Análisis post: Piqué, comandante de la remontada

Durante toda la semana ha habido un ambiente de remontada en la ciudad condal. Finalmente, las sensaciones de los aficionados cules se han verificado, el FC Barcelona le ha dado la vuelta al partido. Tras una ida donde el Sevilla jugó uno de sus mejores partidos en toda la temporada, no ha podido superar en ningún momento a los de Koeman, hasta tal punto de acabar eliminados, todo y tener una ventaja de dos tantos. Los autores de los tres goles del Barça han sido: Dembélé en el inicio del partido, Piqué en el 93' in extremis y Braithwaite ja en el principio de la prórroga. El rival en la final se sabrá cuando haya finalizado la segunda semifinal, Levante-Athletic.

  • Koeman ha dado con la tecla

El técnico neerlandés repetía la formación que propuso en la última jornada de competición liguera, que casualmente también fue contra el conjunto de Nervión. En el terreno de juego, desde inicio, han salido los mismo 11 jugadores que fueron titulares en el Sánchez Pizjuán. Los "blaugranas" han mantenido la misma alineación e idea de juego que la del pasado sábado, la sorpresa ha sido la no entrada de Griezmann entre los titulares, el francés se ha pasado el inicio del partido de pie en la grada observando sus compañeros. Desde un primer momento, el equipo ha querido tener controlada la posesión del balón. Sin embargo, la prevista presión alta del rival ha propiciado un juego más directo que ha resultado ser muy efectivo.

En el centro del campo se ha podido ver tres alturas posicionales completamente distintas. Sergio Busquets y Pedri han mentido su sitio en el mediocampo, formando a veces un doble pivote, en cambio, Frenkie De Jong ha tenido mucha libertad de movimientos, todos ellos cerca de los dos puntas. Messi y Ousmane han compartido dupla de ataque, una estrategia que Ronald probablemente utilice más, debido a la falta de ese perfil de delantero centro velocista que falta en la plantilla. Dembélé ha recibido la recompensa a la insistencia, ya que como dice el dicho: "a la tercera va la vencida". El extremo francés ha marcado un golazo en el minuto 12 de partido que ponía al Barça cada vez más cerca de su objetivo. 

El duelo que se ha repetido más veces a lo largo del partido ha sido el de laterales entre Dest y Acuña. Desafortunadamente para el FC Barcelona, en la mayoría de ocasiones el argentino ha salido ganador, aunque hemos podido ver a Sergiño con mucha más valentía y confianza, haciéndonos ver "flashbacks" de su etapa en el Ajax. Por otro lado, Mingueza ha realizado uno de los mejores encuentros desde que debutó con el primer equipo. El canterano ha estado atento en todo momento y, a veces, ha avanzado con decisión hacia delante. Sin embargo, su actuación se ha visto manchada con el penalti sobre Ocampos, aunque, por suerte suya, su compañero Ter Stegen lo ha parado y no ha influenciado en el marcador.

Riqui Puig vuelve a estar, una vez más, en el banquillo 

En cuanto a los cambios, Koeman ha demostrado una vez más que prefiere al joven Ilaix Moriba antes que a Riqui Puig. El de Matadepera ha salido a calentar sin éxito, ya que no ha ingresado en el terreno de juego. Probablemente se deba a que Ilaix abarque mucho más campo, una cualidad totalmente necesaria en el partido contra el Servilla.  El esfuerzo físico colectivo demostrado ha empezado a mostrar efectos de cansancio en el ecuador de la segunda mitad. Toda esta actitud y ganas transformada en kilómetros, se ha visto recompensada con un testarazo de Gerard Piqué a falta de un minuto para el final, ya en el añadido.

El danés, Martin Braithwaite ha sido el encargado de finalizar la remontada poniendo el 3-0 en el marcador con un remate en plancha que ha pasado entre las piernas de Vaclik. En los 25 minutos restantes, el partido ha cogido un rol de idas y venidas que no afavorecía al Barça. En una de esas acciones, Gerard Piqué ha recaído de su lesión y veremos cual es el resultado de la pruebas. Pero finalmente, tras mucho sufrimiento han logrado pasar a la final.

  • La idea del Sevilla FC no ha funcionado

Ambos clubes han salido al césped, con el mismo planteamiento que en el anterior partido, los rojiblancos por su parte, han empezado con una fuerte presión arriba. En cambio, a diferencia del Barça, Lopetegui ha realizado seis sustituciones respeto al último encuentro liguero. El más significante ha sido incluir tanto a De Jong como En-Nesiry en el once, con el motivo de aprovechar la velocidad a la espalda del marroquí. Sin embargo, esta primera idea no ha funcionado, y Julen, un entrenador que interviene mucho en el equipo, ha decidido realizar cambios. En-Nesiry ha pasado a ser un punta solitario, y la posición de Luuk de Jong la ha atrasado hasta la mediapunta, como consecuencia, Óliver Torres ha pasado a la banda izquierda.

No ha sido el mejor partido de los sevillistas, quienes han tenido que cambiar el planteamiento rápidamente debido a la situación del partido. Esa defensa adelantada que siempre propone el Sevilla FC, ha ido cerrándose y reculando cada vez más, hasta el punto de llegar, a veces, a una zaga de siete. Además, cuando el equipo recuperaba no era capaces de conectar con su delantero referencia. La mala dinámica del equipo ha continuado hasta en la única ocasión que han podido disfrutar. El penalti provocado por Ocampos, que ha vuelto al césped por primera vez desde su lesión, ha sido aturado por el guardameta alemán, Ter Stegen.

Luuk De Jong ha sido sancionado por quejas al árbitro

Finalmente, la impotencia ha pasado factura a la plantilla rojiblanca. Luuk De Jong, una vez ya destituido, y el brasileño Fernando, han sido expulsados del partido. La expulsión del mediocentro defensivo ha supuesto que los culés fueran uno más durante los 30 minutos de la prórroga.

  • La vuelta en números

La superioridad "blaugrana" también ha quedado reflectada en las estadísticas. Los culés han logrado 68% de posesión, además de lanzar 8 córneres más (9), y realizar 12 disparos más. En cambio, el Sevilla ha ganado en el aspecto defensivo, cometiendo 22 faltas y Vaclik aturando 6 balones. Todo y no ser una de las mejores marcas del Barça, los de Koeman han hecho un total de 827 pases buenos, y 99 erróneos. El Sevilla CF, ha logrado pasar de los 300, todo y no tener la pelota durante la gran parte del tiempo.

VAVEL Logo