Barça Lassa 97 vs Darussafaka 65: atracón azulgrana para arrancar el 2019
Thomas Heurtel lideró al Barça en una contundente actuación colectiva. FOTO: Noelia Déniz

Barça Lassa 97 vs Darussafaka 65: atracón azulgrana para arrancar el 2019

El Barça Lassa se impone por 97 a 65 al colista Darussafaka en el primer partido del año, en una soberbia actuación coral liderada por Thomas Heurtel (18 puntos).

oscar-llena-fernandez
Oscar Llena Fernandez

Un arrollador Barça Lassa empezó el año con buen pie ante el  siempre suculento Darussafaka. Los azulgranas arrancaron el 2019 por todo lo alto en una actuación coral, imponiéndose por un descarado 97 a 65 en el marcador. Los pupilos de Svetislav Pesic no tuvieron piedad del colista balcánico, superando los treinta puntos de diferencia.

El ambiente festivo de las celebraciones navideñas se trasladó al Palau Blaugrana, que no presentaba la mejor entrada de la temporada, pero que sin embargo tenía ganas de espectáculo en medio del jolgorio de las celebraciones. El ambiente festivo estaba impregnado, eso sí en la siempre ruidosa grada de los Dracs 1991, que querían llevar en volandas a su equipo desde el primer partido de 2019 con sus cánticos de apoyo.

Los azulgranas, que sentenciaron el duelo en la primera mitad, se presentaban sextos en la tabla de la Euroliga con la ambición de seguir sumando y ensanchar la diferencia entre victorias y derrotas. Enfrente, el colista, un Darussafaka que llegaba con Tony Douglas, Ray McCallum y Zanis Pieners como estrellas, que apenas se lucieron en su visita a Barcelona, buscó dar sin éxito la campanada.

En sintonía con gran parte de la temporada, el conjunto de Svetislav Pesic arrancó intenso un encuentro que se presagiaba trampa. Se presentaba en el Palau Blaugrana el colista de la Euroliga, que a pesar de los números, resulta siempre uno de esos equipos que pone siempre en serios aprietos a su contrincantes. Lo demostró con un parcial de dos a seis que enseguida recuperó el conjunto azulgrana de la mano de Jaka Blazic y Ante Tomic.

Una primera renta de 20 a ocho permitió a los locales tomar aire para llevar la iniciativa del choque desde el primer cuarto. Así, los culés impusieron su superioridad en el primer tramo del choque gracias a una estabilizada defensa y un acertado contaataque, que dejaba en nada los intentos turcos. Con el 29 a 16 en el electrónico, concluía un primer cuarto en el que, mediante las aportaciones de Chris Singleton, Adam Hanga y Jaka Blazic, el Barça empezaba a ahondar en el marcador.

Kevin Seraphin lideró al Barça Lassa bajo el aro. FOTO: Noelia Déniz
Kevin Seraphin lideró al Barça Lassa bajo el aro. FOTO: Noelia Déniz

Como finalizaron los primeros diez minutos, arrancaron los siguientes. El conjunto culé no aflojó y arrolló desde el primer segundo, evidenciando las diferencias entre ambos conjuntos. Un Darussafaka sintónico con el resto de su temporada europea, era incapaz de hacer pellizco alguno en la armadura de los de Pesic, inmunes ante la ofensiva balcánica. Así, llegaba el choque a los 19 puntos de diferencia, con 35 a 16 en el marcador tan solo pasados dos minutos del primer parcial. Dominador en todas las facetas, desde el rebote defensivo, pasando por las bandejas bajo el aro hasta las jugadas de superioridad, el Barça impregnó siempre su poderío en el parquet de su templo. El valenciano Victor Claver, con un estrepitoso mate y sendas actuaciones defensivas, hacía levantar los ánimos del público, que testimoniaba la mayor diferencia de su equipo en la presente competición. Los azulgranas, sabedores de sus posibilidades, no se apiadaban y ensanchaban el margen con una diferencia que rozaba los 30 puntos en el ecuador del segundo cuarto, presagiando una auténtica masacre ofensiva.

Un frío Tony Douglas, con siete puntos en la primera parte, se presentaba como única alternativa ofensiva de un descuadrado Darussafaka, pero resultando insuficiente delante del poderío de Jaka Blazic y Kevin Seraphin, autores de diez puntos antes de la media parte. Al descanso, un demoledor Barça Lassa, muy superior gracias a la intensidad y a los rebotes, doblegaba a un impotente conjunto turco por 54 a 27, sentenciando el choque.

El Barça Lassa, muy superior en todas las facetas. FOTO: Noelia Déniz
El Barça Lassa, muy superior en todas las facetas. FOTO: Noelia Déniz

Sin nada que perder, los turcos salieron a morder en el inicio de la segunda mitad, logrando un primer parcial de dos a siete,  inofensivo para el cuadro azulgrana, que sin embargo mostraba menos solvencia que en el resto del choque. Un estelar Thomas Heurtel, autor de 18 puntos, se cargaba al equipo a los hombros, apuntándose a la fiesta anotadora. Una abrumadora diferencia de 29 puntos, con 73 a 45 en el electrónico, cerraba el tercer cuarto y prácticamente el encuentro, que no se escapó en ningún momento de las manos del conjunto anfitrión. Por su parte, sólo el líder turco Tony Douglas, que se apuntaría 23 puntos en la cuenta particular, presentó oposición a la derriba culé.

Con la victoria bajo candado, el Barça Lassa se dedicó a aguantar la demoledora diferencia a lo largo del último período. Thomas Heurtel, protagonista de la noche con 18 puntos, se ganaba los cánticos del Palau. En la línea del demoledor encuentro, el Barça se lució en el tramo final del choque, imponiéndose finalmente por 97 a 65 en el marcador, en una soberbia actuación coral para abrir el año europeo.

VAVEL Logo