Análisis del Rival: Un Elche obligado a sumar
@elchecf

El Real Madrid se verá las caras contra el Elche en la jornada número 12. El equipo ilicitano lleva un punto sumado en los últimos tres encuentros, y pese a que su situación por el momento es algo más desahogada, en la posición decimoquinta, está obligado a sumar para mantenerse en los puestos que certifiquen su permanencia.

Un mercado de ensueño

No es casualidad que el Elche haya comenzado esta temporada mejor que la pasada, y es que desde los despachos se han hecho muy bien las cosas este verano, reforzando prácticamente todas las posiciones y atando a jugadores que se podían marchar. Una destacada incorporación vino en la portería, y es que tras la marcha de Gazzaniga y el vacío que Escribá le hace a Edgar Badía, Kiko Casilla arribó a tierras alicantinas para ser el portero titular.

La defensa era un tema bastante candente, que desde la directiva se han propuesto encauzar, con los fichajes del internacional chileno Enzo Roco y del descendido con el Eibar, Pedro Bigas, un buen central y un jugador muy polivalente que puede ocupar tanto el eje de la defensa como el lateral. Barragán y Mojica también fueros dos novedades, a pesar de jugar la temporada pasada, volvieron a conseguir tenerlos entre sus filas, renovando al primero y consiguiendo la compra definitiva del ex del Girona.

Twitter: Elche Club de Futbol oficial
Twitter: Elche Club de Futbol oficial       

En el centro del campo, como si con jugadores como Fidel o Raúl Guti no fuera suficiente, incorporaron a Omar Mascarell y Gerard Gumbau, pero la sorpresa saltó en los últimos días de mercado, cuando Javier Pastore finalmente recaló en el club tras su paso por la Roma. El argentino se encuentra lejos de su mejor estado de forma, pero puede ser muy importante si consigue recobrar algo del fútbol que todavía atesoran sus botas.

La mayor revolución tuvo lugar en la delantera, donde el fichaje de Darío Benedetto cayó como una bomba de alegría entre los aficionados del Elche, que vieron como el internacional argentino recalaba en forma de cesión. A todo esto se sumó un nombre que lleva varios meses siendo el culebrón de LaLiga, y que tras ser cortado por el Alavés acabó en uno de sus máximos competidores por evitar el descenso: Lucas Pérez. Ambos fichajes se han adaptado estupendamente, y lo que es más importante, parecen entenderse con la gran estrella del equipo, un Lucas Boyé, que tras perderse algunos encuentros por lesión, encadenó dos jornadas seguidas anotando, a pesar de no ser un gran goleador.

Lucas Boyé

Es precisamente este jugador el más importante de la plantilla. Puede sorprender a quien no lo haya visto jugar, pues para ser el delantero intocable de todos los entrenadores que se han sentado en el banquillo verdiblanco, sus números goleadores son muy escasos. Anotó apenas siete goles la temporada pasada, y esta, pese a la pequeña racha que encadenó, solo lleva dos tantos.

Twitter: Elche Club de Futbol oficial
Twitter: Elche Club de Futbol oficial      

Todo cambia cuando salta al terreno de juego, y demuestra por qué debe jugar todos los minutos que esté disponible. Es un jugador ágil, pero esta no es su mayor virtud, pues si por algo destaca es por el oxígeno que es capaz de dar al equipo, a quien le cuesta sacar el balón y recurre a pelotazos para saltar la presión. Ahí aparece Lucas Boyé para recepcionar el esférico y buscar al compañero mejor posicionado. Esto no solo da segundas oportunidades al equipo, sino que se puede asegurar que le da la vida. Es un jugador muy inteligente, que siempre mira por los compañeros y que se entiende a la perfección tanto con Lucas Pérez como con Benedetto, ambos con otros dos goles.

Mojica

Otro que ha empezado la temporada de una forma espectacular es Johan Mojica. El colombiano, que ya jugó cedido la mitad de la temporada pasada, se ha destapado como un filón por esa banda izquierda. Algo vería el club en él, pues pagó algo más de dos millones para hacerse con sus servicios, decisión que ha terminado siendo muy acertada.

Bien es cierto que su nivel ha bajado desde el inicio de temporada, pero es que el 4-4-2 que ahora plantea Escribá no le beneficiaba tanto como el 3-5-2, donde podía desplegarse con una total libertad. Allí jugó sus mejores encuentros, y aunque ahora se suma al ataque siempre que puede, no encuentra tanta soltura en una banda que ya no le pertenece tanto, pero a la que sigue haciendo suya.

Posible once

Kiko Casilla; Mojica, Diego González, Enzo Roco, Verdú, Palacios; Fidel, Mascarell, Guti; Boyé, Benedetto.

Presenta muchas opciones el once de Fran Escribá, y es que ha conseguido formar un gran equipo, con varias piezas muy importantes, pero donde todos consiguen involucrarse y tener su importancia sobre el césped. No le pondrán las cosas fáciles al Real Madrid, pues prometen dar mucha guerra e intentar que el equipo visitante no salga con ningún punto del Martínez Velero, tarea ardua, pero que tienen medios suficientes para afrentarla.

VAVEL Logo