Real Valladolid
0-0 Levante: el Pucela perdona al Levante y obtiene un punto que sabe a poco
Fuente: Instagram de LaLiga

El Levante llegaba al encuentro con los deberes hechos y la salvación ya lograda. El Real Valladolid necesitaba puntos, y más aún tras la victoria del Mallorca al Celta, que recorta distancias entre los puestos de descenso. El conjunto de Sergio salía con un 4-2-3-1, donde destacó la posición de Óscar Plano como segundo punta, por detrás de Ünal, acostumbrados a verle jugar por banda.

El partido comenzó con un claro dominio del Levante, ante un Real Valladolid que no reaccionaba y se dedicaba a repeler los ataques rivales. Una vez más, la solidez defensiva del conjunto blanquivioleta surtía efecto. Tardaron en aparecer los atacantes locales, que estuvieron desaparecidos hasta casi el final del primer tiempo.

Tras el descanso, el partido cambió por completo. Los locales salieron mucho más enchufados, dominando más la pelota y creando peligro sobre la portería de Aitor Fernández. Destacaban las actuaciones de Nacho por la banda izquierda, muy animado en ataque. Ponía centros peligrosos que cerca se quedaban de ser rematados en boca de gol, y él mismo probaba al portero, haciéndole intervenir tras una muy buena jugada de combinación con un compañero. Ünal fue, posiblemente, quien más ocasiones tuvo, sin suerte en el remate o encontrándose con Aitor Fernández, que completó un gran partido. Más ocasiones tuvieron los locales, que parecía que se acobardaban a la hora de tirar a puerta y acababan perdiendo la oportunidad. Probaba también el Levante, que no creó excesivo peligro. Jordi Masip tuvo que intervenir bien en un intento del Levante que cerca estuvo de acabar en gol.

Los cambios no modificarían la dinámica del partido. Un atrevido Valladolid seguía proponiendo más que su rival. Probaba también Alcaraz de falta directa, con la misma fortuna. En los seis minutos de descuento, con un partido que parecía abocado al empate sin goles, veríamos la ocasión más clara de desempatar el encuentro. Un penalti del guardameta sobre Guardiola, validado por el VAR tras primero pitar un fuera de juego inexistente, daría la oportunidad a Enes Ünal de que su equipo se quedase con los tres puntos. Para desgracia de los de Sergio González, el penalti tirado al medio fue despejado por los pies de Aitor Fernández. Sin tiempo para más, cada equipo se llevó un punto a casa, que sabe peor en el caso de los vallisoletanos por la oportunidad clarísima de haberse llevado tres.

De esta manera, el Real Valladolid se queda a siete puntos de los puestos de descenso, a falta de cinco jornadas por disputarse. Su próximo partido será el próximo sábado ante el Alavés. Por parte del Levante, sin nada en juego salvo sorpresa, recibirá a la Real Sociedad el lunes.

VAVEL Logo