La Real desde otro enfoque: el efecto David Silva
El mediocentro de Arguineguín posa el día de su presentación. Vía: Real Sociedad en Twitter. 

No es común que un equipo que juega Europa League tenga la oportunidad de incorporar a un campeón mundial. La Real Sociedad estuvo más rápida que nadie cuando se hizo con los servicios del canario ex del Manchester City. Cuando parecía que su fichaje por la Lazio estaba prácticamente hecho, apareció la figura de Roberto Olabe y la de todo su grupo de trabajo. En un abrir y cerrar de ojos, el mago de Arguineguín estaba cogiendo un vuelo sin escala directo a San Sebastián. Los italianos no se lo tomaron muy bien y optaron por descargar toda su ira contra el mediocampista, pero también contra la Real, especialmente en sus redes sociales. David aterrizó en el conjunto txuriurdin para llenar el vacío dejado por Martin Ødegaard, quien solo completó uno de los dos años de cesión acordados en Donostia. A continuación, analizaremos cuanto de importante es David en el mediocampo realista.

  • Buenos resultados  en liga hasta su lesión

El 20 de septiembre del año pasado, David debutó vestido de txuriurdin en el Santiago Bernabéu. Desde ese día, ocho partidos de liga consecutivos en los que el canario jugó de titular. Siete victorias y una sola derrota, en las que Silva repartió dos pases de gol y marcó su primer tanto como txuriurdin. Un comienzo de liga de ensueño, que empezó a decaer en el momento en el que David cae lesionado, después del encuentro de liga disputado en Cádiz. Empezando desde el partido contra el Villareal, nueve partidos ligueros de los que el de Arguineguín solo disputa dos, en los que la Real cae derrotada en cuatro ocasiones. Otros cuatro de dichos encuentros acaban en empate y solo logra llevarse los tres puntos en una ocasión. Siete puntos de veintiuno posibles, que empañan el comienzo meteórico del conjunto de Imanol Alguacil.

Algo parecido ocurría en la Europa League, donde la Real sufrió de lo lindo para pasar de la fase de grupos, en el que se denominó el "grupo de la muerte". Con el canario, la escuadra realista obtuvo dos victorias y una solitaria derrota. Desde que Silva cayó lesionado, sin embargo, tres empates en tres partidos, que casi dejan a la Real a las puertas de los dieciseisavos de final. David disputó uno de esos tres enfrentamientos, el que enfrentaba a la Real Sociedad al Rijeka croata. En ese partido, Silva salió de titular, pero tuvo que ser sustituido en el minuto 68 debido a que seguía arrastrando algunas molestias.

  • La disposición táctica de Silva en la Real

En su etapa "citizen", podemos distinguir dos épocas claramente marcadas por la posición y el desempeño del canario bajo las ordenes de Mancini y después de Guardiola. Bajo las ordenes de Roberto Manzini, David era ese tipo de jugador que hacía jugar a los demás, entrando a jugar desde una posición abierta y filtrando balones entre líneas. Guardiola abandonó Barcelona para aterrizar en Manchester y hacerse cargo del conjunto ciudadano. Allí coincidió con Silva, a quién Guardiola supo recolocar en una posición que se podría denominar como "falso 8", posicionándose de interior izquierdo y siendo un jugador mucho más llegador.

A las ordenes de Imanol, Silva ha variado su posición entre la de 8 y de 10, que nos recuerda a su época en el Valencia donde acostumbraba a situarse en esta última posición de 10. Esto se debe a que Alguacil suele variar la alineación entre el 4-3-3 y el 4-2-3-1, siendo Silva habitualmente el jugador más adelantado de la línea medular de tres hombres. Pero lo que de verdad está caracterizando al canario en la Real, es la libertad que le otorga Imanol para moverse dentro de la cancha, libertad de la que no disponía en Inglaterra, donde Guardiola le pedía que jugara escorado al lado izquierdo.

No hay ninguna duda de que los atacantes de la Real que les gusta correr al espacio, son los que más se benefician del juego de Silva. Un claro ejemplo de ello es Alexander Isak. El ariete sueco de tan solo 21 años ya se ha beneficiado de la calidad del "chino" Silva en varias ocasiones. Una de ellas fue en el partido que le ganó la Real por tres a cero al Real Betis en el Benito Villamarín, donde Silva filtró un excelente balón al espacio para Isak, al que Bartra acabó derribando y provocando un penalti que acabaría transformando Mikel Oyarzabal.

En unas declaraciones que hizo el canario, admitió que ha cogido algunos malos hábitos en Inglaterra, donde el juego duro y las protestas son menos castigadas que en España. Cuando era jugador del Manchester City, era considerado uno de los mejores jugadores haciendo faltas tácticas, que pocas veces solían acarrear sanción por parte del colegiado. Desde que ha vuelto a LaLiga, no obstante, ya no suele salir airoso de esas situaciones. En sus primeros ocho encuentros como jugador txuriurdin, recibió cuatro tarjetas amarillas, posicionándose como el tercero más sancionado del campeonato a esas alturas.

  • Qué se puede esperar de Silva?

No es fácil conseguir que un jugador de 34 años, campeón del mundo y que casi con total seguridad ya ha ganado todo lo que un jugador podría soñar, se sacrifique e involucre en el juego tanto como los más jóvenes. Pese a ello, David ha demostrado que mantiene el espíritu competitivo y ha liderado la presión en campo contrario desde que debutara vestido de blanquiazul. Silva sabe que a Imanol no le importa su pasado exitoso y que no le va a regalar minutos si no se esfuerza y sacrifica tanto como los demás.

Esa competitividad y garra se ve plasmada en ejemplos como el previamente mencionado de las tarjetas amarillas o su liderazgo en la presión de la Real. Dicho sacrificio provocó que Imanol hiciera unas declaraciones previas al enfrentamiento en Europa League entre la Real Sociedad y el Nápoles, que fueron malinterpretadas por los hinchas napolitanos y argentinos, donde bromeaba con que Maradona quizás no tendría cabida en el once titular txuriurdin, debido al gran esfuerzo que les exigía a sus jugadores, David Silva entre ellos, con y sin balón. 

Silva ya ha demostrado que es capaz de ser el líder de la Real Sociedad con y sin la pelota. El compromiso y la constancia del mago de Arguineguín será clave para que la Real haga una buena segunda vuelta en LaLiga y aspire a ganar títulos. Títulos como la Copa del Rey del año pasado, la de este año, o quien sabe... ¿quizás también la Europa League? Las esperanzas de volver a ganar títulos de la Real Sociedad, pasan por las botas de un jugador que está más que acostumbrado a hacerlo.

VAVEL Logo