"Acciones Solidarias" para enseñar valores a los más pequeños

El RC Celta de Vigo y su Fundación se dedican a formar y a enseñar valores fundamentales a los niños que juegan en sus categorías inferiores y en sus escuelas de fútbol de todo el mundo. Una labor que les ha otorgado un prestigio a nivel internacional por su gran trabajo. La última propuesta, llamada "Acciones Solidarias" acerca a los jugadores del filial a las personas más desfavorecidas.

"Acciones Solidarias" para enseñar valores a los más pequeños
Jugadores del Infantil A en Campeche, México/ vía RC Celta

Desde la creación de las categorías inferiores, en 1989, el RC Celta de Vigo siempre ha tenido una especial dedicación y mimo al cuidado y la formación de los jóvenes valores de su cantera. Y con los proyectos desarrollados los últimos años por su Fundación no iba a pasar lo contrario. Con la apertura de campus en México, Perú y Rumanía, el Celta está llevando a cabo una labor social y educativa más allá de sus fronteras.

Muchas son las iniciativas que pone en marcha el club, pero la última de ellas ha destacado por encima de las hasta ahora realizadas. Con el lema “Acciones Solidarias”, todas las categorías inferiores del equipo organizaron actividades lúdicas, juegos tradicionales y partidos de fútbol con la intención de recaudar alimentos, juguetes y ayudar a los menos favorecidos.

La recaudación de alimentos, que irá destinada al Concello de Gondomar para su posterior reparto y la de juguetes, que irá destinada a los niños de Ayuvi, la Asociación de Ayuda a la Vida de Vigo, fue organizada por los jugadores del RC Celta Benjamín A, el Benjamín B y el Alevín B.

El Alevín A dedicó la jornada a visitar el Hogar Santa Isabel para entregar juguetes, ropa y alimentos en una campaña previa que ellos habían realizado. El Infantil B realizó una visita al Ponte Solidario, una Asociación de ayuda social en Ponteareas, en la que trabajan para acabar con las desigualdades, en la que entregaron alimentos y una  camiseta del club firmada por los jugadores.

El RC Celta Infantil A, que se encontraba en Campeche, México, localidad en donde el club tiene abierto una escuela, compartió entrenamientos, rondos y ratos de fútbol con un equipo local de un barrio marginado de la ciudad.

Los Cadetes, el A y el B, organizaron, al igual que las categorías de los más pequeños, una campaña de recogida de juguetes, y partidos con equipos femeninos y charlas en contra de la violencia de género.

Por último, el Juvenil B tuvo una jornada de convivencia con el grupo ACEESCA, la Asociación Comarcal de Educación Especial Santísimo Cristo del Amor, de Porriño, donde se planificó hacer un calendario conjunto de fotos para que puedan vender y obtener fondos y se desarrollaron diversas actividades lúdicas. Mientras que sus compañeros del Juvenil A organizaron un partido benéfico con gente de la propia Asociación ACEERCA.

Una iniciativa que enriquece a los jugadores de las categorías inferiores y que educa en unos valores necesarios en la sociedad actual y que, en muchos casos, se carecen de ellos pese a ser fundamentales. Como resultado han tenido una jornada en la que se potencian los valores que el club y la Fundación Celta de Vigo pretenden inculcarles a los jóvenes futbolistas célticos desde pequeños