Si no se sufre, no es el Sevilla
Ben Yedder conduce la pelota. Foto: LaLiga

Si no se sufre, no es el Sevilla

Volvía el fútbol de élite a Nervión con un duelo de altura, frente al Real Valladolid, una de las sorpresas de esta liga. Además, tras las derrotas de Real Madrid y Alavés y el empate entre FC Barcelona y Atlético Madrid, se le presentaba la ocasión idónea al combinado de Machín de asaltar el liderato.

currosfc
Curro García
Sevilla FCVaclik, Gómez, Kjaer, Carriço, Mesa, Ben Yedder, Banega (Vázquez), Aleix, Escudero, Sarabia (Promes) y André Silva (Amadou)
real-valladolid-cfMasip, Joaquín, Calero, Borja, Óscar Plano, Alcaraz (Ünal), Antoñito, Toni Villa (Leo Suárez), Cop, Míchel y Nacho.
MARCADOR1-0m min 26, André Silva

Así se las ponían a Felipe II, dice la expresión. Dicha frase se puede extrapolar y aplicar a la situación del Sevilla FC en LaLiga Santander, que tenía una ocasión única para ponerse líder en solitario y la aprovechó tras superar a un correoso Valladolid. Todo ello, tras las derrotas de dos competidores directos como son Real Madrid y Deportivo Alavés y la igualada que cosecharon Atlético de Madrid y FC Barcelona en el Wanda Metropolitano anoche.

La épica se apoderó de Nervión antes del parón de selecciones, pues el conjunto de Machín  ganó al RCD Espanyol de Rubí por 2-1 tras estar gran parte del choque en un impasse o lo que es lo mismo, en un callejón sin salida por el tanto inicial de Borja Iglesias. Pero cuando Nervión ruge, ay cuando el Pizjuán aprieta. Es sin duda alguna la perdición del rival, y es que el factor cancha influyó en la remontada, que se llevó a cabo por mediación de Mercado y Wissam Ben Yedder.

Abrumador el Sevilla

El Sevilla-Valladolid, además de comenzar envuelto en el gran ambiente provocado por el graderío de Nervión, lo hizo con el equipo local mostrándose con más iniciativa. La primera fue para el danés Simon Kjaer, que remató de testa un centro de Pablo Sarabia que terminó atajando Jordi Masip en el minuto 12. La siguiente llegó en el 16, el minuto dedicado a Antonio Puerta, con Aleix Vidal de protagonista al casi llegar a un centro raso que finalmente fue para Masip.
Pese al dominio incontestable del Sevilla, los pucelanos tuvieron la suya con Óscar Plano a los mandos, pero el chut no fue lo suficientemente incómodo para Vaclik.

Acto seguido, superado el ecuador del primer asalto, los hispalenses abrieron la lata gracias al luso André Silva, que dispuso de  cierta libertad y comodidad para remachar a gol con la cabeza un centro de Pablo Sarabia. Tras haber hecho lo más complicado, el dominio de la escuadra sevillista se acrecentó. Banega pudo aumentar la brecha desde la frontal, pero pecó de individualista y le pegó en vez de entregársela a André Silva, que estaba en una posición más ventajosa. Antes del descanso, Escudero tuvo el 2-0 en sus botas, pero Masip se mostró seguro abajo.
Y así, se puso el punto y final a esta parte.

Sufriendo hasta el final

No varió mucho la tónica del partido al inicio de la segunda parte. El Sevilla seguía sintiéndose superior al rival y reflejándolo en el terreno de juego. Aleix Vidal tuvo en el 55 la primera gran llegada del segundo acto con un disparo raso que atajó Masip, que estaba siendo una de las granes figuras del Valladolid.
El Pucela, ante el juego avasallador de los locales, se echó arriba en busca de la igualada, la cual llegó en el 60, pero el juez de línea y el VAR cortaron las alas a los vallisoletanos al estar Toni Villa en posición ilegal. Los pupilos de Machín quisieron sacudirse del susto visitante con un segundo tanto que dejase cerrado el partido, pero Masip bajó al Sevilla y a su afición a la tierra con una intervención estelar a tiro de Sarabia en el 66.

Ya inmersos en la zona crítica del segundo acto, el Sevilla volvió a ser objeto de un susto con otro gol anulado al Valladolid. Esta vez fue Enes Ünal, que vio cómo su tanto no subía al electrónico por fuera de juego. No fue necesario esperar en exceso para ver otro acercamiento visitante en forma de córner que se fue alto. El Sevilla no daba más de sí y el Valladolid estaba desesperado. Un partido de esta campaña no se puede entender si no interviene Vaclik, y este no fue menos. Dos paradas imperiales ante Ünal y Verde en los minutos finales terminaron de sellar la victoria para los locales.

Los hispalenses suman tres puntos más y son líderes tras superar a un aguerrido equipo de Sergio.

 

 

MEDIA: 4VOTES: 2
VAVEL Logo