Lluís Cortes: "El peor enemigo somos nosotras mismas"
Lluís Cortés hablando ante la prensa / FOTO: Noelia Déniz - VAVEL

La hegemonía del cuadro azulgrana en la competición doméstica, donde encadena 16 victorias en 16 encuentros, busca extenderse con la consecución de la que sería su séptimo título copero. En la final espera el Logroño con La Rosaleda como escenario de un duelo de altos vuelos donde el favoritismo del Barça Femení ha marcado la previa del encuentro. "Ser favorito es lo que implica estar en el Barça, es una responsabilidad muy grande. Antes de cada partido la gente casi nos obliga a ganar y a marcar muchos goles. Pero hay que darle valor a cada partido y demostrar que este equipo quiere y está preparado para ganar títulos. La dinámica de la Liga la debemos refrendar en un partido en el que hay un titulo en juego”, remarcó el entrenador catalán.

Con los pies en el suelo

Desde la ciudad andaluza y junto a sus jugadoras Vicky Losada y Patri Guijarro, el técnico trató de rebajar las pretensiones fijadas sobre ellas: "Todos somos conscientes de lo que hay en juego y lo difícil que será el partido. Es una oportunidad única de seguir creciendo como equipo", señaló. Además, Lluís destacó la experiencia que poseen sus futbolistas en grandes citas para afrontar con la concentración suficiente el encuentro: "Una final es una final, es cierto que trabajamos con las jugadores a nivel emocional de que el peor enemigo que podemos tener somos nosotras. Hemos jugado muchos partidos de este tipo, estamos experimentados y sabemos lo que hay en juego y lo difícil que será la final. Aunque parezca un tópico, nadie se va a relajar, estoy convencido", sentenció.

Confianza en el juego

Con aquella derrota en la Supercopa aún en la retina, donde la tanda de penaltis impidió a las azulgranas luchar por el título, el técnico afirmó que firmaría repetir un partido de similares características: "Mi equipo siempre sale a ganar, nunca salgo a empatar o perder de pocos goles. Aquel partido ante el Atlético, de haberlo jugado 20 veces, hubiéramos ganado 19, pero perdimos. Si se reproduce ese mismo escenario, de generar tantas ocasiones nosotros y ellas una o dos, nos irá bien, aunque no es fácil crear ocasiones al Logroño," pronosticó. 

Con la polémica en torno a la no utilización del VAR en la competición, Lluís recalcó la dificultad que encarna el arbitraje: "Arbitrar es muy difícil y por eso hay que agradecer su trabajo. El tema del VAR es complejo, ver lo cuesta, la viabilidad de ponerlo... Ojalá se aplique el VAR en un futuro, pero no solo aquí, también en Segunda B o Tercera. Sabemos que no habrá y jugaremos con esa circunstancia".

 

Finalmente, se mostró esperanzado a la hora de contar con Mariona Caldentey para disputar la final tras las molestias que sufrió en el partido contra el Betis en su tobillo derecho: "La veo bien y la idea es que esté disponible para jugar." Sin embargo, en la enfermería permanecerán Cata Coll, Laia Codina y Ana Maria Crnogorcevic.

VAVEL Logo