Leo Suárez cumplió con la ley del ex al anotar el gol de la victoria
La celebración de la Victoria  del Real valladolid frente al Villareal 

Leo Suárez cumplió con la ley del ex al anotar el gol de la victoria

Segunda victoria seguida para los vallisoletanos. Gerard falló un penalti concedido por el VAR.

mariona
Mariona Sanchez

Leo Suárez marcó el único gol de la victoria ante su exequipo. Una ley que siempre acaba funcionando y decantándose a favor del jugador. El delantero empaló de volea un balón rechazado por la defensa rival y consiguió mandar la pelota por la parte derecha de la portería. Asenjo no reaccionó al zarpazo del argentino. Los de Sergio González suman su segunda victoria consecutiva y asciende hasta la octava plaza. El bloque defensivo permite a los vallisoletanos sumar sus tres primeros puntos a domicilio, e incluso pudo acabar con una ventaja superior pero Iglesias Villanueva anuló un gol a Nacho por fuera de juego. Mientras, el Villarreal sigue sin ver puerta pese a tener más de veinte ocasiones manifiestas de gol. 

Y el equilibrio es lo que le permitió doblegar al Villarreal. El equipo de Calleja llevó la iniciativa constantemente, pero el Real Valladolid siempre mantuvo la cabeza fría y cuando tuvo el balón, no lo regaló. Al menos mientras las fuerzas no le fallaron, porque en la última media hora, muy fatigado por un trabajo generoso de tres partidos en una semana y arrollado por un Villarreal que le exigió el máximo, 

Las propuestas estaban claras y la ejecución fue perfecta en base a esa idea. En un partido lento, de pocas ocasiones y nula profundidad, ambos conjuntos confirmaron su estilo y su realidad cuando el colegiado Iglesias Villanueva decretó el descanso. Tras 45 minutos de juego, el Real Valladolid había firmado una ocasión y el Villarreal CF, dos. 

En Villarreal sólo hubo un futbolista capaz de poner contra las cuerdas al entramado defensivo tejido por Sergio y sus jugadores: Gerard Moreno.

Sin grandes ocasiones ni para uno ni para otro, y después de un inicio tremendamente plano, locales y visitantes se repartieron el dominio del balón y del centro del campo en pequeñas fracciones. Firmaron un pequeña evolución del rédito inicial pero insuficiente para abrir un marcador que se mantenía a cero en el descanso por mérito de ambos.

Tras el parón por el descanso, tanto Real Valladolid como Villarreal CF necesitaban una acción que le diera la vuelta al partido y que cambiara la dinámica de éste. Sin ella, nada cambiaría el encuentro y el duelo caminaría hacia el empate inicial.

Esa acción llegó a favor del Real Valladolid. Una acción por el costado derecho acabo en el perfil contrario y, ahí, Leo Suárez ejecutó un golpeo cruzado que se alojó en la meta de Sergio Asenjo. El '32', cedido por el propio equipo amarillo, adelantaba al Pucela y ofrecía una nueva oportunidad al conjunto pucelano y una amplia exigencia para los locales.

Con más de media hora de juego por delante los pucelanos se adelantaban en el marcador y debían crear una idea para defender el resultado. Ésta no sería muy diferente de la inicial. Un equipo replegado, con las líneas muy juntas y buscando salir al contragolpe. Así, el dominio del balón fue para los de Javi Calleja pero sin grandes ocasiones ni una elevada sensación de peligro sobre el área pucelana.

El todocampista llegado este año a Villarreal desde el Espanyol buscó el gol de todas las formas posibles. Pero o bien falló en sus remates, o bien se encontró con la madera, o bien se topó con un espléndido Masip, que atajó en el minuto 85 un penalti por mano de Kiko Olivas, que señaló Iglesias Villanueva a instancias del VAR 

VAVEL Logo