Marcos André, nominado a mejor jugador del mes de noviembre por La Liga 
Foto: LaLigaSantander

Marcos André ha revolucionado el ataque del Real Valladolid, como premio opta a llevarse el trofeo como mejor futbolista de La Liga en el mes de noviembre. Desde su llegada, el fichaje del brasileño era uno de los más ilusionantes para la afición blanquivioleta, y tras los últimos encuentros se ha corroborado. Además, se ha convertido en el máximo goleador del equipo con dos tantos, que por casualidad o no, han contado como las dos únicas victorias para el conjunto vallisoletano.

El ariete llegó a la ciudad del Pisuerga la temporada pasada, pero se marchó cedido al Mirandés, donde fue titular y anotó 37 goles. Estas cifras pusieron los dientes largos al Real Valladolid, tanto que provocaron su vuelta y su posterior debut en la máxima categoría. Su inicio de temporada estuvo marcado por molestias, por ello su estreno no se produjo hasta la tercera jornada frente al Celta de Vigo, donde demostró que podía ser un jugador referencia en ataque.

Pero sin duda, el partido frente al Athletic club fue un punto de inflexión sobre lo que es capaz de aportar el equipo. Atrevimiento, desparpajo y mucho fútbol, son algunos de los calificativos que manifestó durante el encuentro. Apareció cuando el equipo estaba en la cuerda floja y necesitaba los tres puntos para salir de la zona peligrosa de la clasificación, supo prever donde caía la pelota, se colocó a la espera del rechace de Unai Simón y lo convirtió en su primer tanto como blanquivioleta, además, del gol de la primera victoria para su club.

El último partido ante el Granada reafirmó su titularidad, las ganas de progresar y capacidad goleadora ya que, vio portería por segunda vez consecutiva. El tanto nació de una jugada marca de la casa, con un desmarque hacia la banda, conduce en diagonal, amaga, recorta y la cruza con la pierna izquierda. Por ello, fue el protagonista del partido, aunque dejó detalles de calidad, con buenos movimientos entre líneas y un carácter agresivo con el balón.

Con trabajo y ambición se ha colocado en el once inicial de Sergio González, donde ha demostrado algunas de sus características. Con tan sólo 24 años, es un futbolista completo y con una gran proyección. Desde sus inicios en el Logroñés se ha podido comprobar su poderío en el juego aéreo y su capacidad de atacar espacios. Otra de sus cualidades es la potencia a la hora de desbordar, también puede servir de apoyo o de ruptura para arrastrar defensores y generar espacios.

En el partido frente a los nazaríes compartió dupla junto a Guardiola, ambos se beneficiaron de sus cualidades, ya que el brasileño juega mejor incluso con un apoyo y se les vio cómodos en el terreno de juego. Sin embargo, ilusiona la pareja Marcos André- Weissman, dos jugadores con mucho gol que pueden dar muchas alegrías al equipo Vallisoletano.

A pesar de su buena adaptación en la Primera División, la carrera del ariete blanquivioleta no ha hecho más que empezar. Deberá madurar y coger experiencia en la categoría, tiene habilidades para ser importante, pero dependerá de su trabajo y progresión en el campo. Ganas y hambre goleadora no le faltan, tanto es así, que, tras los rumores sobre su posible venta en el mercado de invierno, su director deportivo, Miguel Ángel Gómez, lo ha calificado como “intransferible”. No obstante, tiene la oportunidad de consolidarse en el Real Valladolid y quién sabe, igual puede llegar a su sueño de poder disputar la Champions. Lo que es cierto a día de hoy, ha regalado esos goles que tanto echaban en falta los seguidores Pucelanos.

VAVEL Logo