El Barça B se hace pequeño en Alicante
Estadi Johan Cruyff | Foto: Noelia Déniz VAVEL

Los pupilos de García Pimienta viajaban a Alicante con el ánimo de poder llevarse algún que otro punto. La buena dinámica en la que está sumergido el filial azulgrana hacía pensar que todo iba a ir sobre ruedas en el Rico Pérez. A sabiendas de lo que podía pasar, el técnico del FC Barcelona quiso advertir en la previa del partido, pues a pesar del mal comienzo de temporada del rival sabía de sobra que el Hércules era y es un equipo capaz de resurgir de sus cenizas por su historia y potencial, y así fue. Además, comentó también que el estadio alicantino aprieta siempre de forma considerable: “En algún momento el Hércules se levantará y esperemos que no sea contra nosotros. No será un partido fácil y ellos tendrán el apoyo de su afición”, advertía el técnico azulgrana.

Las bajas de Carles Pérez y Ronald Araujo fueron también un condicionante en la derrota, ambos fueron convocados por Valverde con el primer equipo culé.

El Barcelona venía de ganar al Atlético Levante por dos goles a cero en la cuarta jornada y de cosechar un muy buen resultado también en el campo del entonces líder (0-1), el Villarreal B.

El Hércules por su parte  por fin vio la primera victoria de la temporada tras cuatro derrotas seguidas. Algo poco habitual y que ya empezaba a preocupar al conjunto mediterráneo. 

Pillados a la contra

Desde el primer minuto el Barça se veía en graves aprietos para salir de la presión que ejercía el conjunto local. Esto provocó una sensación de inestabilidad en los jugadores azulgranas, puesto que no conseguían implantar su juego en el Rico Pérez. Asimismo, el Barcelona no le quedó otra que amoldarse a lo que el partido y el Hércules mandaba, cediéndole así la iniciativa. A pesar de que García Pimienta decidió sacar la artillería pesada juntando a Riqui Puig y Collado, al filial culé le costaba mucho sacar los balones hacia delante.

Veloces llegadas al área sorprendían a un Iñaki Peña que tuvo que esforzarse de forma considerable para atrapar las constantes idas y venidas al área por parte del rival. Una rápida contra que Yeray se encargaría de culminar fue lo que adelantó al Hércules en el marcador.

Un gol que sentó como agua de mayo a los alicantinos y sirvió para que se viniesen más arriba si cabía. El Barça, en cambio, cada vez se hacía más pequeño y no conseguía encontrar su lugar en el césped del Rico Pérez. 

Sin tiempo para reaccionar llegó el segundo gol del conjunto alicantino. Benja sorprendía  a los de García Pimienta con un contragolpe que acabaría por culminar en el fondo de la red de la portería de Iñaki Peña.

Falsas esperanzas

Empezada la segunda parte, con las ideas puestas encima de la mesa en el descanso del encuentro era la hora de intentar darle la vuelta al marcador. El Barcelona intentaba dominar a tientas el partido, las jugadas poco a poco iban aflorando y asimismo, las ocasiones. Monchu intentaba un remata que por poco se fue fuera de la portería rival.   En el minuto tras una gran jugada marca de la casa, Riqui Puig lograba sorprender al guardameta alicantino, Falcón que solo pudo ver como el balón se precipitaba dentro de su portería

Poco duraría este soplo de aire fresco al Barcelona ya que, para más inri pronto llegaría el segundo gol de Benja, ex jugador del Elche Club de Fútbol. Carlos Martínez sentenció el encuentro  aprovechando una asistencia de Yeray, que puso fin a la derrota más abultada de lo que se lleva de temporada.

Por lo tanto, el liderazgo de la clasificación tendrá que esperar. A pesar de la dura derrota, el conjunto de García Pimienta volverá a la carga el próximo sábado 12 de octubre a las 18:00 hrs en el Johan Cruyff ante el Orihuela.

VAVEL Logo