RCD Espanyol, una plantilla para tres competiciones
Fernando Calero, ex del Real Valladolid // FUENTE: LaLiga Santander

El RCD Espanyol afronta una temporada intensa e ilusionante a partes iguales. Séptimos la pasada campaña, los catalanes lograron superar la fase previa de la Europa League y competirán en el torneo final por primera vez en más de una década. Esta campaña histórica se afrontaba con cierto punto de inseguridad desde el punto de vista de la directiva; las marchas al Real Betis de Rubi y Borja Iglesias, dos pilares fundamentales en el éxito pasado, dejaron huérfano a un equipo que confió en un hombre de la casa, David Gallego, para tomar las riendas de todo un histórico como el Espanyol.

Viejos conocidos en la defensa

La principal noticia en el aspecto defensivo relacionada con el RCD Espanyol fue la llegada del central Fernando Calero procedente, precisamente, del Real Valladolid. El jugador natural de Boecillo se ha hecho con un puesto en ese centro de la zaga, convirtiéndose, pese a la dificultad para aclimatarse, en titular indiscutible. Junto al vallisoletano, el brasileño Naldo y Lluís López, una de las grandes irrupciones de la pasada temporada, pugnan por acompañar a Calero. Por otro lado, la lesión de larga duración sufrida por David López forzó a la contratación de un quinto central, en este caso Bernardo Espinosa, procedente de un malogrado Girona.

Junto a Lluís López, otro de los grandes ascensos del filial es el de Adrià Pedrosa, lateral izquierdo con una gran punta de velocidad y capaz de actuar también en el puesto de interior gracias a su fenomenal proyección en ataque. Esa versatilidad del barcelonés ha permitido a David Gallego dar entrada en el equipo titular a Dídac Vilá, otro futbolista formado en la cantera. Por el costado derecho, el capitán Javi López se perfila como titular por encima de una de las últimas contrataciones pericas, el francés Sebastien Corchia.

En la portería, poco misterio. El veterano Diego López, de ya 37 años, es el guardameta espanyolista de referencia en estas tres últimas campañas. Carente de competencia seria en su puesto, el de Peralada previsiblemente descansará en los encuentros de Copa del Rey que disputará Andrés Prieto, fichado del Leganés y que ya pasó en su día por las categorías inferiores del Espanyol.

Tres 'intocables' en la medular

El 4-3-3 que popularizó Joan Francesc Ferrer, Rubi, ha sido continuado por el propio David Gallego. En esa línea de tres centrocampistas se ubican tres futbolistas imprescindibles en el sistema blanquiazul. Como pivote, Marc Roca; el de Villafranca del Panadés es, con tan solo 22 años, uno de los mejores en su posición en el panorama nacional. Relacionado con Real Madrid y Bayern de Múnich durante el verano, Roca ha decidido permanecer en el club de su vida. Junto a él, Sergi Darder ofrece su elevada calidad técnica y su espectacular disparo lejano, diferenciales sin duda en esta plantilla.

Como tercer centrocampista, Víctor Sánchez es todo un estandarte en el RCD Espanyol. Disputando su novena temporada consecutiva en Cornellà, el que fuera canterano del FC Barcelona también ha hecho las veces de lateral derecho. El natural de Terrassa le ha ganado la partida a Esteban Granero, otrora capital pero actualmente con un rol algo más secundario. Entre las incorporaciones, Ander Iturraspe llega con la vitola de veterano y como recambio natural del ya citado Roca. Además, Pol Lozano, de 19 años, comienza a ser un habitual en las convocatorias de Gallego.

Hacer olvidar a Iglesias, tarea de los delanteros

La marcha de Borja Iglesias ha resultado decisiva en la confección de la plantilla de este RCD Espanyol 2019-2020. Para ello, la directiva abordó el mercado y renovó la cesión de Facundo Ferreyra, que parece haber caído de pie en el RCD Stadium; sumado al argentino del Benfica, la cesión de Jonathan Calleri, con experiencia previa en La Liga, y la irrupción del canterano Víctor Campuzano tratarán de hacer olvidar las enormes prestaciones que ofrecía el ariete de Santiago de Compostela, traspasado al Real Betis Balompié.

Los extremos son, sin lugar a duda, la mayor concentración de talento que tiene este equipo. Como viene siendo habitual, la política de cantera del Espanyol volvió a dar sus frutos, en este caso con Óscar Melendo y Javi Puado, que vienen a ocupar el sector derecho. Un sector derecho que habitualmente domina Wu Lei, uno de los fichajes más carismáticos que se recuerdan en Cornellà; fichado en enero, el punta chino ha convencido tanto a Rubi como a Gallego, siendo un fijo semana a semana.

En el otro costado, uno de los grandes talentos sudamericanos, Matías Vargas; el Monito ha llegado para ser titular, y sus condiciones le permiten jugar tanto en banda izquierda como de segundo punta. El argentino de 22 años es, casi con total seguridad, el mayor generador de peligro de un RCD Espanyol que no ha empezado la temporada con buen pie.

VAVEL Logo