El Eurocelta hace historia

El Real Club Celta de Vigo pasa por primera vez en su historia a las semifinales de la Europa League tras empatar a unos  (1-1) contra el Genk en el Luminus Arena.

El Eurocelta hace historia
El celta celebra que están en semifinales. Foto: AFP
KRC Genk
1 1
Real Club Celta de Vigo
KRC Genk: Ryan; Castagne, Brabec (Dewaest, 81'), Colley, Uronen; Berge, Malinovskyi (Schrijvers, 72'), Pozuelo; Buffel (Böetius, 72'), Trossard y Samatta.
Real Club Celta de Vigo: Sergio; Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Jonny; Radoja, Tucu Hernández, Wass (Jozabed, 79'); Aspas, Sisto y Guidetti (Beauvue, 42') (Roncaglia, 90')
MARCADOR: 0-1: Pione Sisto (62') 1-1: Trossard (66')
ÁRBITRO: William Collum (Escocia). Mostró amarillas a Tucu Hernandez , a Jonny y a Hugo Mallo
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA VUELTA DE CUARTOS DE FINAL DE LA EUROPA LEAGUE, DISPUTADO EN EL LUMINUS ARENA

El Real Club Celta de Vigo ha hecho un gran partido, en el cual ha dominado durante toda la primera parte y el inicio de la segunda hasta que Pione Sisto marcó el primer gol, pero unos minutos mas tarde el Genk empataría con un gol de Trossard, y a partir de ahí, el dominio absoluto del balón y del partido hasta que acabó el encuentro fue del Genk.

Un buen inicio del Celta

En la primera parte el Celta se veía seguro de sí mismo, haciendo un buen partido y demostrando su poderío con el balón, aunque la primera ocasión fue para el Genk. Un cabezazo de Samatta que se va fuera por poco con un buen centro de Trossard. Esto ocurría en el minuto 5, pero el Celta tardaría poco en avisar de que también participaba en este partido. En el minuto 8 Cabral intentó sorprender con el balón con un remate que se fue fuera por poco. Mientras iba pasando el tiempo el Celta estaba mejorando y haciéndose con el esférico, pero en el minuto 16 hubo otra clara ocasión para el Celta: un disparo desde la frontal de Pione Sisto que se fue rozando el palo izquierdo de la portería de Ryan. 

En el minuto 38 el Genk tuvo una oportunidad para marcar. Un centro de Uronen que despejó en dos tiempos la zaga del Celta. En el minuto 41 volvió a atacar con un remate de Buffel que se le fue fuera. El Genk poco a poco iba controlando más el balón y estaba llegando a la portería de Sergio Álvarez poniéndolo a prueba. En el minuto 41 se produciría el primer cambio del partido. Sería un cambio del Celta. Se retiraría lesionado Guidetti y entraría Beauvue. En el minuto 45 Aspas tendría su oportunidad: un gran remate que se fue fuera por poco, pero poco más tarde la volvería a tener el Genk. Un centro de Buffel que se paseó por el área del Celta fue despejado por Hugo Mallo. Así acabaría la primera parte.

Hugo Mallo intenta robarle el balón a Trossard. Foto: EFE
Hugo Mallo intenta robarle el balón a Trossard. Foto: EFE

Segunda parte de buen fútbol

En la segunda parte es cuando llegarían los goles. Un golazo de Pione Sisto en el minuto 62 del partido adelantaba al Celta en el marcador, y se veía mas cerca de los cuartos de final de la Europa League. Pero poco le duró la alegría al Celta y a todos los celtistas, porque en el minuto 66 el Genk marcaba el gol de la igualada, obra de Trossard. A partir de ese momento el Celta intentaba hacerse con la posesión del balón, pero les era imposible, el Genk atacaba, robaba los balones, y el Celta no era capaz de proteger a Sergio.

En el minuto 71 hubo dos cambios del Genk, se retiró Buffel y entró Schrijvers y se retiró Malinovski y entró Böetius. Eran los peores momentos del Celta en el partido, el dominio y la posesión del balón eran para el Genk, y en el minuto 77 Böetius remató a portería y Sergio atrapó el balón, que no salía del campo del Celta. En el minuto 79 Berizzo hizo un cambio, se retiró Wass y entró en el terreno de juego Jozabed, para así intentar recuperar el dominio del partido y del balón y evitar que el Genk llegase tan fácilmente a portería.

En el minuto 81 el Genk hizo su último cambio, se retiró Brabec y entró en el terreno de juego Walsh. El dominio del Genk era total en el final del partido. En el 90 el Celta hizo su último cambio. Se retiró Beauvue y entró Roncaglia en el terreno de juego. Solo faltaban 5 minutos para que el Celta estuviera por primera vez en las semifinales de la Europa League. En estos últimos minutos de partido el Celta achacaba los balones, que eran totalmente del dominio del Genk, que se resistía a dejar de luchar y de buscar un segundo gol que les diera un poco de vida, pero se acabó el partido y el Celta estalló de felicidad, estaban en las semifinales de la Europa League. Ya habían hecho historia.


Share on Facebook