La lucha por el ascenso sigue viva
Carles Perez celebrando su gol contra el Lleida, foto: Noelia Deniz, VAVEL

La lucha por el ascenso sigue viva

Goles de Carles Perez y Alex Collado han cerrado el apasionante duelo contra el líder del grupo 3 de la Segunda División B. 

sarah-salahpour
Sarah Salahpour

Otra batalla y otros tres puntos conseguidos para los pupilos de García Pimienta, que sitúan el equipo en la quinta posición, a solo un punto de la zona de playoff. Goles de Carles Perez y Alex Collado han cerrado el apasionante duelo entre los dos equipos catalanes.

El intenso partido se vivió bajo las luces del Mini Estadi entre el líder actual de la Segunda División B, el Lleida, y el Fútbol Club Barcelona B. El equipo azulgrana se enfrentaba a los de Gerard Albadalejo con 24 puntos tras seis victorias, seis empates y cuatro derrotas. Mientras, el rival llegaba a esta jornada con muy buenas sensaciones, no solo por ocupar el liderato en la clasificación con 33 puntos sino también por su fuerte racha tras cosechar seis partidos sin conocer la derrota, logrando cinco victorias y un empate.

Por lo tanto, desde el pitido inicial, era evidente que los dos equipos se dejarían la piel en el campo para poder sacar tres puntos de oro en la busca de seguir sumando en la competición doméstica y alcanzar el ascenso, el máximo objetivo en la Segunda División B.

Una oportunidad de oro

Antes del duelo, el Barcelona ocupaba la séptima posición en la tabla, a cuatro puntos del Atlético Baleares, el equipo que vive en el lugar de acceso a las posiciones de la zona de playoff. De este modo, se enfrentaban al líder de la clasificación teniendo en cuenta de que una victoria podría situar al conjunto azulgrana más cerca de los puestos de playoff, fue suficiente motivación para los hombres de García Pimienta.

El técnico del conjunto local no dudó en sacar un once de garantías: Iñaki Pena, Wague, Araujo, Chumi, Guillem, Oriol Busquets, Carles Pérez, Riqui Puig, Rafa Mujica, Alex Collado y Ballou fueron los elegidos por Francisco Javier García Pimienta, mientras Morer, Jorge Cuenca, Jokin Ezkieta, Oscar Mingueza, McGuane, Jandro, y Marqués empezaban en el banquillo.

Por otra parte, el Lleida, que está apostando fuerte esta temporada, salió al terreno de juego con ilusión y ganas de encontrar la portería. En lo que va de temporada, el conjunto catalán ha anotado 26 goles, más de que cualquier equipo del grupo 3 de la Segunda División B. Sin duda, un reto de altura para los locales debido a la buena forma del rival y también porque el filial barcelonista solo ha sido capaz de ganar uno de sus últimos cinco partidos en casa: 2-1 ante el Cornellà. Por lo tanto, los de Pimienta tenían sus mente puesta en encadenar la segunda victoria consecutiva tras vencer al Badalona a domicilio, por 1 a 2 en la última jornada.

Rafa Mujica y compañía jugaron con corazón hasta el final, con el reto de conseguir la victoria y los tres puntos para acceder a las plazas de playoff de ascenso. Sin embargo, los rivales no pusieron las cosas fáciles para los blaugranas. La principal amenaza ofensiva del conjunto catalán, Pedro José Martín Moreno, ha complicado y mucho la vida a la defensa del equipo local. El delantero de 26 años, que ha sumado 10 goles esta temporada, fue un peligro constante para la defensa azulgrana. Pero Carles Pérez y Rafa Mujica también estuvieron muy atentos en ataque y ambos casi lograron adelantar el Barça con ocasiones muy claras. Primero un disparo peligroso de Carles Pérez en el minuto 22, que negó el portero rival. Tres minutos después, el Barça B ha tenido el primer gol en las botas de Rafa Mujica pero Pau Torres volvió a ser protagonista bajo palos con otra parada, salvando su equipo del 1-0.

Finalmente llegó el momento tan esperado tanto para los azulgranas como para el público del Mini Estadi, que celebró el gol con la máxima felicidad. Un centro de Ballou que no llegó a Rafa Mujica resultó en un tiro de Carles Pérez, que aprovechó un espacio para marcar el primer gol, enviando el balón en un lugar imposible de detener para el portero Pau Torres. El delantero adelantó su equipo en el minuto 40 y el jugador ya suma dos goles en la Segunda División B.  

El equipo local abandonó el primer tiempo con una ventaja de gol pero el Lleida arrancó el segundo tiempo con mucha más intensidad para encontrar la portería. Y el rival no tuvo que esperar mucho para celebrar su primer gol. En el minuto 48 ya celebraban el gol de Joan Oriol tras una acción individual del defensa catalán.

Con los dos equipos empatado a uno, la intensidad y los nervios aumentaron a otro nivel. Los gritos por parte del público intensificaron el ambiente y los jugadores también mostraron frustración en el campo, incluso el árbitro, David Jesús Pinto, expulsó a ambos entrenadores en el minuto 63.

La energía dio más ambición a un Lleida, que estuvo a punto de marcar el segundo en el minuto 68. Musa filtró un magnífico pase por Pedro, pero el meta azulgrana mostró su gran talento, negando la clara ocasión para los pupilos de Gerard Albadalejo.

Los hombres de Pimienta también demostraron que la intensidad no iba a afectar su juego y siguieron complicándole la vida al rival. En el minuto 80, el Barça tuvo el gol de la victoria tras un disparo del goleador Carles Pérez, pero el palo negó la ocasión clara y la oportunidad de sacar los tres puntos de oro.

Gol en el último suspiro

En el tiempo añadido, parecía que el partido terminaría con un empate pero una acción en los últimos segundos de la batalla cambió radicalmente el encuentro. Una inspiración final del conjunto catalán acabó en el gol de Álex Collado para seguir sumando puntos y para dejar claro que la lucha por el ascenso a la Segunda División sigue  vivo.

VAVEL Logo
CHAT