balón, excepto los atacantes que estuvieron haciendo hincapié en la definición.

Y, para terminar, han jugado un partido primero con todo el terreno de juego y finalmente con la mitad del campo. Así que, para concluir la semana de entrenamientos, Jaime Asensio les indicó varios estiramientos.

Para el Rayo Majadahonda esta pretemporada es histórica y, sobre todo, tienen muchas ganas ya de empezar la temporada en Segunda División. Como cualquier equipo con sus circunstancias, el principal objetivo de este año es la salvación y estar la campaña que viene en la categoría de plata del fútbol español.

También otro logro es que el Atlético de Madrid les deje jugar los primeros tres meses de competición en el Metropolitano como local, ya que su campo está en reformas.