Saúl, Llorente y Costa desbarataron el muro albiazul
Renan Lodi, presionado por Édgar durante el partido | Foto: Twitter @Atleti

Nuevo partido y nueva victoria para un Atlético que está de dulce. Los colchoneros llevaron las riendas del partido ante un combatiente Deportivo Alavés, que vio caer el muro construido tras una hora de buen rendimiento en tareas de lo más sacrificadas.

El encuentro dio comienzo con varias novedades en sus respectivos onces iniciales. Por un lado, el técnico local decidió dar descanso a su hombre de moda, Marcos Llorente. Por su parte, Asier Garitano fue mucho más innovador, dando a conocer una alineación plagada de novedades, entre las que destacaban la presencia de Tachi, Adrián Marín o Abdallahi Mahmoud. Este último consumó así su debut con el primer equipo. En cuanto a las ausencias, ni Joselu ni Lucas Pérez aparecieron entre los once seleccionados, este último por lesión de última hora.

Ya con el esférico en movimiento, fueron los rojiblancos quienes se mostraron con mayor ansía de cara al gol. Tanto Álvaro Morata como Saúl y João Félix buscaron adelantar a su equipo en el primer cuarto de hora, aunque sin suerte. Y es que la consecución de los tres puntos suponían un batacazo definitivo para sus persecutores por una plaza en Champions League. Sin embargo, lo que tenían ante sí era un Deportivo Alavés que, lejos de relajarse por su cómoda situación en la tabla, quiso salir del Wanda con algo más que la muda en la maleta. Para ello, Garitano ideó un sistema defensivo de lo más incómodo para los colchoneros, muy difícil de traspasar, obligando a su rival a probar suerte mediante centros exteriores que se perdían en la nada.

Después de este guion de medio partido, ambos conjuntos llegaron al descanso, con mejores sensaciones en el banquillo visitante.

Con la segunda mitad ya en marcha, Simeone movió ficha por partida doble, dando entrada a Marcos Llorente y Diego Costa en lugar de Morata y Correa. El plan no le pudo salir mejor al argentino. En su primera participación, Llorente consiguió provocar la falta que propició el 1-0, gracias a un remate de cabeza imperial de Saúl Ñíguez en el 59’. Se le complicaba el plan a su homónimo Garitano, que acto seguido destapó del peto a Joselu en busca del empate.

La reacción albiazul estuvo a punto de llegar en una acción similar a la que le permitió estrenar el luminoso al Atlético. Sin embargo, esta vez el testarazo de Burke no vio puerta.

Saúl, autor del 1-0 | Foto: Twitter @Atleti
Saúl, autor del 1-0 | Foto: Twitter @Atleti

En el minuto 73 el VAR, luego de superar las complicaciones que tuvo en los primeros minutos del encuentro, tuvo que echar una mano a Melero López para decretar un posible penalti de Rubén Duarte sobre Marcos Llorente. Finalmente, se dictaminó la pena máxima en contra del equipo vitoriano, convertida por Diego Costa en el 2-0.

Con la lucha por puntuar tan lejana, el guion del encuentro no varió excesivamente. El equipo local continuó dominando apabullantemente en la posesión, aunque sin la presión por anotar de minutos anteriores. No obstante, los visitantes consiguieron meterse en el partido nuevamente gracias al gol de Joselu desde los once metros en el descuento, luego de que el árbitro señalase, esta vez en favor del Alavés, los once metros por mano de Koke. El capitán rojiblanco trató de detener un libre directo desde el suelo, botado precisamente por el propio Joselu.  

Finalmente, el miedo colchonero se quedó en agua de borrajas. Con el 2-1 final, los babazorros cosechan su cuarta derrota en los cinco partidos post-reanudación. La noticia positiva fue la buena imagen sin balón del equipo en el primer tramo, y el descaro que mostró el joven Paulino a su entrada al césped.

Distintas sensaciones por parte de los colchoneros, que confirman su excelente estado de forma con 13 puntos de 15 posibles. Mención especial a Llorente. El futbolista con pasado albiazul volvió a ser fundamental para su equipo, revolucionando el partido y dando pie a las jugadas que acabaron decidiendo el partido. De esta forma, el Atlético se afianza en la tercera plaza a escasos días de visitar nada más y nada menos que al FC Barcelona.

VAVEL Logo