1-0: Locura en el José Zorrilla
Jugadores del Real Valladolid celebrando el tanto que les daba el triunfo
Foto :LaLiga Santander

1-0: Locura en el José Zorrilla

El Real Valladolid mostró su carácter guerrero ante un Girona que no estaba atravesando su mejor momento de la temporada

nuria-galindo
Nuria Galindo

El José Zorrilla acogía una noche mágica entre dos rivales, Real Valladolid y Girona que se jugaban algo más de tres puntos.  Esas noches en las que acabar sin voz al día siguiente no importa si es por animar a tu equipo y más si gracias a esos tres puntos sales de la zona roja de la clasificación.

El Real Valladolid saltó al césped concentrado y seguro de que, con esfuerzo, la recompensa acabaría llegando. En frente se encontraba un Girona, que arrastraba cinco encuentros consecutivos sin puntuar, la tensión era máxima entre ambos conjuntos.

El colegiado Martínez Munuera sopló el silbato y daba inicio al encuentro. El Pucela tenía claras sus ideas, ser el dueño del balón, no bajar la cabeza y presionar, por otro lado, los gerundenses pretendían un juego más pausado con el fin de encontrar pases precisos y profundos. Pero pronto el duelo daría un vuelco, el primer acercamiento fue del equipo local en el minuto 7, Waldo desde la frontal del área dispara, pero Bounou atrapó el esférico. Acto seguido, el Girona dio respuesta de libre directo, ejecutado por Granell.

El encuentro se desarrollaba principalmente en el área rival, las ocasiones más peligrosas estaban en manos de los blanquivioletas. A punto de cumplirse el final de la primera parte Enes Ünal filtró un pase dentro del área a Guardiola y este mandó el esférico al fondo de la red. Sin embargo, el VAR anuló el tanto por posición adelantada.

Una segunda parte con final feliz

En la reanudación, el Real Valladolid salió con mayor intensidad su objetivo estaba entre ceja y ceja y estaban seguros de que se iba a cumplir.

En el 67’ Enes Ünal dentro del área y rodeado de rivales manda fuera del área de cara a portería, ahí estaba Michel quien golpeo con precisión y ajustado al travesaño, en consecuencia, se desato la locura en el José Zorrilla

El Girona no bajo los brazos ante el varapalo, Pere Pons probó fortuna cerca de la portería, pero no encontraría el premio. En el tiempo añadido, Toni Villa aplaudido por la afición por su buena recuperación tras su lesión, pudo sentenciar el encuentro a puerta vacía pero no tuvo fortuna.

Con el pitido final los vallisoletanos respiraban tranquilos, esta victoria les mantiene fuera de los puestos de descenso esta jornada.

VAVEL Logo
CHAT