En el día de la constitución española, 12 de octubre, España disputaba un encuentro clave para la futura Eurocopa 2024. Y es que el partido frente a Escocia era vital para ganarlo, pues supondría encarrilar la clasificación a dicha competición que se disputará el año que viene. Frente a los españoles, una selección escocesa que ya le demostró en su tierra de lo que son capaces, llevándose en su día los hoy visitantes el triunfo. Por tanto, España buscó la revancha que tenía además un premio muy grande.

De menos a más y con gol anulado

Arrancaba la primera mitad y España quería hacerse con el partido desde el primero momento. Tanto es así que en apenas dos minutos tuvo la que posiblemente fue la más clara de los primeros 45 minutos. Un pase filtrado llegó a pies de un Ferrán que últimamente está sobresaliente, pero que en esta ocasión no fue capaz de transformar en el mano a mano contra el portero y la mandó fuera por el lado izquierdo de la portería. Pudo ponerse el equipo local por delante prácticamente nada más empezar. Así, parecía que el partido podía ser un dominio español claro, pero no fue así. Los de Luis de la Fuente empezaron a errar salidas de balón, que permitió a Escocia recuperar pelotas y crear jugadas de peligro, aunque ninguna con claridad. España intentó hacerse con las riendas pero la realidad era que en los primeros 16 minutos no estaban llegando por parte de ninguno de los dos equipos, lo que hizo que el encuentro fuese un tanto plano. 

Según avanzaban los minutos, España se hacía con la posesión cada vez más y encerraba a sus rivales en su área, lo que llevó a los españoles a tratar de hacer daño una y otra vez con centros al área buscando un rematador que nunca llegaba por la buena colocación de la defensa escocesa. A destacar en este aspecto a un incansable Balde, que fue de los mejores del partido y de los que más protagonismo tuvo recorriendo la banda izquierda, colgando balones e incluso recuperando otros que generaban ocasiones peligrosas de atauqe. En el lado contrario, Morata, el jugador firmó una primera mitad bastante floja, entrando en fuera de juego constantemente. De hecho, la que fue campeona mundial en 2010 logró anotar pasada la media hora a través del delantero del Atlético de Madrid, pero fue anulado por fuera de juego. Ya previamente estuvieron a punto de ponerse por delante, pero el palo derecho de la portería lo evitó rechazando el balón. El partido poco a poco fue de menos a más, aunque insuficiente para llevarse una victoria a vestuarios que diese confianza de cara a la segunda mitad.

España y Escocia, antes de empezar el partido | Foto: Selección Española
España y Escocia, antes de empezar el partido | Foto: Selección Española

Lo suficiente para la victoria

Volvían de vestuarios los jugadores de ambos equipos con todo por decidir aún en la segunda mitad. España quería la victoria y para ello metió al terreno el seleccionador a uno de los jugadores de moda, Bryan Zaragoza. Y no tardó en hacerse notar, pues casi nada más salir gozó de una ocasión que acabó por encima de la portería. La selección anfitriona salió con una marcha más, con algo más de intensidad en segundas jugadas y en centros realizados. Parecía que había inhibido a los escoceses. Sin embargo, una falta provocada por Carvajal, que estaba haciendo un partido muy discreto, acabó en amarilla para el defensa y en gol de los visitantes. Por suerte para los españoles, no subió al marcador, pues fue anulado por fuera de juego posicional.

<strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/futbol/2023/10/10/granada-cf/1158817-bryan-zaragoza-en-tiempos-del-futbol-de-academia.html' href='https://www.vavel.com/es/futbol/2023/10/10/granada-cf/1158817-bryan-zaragoza-en-tiempos-del-futbol-de-academia.html'>Bryan Zaragoza</a></strong> en el encuentro frente a Escocia | Foto: Selección Española
Bryan Zaragoza en el encuentro frente a Escocia | Foto: Selección Española

España sabía que necesitaba cambiar cosas e introdujo al único superviviente de aquel mundial de 2010, Jesús Navas, y a Sancet. Ambos claves de distinta manera para llevarse la victoria, pues el primero poco después de pisar el verde puso un centro de los que él sabe y le encanta poner para que Morata, acertado esta vez, anotase el primero del encuentro. El lateral sevillista se convierte además con esto en el asistente más veterano con la absoluta española, un dato que demuestra una vez más la gran leyenda que es Jesús Navas tanto en su club como en su país. 

El ambiente se animó aún más y con ello los jugadores españoles, que siguieron insistiendo y no se conformaban con el 1-0. Bien que hacían, pues tenían el goal average perdido con Escocia y necesitaba al menos otro gol para estar satisfechos. Así fue, y una recuperación de Gavi tras un descuido del lateral izquierdo escocés termina en los pies de un Sancet que la mandó al fondo de la red para ponerse dos por encima. Sentenció así el encuentro, algo que estuvo a punto de hacer también Joselu nada mas salir del banquillo pero que terminó sacando un defensa cuando ya no había portero.

La selección celebrando el segundo gol frente a Escocia | Foto: Selección española
La selección celebrando el segundo gol frente a Escocia | Foto: Selección española

Y así, España se llevaba un partido que, sin brillar, consiguió hacer suyo y que era muy importante. Quedó claro que hay figuras que aunque veteranas, son como el vino y mejoran con los años, como el caso de Jesús Navas y otras que vienen pisando fuerte como son Bryan Zaragoza o Balde. Una selección que gracias a la victoria de hoy, se consigue poner a tiro para la clasificación a la Eurocopa 2024, en la cual hay puestas muchas esperanzas. Hoy se demostró que, incluso en los partidos donde no eres excesivamente superior, se puede y se debe ganar. Noche feliz para los españoles, más cerca del objetivo.

VAVEL Logo