La posesión, crucial en el Espanyol-Real Valladolid
Marc Valiente y Sergio García en uno de los duelos entre los dos equipos en Primera / LaLiga

En estos últimos partidos, el equipo pucelano está perdiendo su esencia. Esa que nos dio tantas alegrías en el pasado, la posesión. Los chicos de Sergio González están perdiendo el balón en muchos de los tramos del partido y por ello, no consiguen los resultados que se espera. Si quiere el Valladolid romper la racha negativa en el RCDE Stadium, deberá seguir las siguientes claves:

La posesión

Los blanquivioletas no han dejado un buen sabor de boca. Tanto en casa como a domicilio, ‘regala’ el balón al rival y deja transcurrir los minutos aguantando cada ataque del equipo contrario. Esperar y esperar. Y la afición no espera, lo único que espera es que despierten y dejen todo en el próximo partido. Un posible ‘match-ball’ que llega en la Jornada 7 ante un equipo que está en descenso y separado sólo por dos puntos. Si el pucela se adueña del balón y con ella una buena posesión, será fácil sacar algo positivo. Pero los antecedentes no nos dejan muy seguros de que eso pase…

Evitar transiciones rápidas

Si por un casual, el Valladolid sigue la primera clave, la segunda está clara: no perder balones en el medio del campo y si lo haces, evitarlo con faltas tácticas o con una presión al rival tras pérdida que puede ser efectiva.

Romper la racha negativa y eliminar dudas 

Es lícito y normal que a la afición le surjan las primeras dudas de la temporada después del juego de su equipo. Sin embargo, cada jornada es clave para eliminarlas y así llegar con fuerza al próximo partido. El récord en la campaña de abonados no ha ayudado al equipo y no se entiende el por qué. Los pucelanos tienen otra oportunidad este domingo a las 12 horas y deberá aprovecharla ya que la afición se acabará cansando de tantas y tantas oportunidades…

VAVEL Logo