A la
Real se le nublan las ideas en el Benito Villamarín
Martin Zubimendi es objeto de una falta / Vía: Real Sociedad

La Real Sociedad cayó eliminada en Copa del Rey por 1-3 frente al Betis. El conjunto txuriurdin llegó vivo hasta la prórroga, pero fue nuevamente remontado por el Betis en una noche nubosa marcada por la polémica expulsión de Asier Illarramendi.

Comenzó golpeando la Real

El partido comenzó con una gran intensidad en el Benito Villamarín. Ambos equipos querían hacer lo que mejor se les da, dominar la posesión de pelota, para a partir de ahí generar peligro mediante jugadas elaboradas. Sin embargo, el primer gol del partido llegaría al contraataque. Gorosabel penetró por banda derecha y puso un pase al hueco para Isak, que dejó pasar la pelota para la llegada de Oyarzabal, el de Eibar, remató el balón al primer toque y superó a Joel Robles con un disparo ajustado al palo derecho.

A partir del primer gol del partido la Real echó se echó un paso para atrás. Los de Imanol plantaron un bloque defensivo bajo y anularon completamente las opciones ofensivas del Betis, que intentaba penetrar en área rival mediante acciones de Canales y Lainez, los más activos del conjunto sevillano durante la primera mitad. La ocasión más clara para los béticos en la primera parte estuvo en las botas de Nabil Fekir, que estrelló en la barrera una falta directa al borde del área.

A la Real se le nubló el partido

A la salida de vestuarios una densa niebla se había instaurado a lo largo y ancho del Benito Villamarín, lo que a la postre acabaría siendo una perfecta metáfora para describir la desastrosa segunda mitad de los txuriurdin. Al minuto de la reanudación del partido, Mateu Lahoz expulsó por segunda amarilla a Illarramendi en una dudosa acción en la que el de Mutriku no llegó a tocar a un Sidnei que, tirando de veteranía, se dejó caer al suelo simulando la falta. El colegiado, probablemente influido por la intensa niebla, se equivocó de infractor, y en un principio mostró la cartulina amarilla a Mikel Merino, pero ayudado por el VAR, rectificó y terminó expulsando a Illarramendi.

En inferioridad numérica, los de Imanol echaron el cerrojo y se encerraron en su propia área para aguantar las envestidas del equipo rival. En el minuto 52 llegó la primera ocasión clara para los béticos. Remiro despejó mal un centro lateral y el balón cayó directamente a los pies de Lainez, que, con toda la portería para él, disparó raso justo donde estaba el portero txuriurdin, que esta vez sí consiguió blocar la pelota.

A punto estuvo de marcar el segundo la Real. En el minuto 63 Isak recogió una pelota en medio campo, realizó una carrera rápida acaparando defensas y cedió la pelota a la carrera de Portu, este, solo contra el portero, estrelló la pelota en el cuerpo de Robles. Después de esa jugada, Imanol sacó del terreno de juego a Isak y los txuriurdín jugaron el resto de la primera mitad sin delantero centro.

En el minuto 75 llegaría otra de las jugadas clave del partido, el delantero bético Sanabria vería la segunda amarilla después de golpear con la pierna el torso a Zubimendi cuando intentaba rematar un centro lateral. El Betis, lejos de dar el partido por perdido, se volcó en plenamente en ataque y, a penas dos minutos después de quedarse con 10, marcó el gol del empate con un gol de Canales. El ex de la Real recibió un balón al borde del área, realizó un control orientado y golpeó fuerte el balón para meterlo cerca del palo izquierdo de Remiro.

Los de Imanol, sin una clara referencia ofensiva no pudieron recomponerse y estuvieron el resto de la segunda mitad a merced de un Betis dirigido por Canales y Joaquín. A punto estuvieron los béticos de sentenciar la eliminatoria, primero con un remate de William Carvalho que salva Remiro y después con otro de Joaquín que remata afuera un centro preciso de Canales cuando solo tenía que direccionar la pelota hacia la portería.

Debut de Carlos Fernández

Al comienzo de la prórroga debutó con la camiseta txuriurdin Carlos Fernández. El jugador sevillano no participó demasiado, pero siempre que entró en contacto con balón lo hizo con gran criterio y demostrando el gran nivel que posee. La Real, liderada por un Januzaj escoltado por Carlos Fernández, se volcó en ataque y fue a por el partido. Nada más comenzar la primera mitad de la prórroga, los txuriurdin tuvieron una doble ocasión para decantar el marcador, primero con un disparo cruzado de Barrenetxea y después con un golpeo potente de Januzaj, pero ambos disparos fueron repelidos por un atento Joel Robles.

Sin embargo, el Betis fue el que consiguió adelantarse en el tablero. Zubimendi, que se había tenido que ubicar de central por el cambio de Aritz, falló a la hora de cortar un pase largo a la espalda, Borja Iglesias aprovechó el error, controló el balón en el área y batió a Remiro con un disparo colocado.

En la segunda parte de la prórroga Iglesias volvió a batir la portería de Remiro, esta vez con un remate de cabeza potente después de una falta lateral. Las esperanzas de los txuriurdin acabarían esfumándose después de un gol anulado a Januzaj en el 116. Finalmente, a la Real se le nubló el partido en el Benito Villamarín en un encuentro marcado por la polémica actuación de Mateu Lahoz.

VAVEL Logo