Benfica vs FC Barcelona (3-0): Sin rumbo
Sergio Busquets en el duelo ante el Benfica. | Foto: FC Barcelona

Benfica y Barça se veían las caras en la segunda jornada de la fase de grupos de la Uefa Champions League. Ambos conjuntos llegaban al duelo con la intención de llevarse los tres puntos, ya que, ni los lusos ni el equipo de Ronald Koeman pudieron hacerse en la jornada inaugural con los tres puntos. 

El FC Barcelona perdió en su encuentro correspondiente a la primera jornada ante el Bayern de Múnich por 0-3 en el Camp Nou. El conjunto culé quería revertir la situación y conseguir una importante victoria en un estadio siempre complicado como lo es el Estádio da Luz. Hay que destacar que el Barça aterrizaba en Portugal con la gran noticia de la recuperación de Ansu Fati. El 10 culé tuvo tiempo de anotar un gol en los 10 minutos que estuvo sobre el tapete del Camp Nou en el encuentro ante el Levante (3-0). 

En frente se encontraba el Benfica, a priori uno de los rivales más fuertes, junto con el Bayern, del grupo E, en el que se encuentra el Barça. El equipo dirigido por Jorge Jesus no pudo pasar del empate a 0 ante el Dynamo de Kyev, en su debut en la competición europea por excelencia, por lo que el combinado lisboeta quería hacer valer su condición de local para sacar algo positivo del choque. 

Koeman opta por 5 defensas

El Barça empezó el encuentro con un once confeccionado por Ronald Koeman un tanto cuestionado, por la inclusión de 5 defensores (2 carrileros) y la no alineación de Gavi y Nico, dos grandes noticias en el anterior encuentro ante el Levante. Por otro lado Pedri volvió al once inicial tras dos semanas lesionado. El Benfica por su parte salió con toda la artillería en el Estádio da Luz.

El duelo dio inicio con un Benfica extra motivado, sintiendo desde el minuto 0 el aliento de su afición que animaba a su equipo sin cesar. Con el impulso inicial llegó el primer gol del duelo, Darwin Núñez con una gran acción individual se fue de Eric García con facilidad y definió la perfección ante Ter Stegen. Se le complicaba el encuentro al Barça en el minuto 2, que veía como la zaga no podía sostener las internadas del equipo luso. 

Primer zarpazo del Benfica

Presionaba el Benfica muy arriba al Barça, dificultando la salida de balón de los azulgranas. Frenó con posesiones el combinado culé los contragolpes endemoniados del conjunto de Jorge Jesus, muy pendiente de los errores del combinado culé. Consiguió revertir la situación poco a poco el FC Barcelona y a punto estuvo de conseguir el empate en una ocasión muy clara que, incomprensiblemente, Luuk De Jong no consiguió convertir con todo a favor. 

Con el Benfica consciente del peligro que podía acarrear el Barça si conseguía salir de la presión, intentó arrebatarle el balón al equipo culé. A pesar de ello, los jugadores del equipo lisboeta optaron por seguir con el guion de juego basado en los contraataques viendo como el FC Barcelona no se despegaba del balón. Entre las dudas del conjunto culé por el marcador adverso se alzó Pedri, comandando al equipo en su afán por buscar el empate. De sus botas llegó otra gran ocasión para el Barça, con un gran disparo que  lamió la cepa del poste. 

Reacción del Barça

Seguía el Barça generando ocasiones de peligro, sin embargo no conseguía concretar el equipo de Koeman, Memphis Depay no consiguió abrirse hueco ante la zaga del Benfica y su disparo salió mordido en una de las mejores ocasiones para el conjunto culé. El partido llegaba a la recta final de la primera mitad con el mismo guion, el Barça dominando y creando ocasiones de peligro, pero el Benfica aprovechando cualquier error de los azulgranas para generar peligro.

En el minuto 30 de partido se produjo una de las decisiones más sorprendentes del encuentro, Ronald Koeman decidió retirar a Gerard Piqué del campo para dar entrada a Gavi. El sitio del 3 azulgrana lo ocupó De Jong, pasando Gavi a jugar en la posición del holandés. Transcurrían los minutos y el Barça no conseguía volver a crear ocasiones de peligro, mientras el Benfica priorizó centrarse en defender. 

La primera mitad tocó a su fin con 1-0 favorable al Benfica, con un Barça que fue de menos a más, pero que acabó de nuevo con dudas al no conseguir generar excesivas ocasiones de peligro. Con este resultado el equipo culé se complicaba y de que manera su andadura en la Uefa Champions League, mientras el Benfica se situaba con 4 puntos en su casillero por el momento.

La pesadilla solo ha comenzado

La segunda mitad arrancó con el Benfica de nuevo hiperactivo, presionando muy arriba al combinado culé y creando peligro en los primeros compases. Se salvó y de que manera el Barça a causa del buen arranque del Benfica, que consiguió plantarse en tres cuartos de campo contrario y, ante una mala salida de Ter Stegen, Darwin Núñez envió el balón al palo. 

Necesitaba el Barça sangre fresca en el terreno de juego, mientras en el banquillo esperaban su turno Ansu Fati y Coutinho, dos jugadores llamados a cambiarle la cara al encuentro. Respondió el Barça a los zarpazos del Benfica con un buen remate de Araujo en la salida de una falta lateral que se marchó cerca de la portería del equipo luso. 

Echaba de menos el FC Barcelona a De Jong en la medular del equipo culé, retrasado desde la primera media hora de partido hacia la línea de centrales tras la sustitución de Piqué. Llegando al minuto 70 de partido el Barça introdujo sobre el verde a la joya de la cantera, Ansu Fati. El 10 culé ingresaba en el terreno de juego con la intención de darle un vuelco a la situación del Barça. 

Debacle 2.0 en Lisboa

El crack azulgrana entró acompañado de Coutinho y Nico, mientras Busquets, Pedri y Luuk De Jong se retiraban. Casi paralelamente al triple cambio azulgrana el Benfica consiguió anotar el 2-0 en el encuentro. Rafa Silva consiguió el tanto a placer tras rematar sin oposición tras un rechace de Ter Stegen. Pesadilla la que estaba viviendo el Barça en Lisboa ante el Benfica, el equipo dirigido por Jorge Jesus llegaba ante a todos los duelos y seguía creando peligro sin cesar. 

No acabó la diversión del Benfica a costa del Barça, aún tuvo tiempo el equipo portugués de anotar un tercer tanto desde los once metros, tras unas manos muy claras de Dest en el área. Darwin Núñez fue el autor del gol consiguiendo un doblete, que acabó por sentenciar al Barça del partido y quien sabe si de la Uefa Champions League

El final del duelo fue una auténtica tortura para el combinado culé, que vio como el Benfica conseguía llegar antes absolutamente a todos los duelos y no hacía aguas en defensa, aguantando con facilidad pasmosa el 3-0 en el luminoso. Con esta derrota el Barça sigue con 0 puntos en el casillero ocupando el último puesto del grupo E en Champions, mientras el Benfica suma 4 puntos, el Bayern de Múnich 6 y el Dynamo de Kyev sigue con uno.

VAVEL Logo