El Sevilla supera al Valencia y la eliminatoria con creces
Jordan superando Koindredi / @SevillaFC (Twitter)

El Sevilla ha ganado en el Sánchez-Pizjuán con un 3-0 al Valencia, con goles de Luuk de Jong e Iván Rakitic. Un partido de Copa diferente a los tres anteriores, debido al rival al que se enfrentaba. Por esa razón, Lopetegui no quería sorpresas y ha sacado un once titular con siete jugadores habituales, algo que no había hecho en rondas anteriores, pues solían ser tres. A diferencia del Sevilla, el Valencia sí que dejaba en el banquillo varios jugadores que suelen jugar más minutos. Esa mentalidad tan dispar entre los dos técnicos se ha notado en el partido, pues el Sevilla ha sido superior al rival. Javi Gracia y sus jugadores lo han pasado mal en un partido que el Sevilla ha salido con todo

Durante el primer tiempo, el conjunto local no dejó a penas jugar al Valencia. La presión de los de Lopetegui obligaba a los de Gracia realizar pases largos, pero acababan perdiendo la pelota mayoritariamente. En cambio, los ataques del Sevilla eran más largos y con más movimiento de la pelota. Muchos de estos acababan en centros laterales. Uno de los goles llegó gracias a una gran combinación de balón. La presión del Valencia no impidió llegar a portería rival, y Munir acabó metiendo un pase al segundo palo, donde en lugar de tirar, Suso decidió dársela a de Jong. En el segundo tiempo, el Sevilla ha seguido siendo superior, pero el Valencia ha tenido más pelota y ha podido jugar más en campo contrario. 

 
 

El resultado fue merecido, pues el Sevilla llegó en numerosas ocasiones a la portería rival. Los de Lopetegui llegaron a disparar un total de 15 veces, seis a puerta, frente a nueve disparos, cuatro de ellos entre los tres palos, del Valencia. A pesar de ello, Bounou tuvo más protagonismo que Cristian Rivero, ya que el Sevilla estuvo más acertado de cara a portería y el marroquí no permitió al conjunto ché a marcar ningún gol. 

Gran partido del delantero neerlandés que parece que también quiere la titularidad. En uno de los mejores momentos de En-Nesyri, De Jong mete dos goles en un partido para demostrar que sigue ahí y mantener la presión en la delantera sevillista. 

VAVEL Logo