El mejor regalo por su 77 cumpleaños: el Albacete pone fin a su deuda con Hacienda

El grupo Skyline ha hecho efectivo el pago de 3,5 millones de euros que se le adeudaba al fisco español, requisito indispensable para la inscripción en Segunda División, regalándose así una inyección económica y moral para esta temporada que comienza.

El mejor regalo por su 77 cumpleaños: el Albacete pone fin a su deuda con Hacienda
Víctor Varela, nuevo consejero del Albacete recoge el trofeo de campeón de Segunda División B || Foto vía: Twitter Albacete Balompié @AlbaceteBPSAD

El uno de agosto de 1.940 nacía el Albacete Balompié, 77 años después y tras alguna que otra reanimación cuando estuvo al borde de la quiebra años atrás, el 31 de julio de 2.017 vuelve a renacer pues se ha pagado a Hacienda y la Seguridad Social una deuda histórica. Una deuda que ha causado auténticos quebraderos de cabeza y es que desde hace más de dos décadas el Alba arrastra deudas con el fisco español, llegando en los últimos años a una situación prácticamente insostenible cuando las deudas ahogaban prácticamente al club.

En los últimos 25 años el Alba no ha tenido ni mucho menos ni un minuto tranquilo en lo que a la parcela económica concierne. Curiosamente los problemas comienzan a florecer a la par que el club vive su época dorada, con ese primer ascenso en 1.991 que llevó, quizás por la euforia, a un gasto y endeudamiento innecesario para un club modesto que iría endeudándose progresivamente. Por aquel entonces, en 1.991 el Alba ya había empezado su endeudamiento particular cuando su deuda ya rebasaba los dos millones de euros. El Albacete de Zalazar y Catali cosechaba sus mejores resultados deportivamente con su séptima posición en liga en la 91/92, se llegaba a semifinales de Copa del Rey en la 94/95, años en los que la deuda era asequible siempre rondando los tres millones de euros.

Pero tras el descenso a la categoría de plata haría disparar la deuda, una deuda que ni con el posterior ascenso a primera se podría frenar. Fue creciendo paulatinamente alcanzando cifras que hacían presagiar un futuro complicado como en la temporada 2.004/2.005 cuando el montante de la deuda ascendía ya a los 15 millones de euros. A partir de entonces empezarían unos años en los que el Alba deambularía por la categoría de plata, siempre titubeando con el descenso y sin grandes aspiraciones. Estos años en los que el Alba no triunfaba en lo deportivo no ayudaban a lo económico a pesar de que la deuda, dentro de su magnitud, se mantenía estable durante esos años.

Todo se precipitaría en la campaña 2.010/2.011, una nefasta temporada que provocaría el descenso al pozo de la Segunda B. Comenzarían entonces los años más convulsos del club por excelencia de Castilla-La Mancha. Un club dejado a la deriva, malas gestiones administrativas, un carrusel de presidentes, la salida del fútbol profesional más de dos décadas después y la entrada del club en Concurso de Acreedores ahogaban al ‘Queso Mecánico’ que poco a poco se iba desengrasando y preocupando a sus aficionados. Fue entonces cuando más necesitado estaba el Alba, de una figura de referencia, de un salvador, apareció la familia Iniesta, para salvar al Albacete cuando más lo necesitaba, salvándolo de las manos de lo que para muchos era un estafador, Joaquín Echevarría, para ponerlo en manos de José Miguel Garrido. Culpable junto a la familia Iniesta de que el balón siga rodando 77 años después de su fundación en los pies de los jugadores blancos. Todos estos años convulsos, con más de una amenaza seria de desaparición, con una deuda a corto plazo con el fisco asfixiante, con una deuda a largo plazo considerable y que hasta hace nada, no sabíamos que iba a pasar con nuestro Alba.

Pues bien, todos estos quebraderos de cabeza, estas idas y venidas con el fisco, parecen estar superadas, la buena gestión de Garrido y la entrada de Skyline en el Albacete Balompié parecen haber traído la paz y prosperidad al Alba. Tras muchos años el Alba ha saldado su deuda con Hacienda. El Alba ya no tiene deuda con la seguridad social, sin duda una gran noticia y un gran regalo por su 77 cumpleaños. La etapa de Skyline en el Alba acaba de comenzar, y aunque la experiencia nos dice que debemos tener los pies en el suelo, pues con esto de los gestores tenemos una experiencia un tanto nefasta en diversos periodos de nuestra historia, hay motivos para creer. Para creer en este nuevo proyecto que acaba de comenzar de la mano de Skyline, un proyecto que si fructifica y el club cumple en lo deportivo y se mantiene en el fútbol profesional durante los próximos 2-3 años podría sanear plenamente el club.

Poco a poco el Alba va mejorando, la deuda con el fisco ya esta saldada, lo más complicado se ha conseguido, ahora quedan pequeños flecos comparados con este y sanear plenamente al club. La etapa de Skyline de la mano de Víctor Valera en el Albacete no ha hecho nada más que comenzar y de momento, con muy buen pie.