El final más esperado
Sergio Reguilón tras marcar el gol que le daría la victoria al Sevilla F.C //  Twitter oficial: @SevillaFC

Tres meses confinados, tres meses sin fútbol pero el balón volvió a rodar y comenzaron lo que serían las semanas más duras del fútbol. Hoy llegaba el final de La Liga más doméstica jamás nunca vista.

Noventa minutos de pleno juego en el que se vio el esfuerzo y el trabajo que hay detrás del club nervionense. Un partido lleno de posibles tantos que acabaron fuera de la portería valenciana pero que dieron los 70 puntos finales de La Liga, empatando con el Atlético de Madrid y consiguiendo ser uno de los equipos invictos tras la vuelta.

El broche final a una competición que no iba a tener fin.

El Valencia C.F es uno de los equipos que ha dejado mucho que desear en su juego las últimas semanas, mientras que el Sevilla F.C, al contrario, ha sabido volver con más fuerza y el Sánchez Pizjuán ha sido testigo de ello.

La relajación como plato principal

Cuarenta y nueve minutos mareando la pelota, primero en el campo del Valencia C.F, luego en el del Sevilla F.C y así el marcador permanecía igual que al comienzo del partido. Llegaron al final de la primera parte sin marcar, aunque hubo grandes ocasiones.

El partido comenzaba con un emotivo minuto de silencio en honor al que fue jugador del Pizjuán, Alhaji Momodo Njle, más conocido como Biri-Biri: el crespón negro en Gol Norte presidía la grada.

Bono, bajo los palos del Sevilla F.C, y  Domènech, defendiendo la portería del Valencia C.F, son los dos jugadores que han hecho de que ambos vayan al descanso sin ningún tanto a su favor. Grandes oportunidades con grandes porteros bajo palos.

En esta primera parte se ha podido ver a un Sevilla en plena forma pero muy relajado. Tras el confinamiento, hemos podido disfrutar de un equipo de manera extraordinaria. De hecho, hemos podido ver como este ha conseguido su objetivo: entrar en la Champions League.

El balón en largo de Diego Carlos hacia Munir se marchó al lateral de la red. El delantero estuvo a punto de marcar el primer gol del partido pero se le escapó de los pies.

Como siempre, el jugador más ofensivo fue Navas, por su lado llegaron las mejores y únicas oportunidades de esta primera parte, de Óliver y Ocampos.

Lopetegui ha conseguido que el equipo juegue y controle el balón.  Mientras, Jesús Navas ha vivido permanentemente en el campo del Valencia.

A pesar de todo ello, ambos clubes han plasmado la sensación de que estaban esperando a que pasara algo para comenzar a jugar más para atacar al enemigo.

Intensidad y trabajo

Minuto 47, Reguilón le hace un gran pase a Munir y este se saca un disparo cruzado que se estrella contra el palo. El delantero del Sevilla ha creado mucho peligro en el partido llegando a haber una gran incertidumbre en sus lanzamientos a puerta, acabando en el palo finalmente.

Una vez más en esta segunda parte, el conjunto andaluz iba a volver a llegar a puerta, Carlos Soler, jugador del Valencia C.F, lo evita con un juego peligroso y es amonestado con tarjeta amarilla.

Estábamos ante un Sevilla muy superior.

Y cuando parecía que nada iba a pasar, el equipo de Lopetegui quería cerrar la temporada liguera con victoria y a pesar de estar ante un juego impreciso lo logró. El Sevilla F.C conseguía encontrar el gol: Reguilón peleó la pelota hasta el final, se levantó y la clavó con la derecha en la escuadra. Marcó en la primera jornada ante el Espanyol y en la última ante el Valencia. 

El equipo valenciano contraatacaba pero Bono no corría ningún peligro. Tras la pausa de hidratación, el Valencia empezó a invadir el campo sevillano con gran ausencia de la complicidad de equipo que sí tenía el Sevilla. Perdieron muchos balones que podrían haber acabado en el interior de la portería. Kevin Gameiro tuvo una gran oportunidad y se le escapó.

El Sevilla no mostró grandes actitudes ofensivas en esta segunda parte y el Valencia lo intentó hasta final igualar el partido pero no tuvo un gran final.

VAVEL Logo