El RC Celta suma más de 5.000 carnés tramitados en una campaña de abonados un tanto polémica
Aficionados del RC Celta animando al equipo desde la grada / Foto: rccelta.es

Año tras año, la campaña de abonados del RC Celta llega a Vigo con un lema que emociona a todo el celtismo y les ilusiona de cara a lo que está por venir. Este año el club ha sacado una campaña que ha estado en el foco de la polémica y que aún continúa en él. Las críticas se acumulan y los aficionados consideran que esta campaña carece de ética y que el club nunca la debería haber sacado en una situación como la actual.

No obstante, a pesar de todas las críticas, el RC Celta suma ya 5.000 carnés tramitados en las tres primeras semanas. A diferencia de los aficionados, el conjunto olívico considera que su campaña ofrece unas condiciones ventajosas en comparación con el resto de equipos y algunas de ellas son las siguientes: "Acceso a la compra de entradas para aquellos partidos que se puedan disputar en Abanca Balaídos con aforo limitado. Además, podrán acudir a los partidos del filial en Barreiro de forma gratuita siempre que las autoridades sanitarias permitan público en las gradas. El abono ofrece también acceso a contenidos exclusivos en la nueva web oficial y a una zona privada de la tienda online oficial, con descuentos de hasta el 30% en packs de productos oficiales".

Sin embargo, estas ventajas no acaban de convencer a los aficionados, que consideran que las renovaciones se llevan a cabo bajo la amenaza de perder el asiento y la antigüedad. De hecho, un gran número de peñas acordaron entre ellas aconsejar a sus socios que si van a renovar lo hagan en los últimos días, a poder ser el 31, para, de esta manera, darle un pequeño susto a la entidad celeste por las formas y el momento en que se sacó la campaña.

"El Celta está jugando con los sentimientos del aficionado mediante una política de gestión económica a través del miedo y las amenazas"

El aficionado del conjunto olívico, Brais Álvarez, considera que "la campaña de abonados del Celta, y la de los demás equipos de LaLiga que la hacen, no tienen ningún sentido", puesto que "renovar no te asegura la entrada a Balaídos esta temporada, ya que la situación atípica que estamos viviendo no depende del Celta ni del abonado".

El joven aficionado no entiende por qué para ir a los partidos "tendrás que comprar a parte la entrada, ya que podría decirse un abonado ya paga las entradas en el importe de la renovación". Considera, además, que las ventajas a los socios son pésimas e invita al club a la reflexión acerca del número de carnés tramitados: "Únicamente llevan 5.000 renovaciones en tres semanas, cuando la media de las últimas 10 temporadas supera los 20.000 socios por año".

"Es una vergüenza que un equipo como el Celta que tiene superávit le pida dinero a sus aficionados en una situación como la actual"

Otro aficionado celeste, Borja García, considera que "no tiene sentido sacar la campaña en la situación actual, ya que no hay ninguna garantía de que los aficionados puedan volver a los estadios o de que, al final de temporada, si no hay fútbol presencial te devuelvan el dinero". La solución que él hubiera puesto en marcha sería "esperar a que se certificase cien por cien la vuelta del fútbol presencial, con público en las gradas, y ahí ya tendría sentido la campaña de abonados".

VAVEL Logo