Orden, seriedad y táctica
Foto: LaLiga

El Real Valladolid jugó un buen partido contra el Atlético de Madrid, recordó al juego serio y organizado del año pasado y que tan buenos resultados dio. El pucela volvió a mostrar la tremenda solidez que tiene el equipo, Kiko Olivas, Salisu y Joaquín estuvieron imperiales cortando las jugadas del Atlético de Madrid. Los blanquivioletas ya han demostrado durante varios partidos esta temporada que por el centro es muy difícil atacarle debido a la buena organización de las líneas, además, si alguna vez fallan, aparece Masip como hizo contra el Atlético de Madrid.

Orden porque el equipo se movió al unísono, todos atacaban a la vez y todos defendían a la vez, como un solo bloque. Hay seriedad en el equipo, prácticamente no hubo ningún despiste que lamentar durante el choque. Está más que claro que la táctica está muy estudiada y trabajada, se encontraron espacios en la defensa del Atlético de Madrid y se asustó a Oblak. Por otro lado, en la defensa, estaba claro en qué zonas interesaba que los colchoneros tuvieran el balón y que en cuanto sobrepasan las líneas, había que cortar la acción como fuere.

En estos aspectos es en los que se debe cimentar la supervivencia del pucela en primera división. Es cierto que se debe mejorar el ataque, hay que mejorar las combinaciones cerca del área, los centros y como no: el tiro a puerta. No es preocupante para el club la falta de puntería de Sandro Ramírez, uno de los grandes fichajes de este verano, el delantero trabaja muy bien durante el partido y hace acciones que demuestran su gran calidad, los goles llegarán.

Si algo está claro que tiene que hacer la afición pucelana es confiar, confiar y animar a su equipo, el Real Valladolid está en el camino para salvarse.

VAVEL Logo