Valencia - Levante, un derbi de los de antes

Hablar de derbi es hablar de fútbol en estado puro. Y ese es el tipo de partido que se vio en la capital del Turia.

Valencia - Levante, un derbi de los de antes
Ivi se intenta marchar de Montoya en el derbi anterior. Fuente: Levante UD

El derbi del Levante no es, posiblemente, uno de los derbis que más tirón pueda tener en el mundo del fútbol. Pero partidos como el de la noche del domingo lo pueden hacer. Un duelo que comenzó de forma frenética, con centros al área que llegaron o estuvieron poniendo a la defensa rival en problemas. Y así se llegó al derbi de vuelta en Mestalla ante el equipo granota. Con un resultado, 3-1 (Mina, Vietto y Parejo por parte local, con Postigo siendo el autor del tanto visitante), manchado por la polémica arbitral pero en el que se puede decir que se disfrutó. Y es que ambos conjuntos dieron todo de sí en los 90 minutos.

Las fichas colocadas en el tapete

El equipo local posicionaba un 4-4-2 con posibilidades de 4-5-1 dejando caer a Mina al flanco izquierdo. Una situación similar la que expuso Muñiz colocando a: Oier en la puerta; laterales abiertos para Luna y Coke, con una zaga defensiva muchas veces vista desde el once: Postigo y Róber Pier. Las mayores configuraciones se vieron en el centro del campo. Inicialmente estaba expuesto Lukic como pivote defensivo con Doukouré y Campaña; teniendo a los lados de extremos a Morales y a Ivi. Y como delantero el italiano Pazzini

Comienza el partido

Según comenzaba el partido se podía observar cómo en ataque los extremos se incorporaban al centro, dejando esos flancos a los laterales (Luna y Coke). De esta manera, podía verse en el centro un 1-2-2-1 (Lukic  siendo la conexión entre centro del campo y defensa, con los mencionados Doukouré y Campaña más adelantados; por delante Morales e Ivi, conectando con el delantero italiano en ataque).

En cambio en el momento de la defensa, se podría apreciar un 2-2-1  o incluso un 3-2 Con Lukic y Doukouré añadiéndose a zonas más defensivas Campaña formando ese tridente, con Morales e Ivi más adelantados pero haciendo una gran labor defensiva. El 'capi' Morales tenía libertad de movimiento, de forma que le podías ver en el flanco izquierdo o en el derecho en este comienzo de partido.

Cambios tácticos durante el partido

En ocasiones incluso,  Doukouré, y con Lukic como hombre más atrasado, él que veía como el '5' levantinista bajaba a ayudar de forma que sería un doble pivote defensivo. Campaña ayudaría pero formado un triángulo con los dos anteriores. Ivi y Morales serían los extremos. Y Pazinni sería el más adelantado ayudando atrás

Por parte valencianista tenían en Parejo y Kondogbia como los futbolistas más retrasados. Más adelante contaban com Santi Mina y Carlos Soler en los flancos con una mediapunta con Vietto como actor.

Goles del primer tiempo

Carlos Soler tuvo la ocasión más clara del encuentro en el doce. Un balón en el área levantina que mandaría a lo alto de Mestalla. Pero el partido continuaría con la diatriba. Un partido con idas y venidas. El primer golpe en gol caería de parte local, Santi Mina acabaría un córner lanzado por Parejo cabeceando a gol. 

Pero Postigo de nuevo de córner y esta vez golpeando con su pierna derecha en el área grande pondría el empate en el marcador. El partido empezaba a confirmarse como un partido en el que las tácticas impuestas por Marcelino y Muñiz serían las que llevarían la voz cantante.

El partido comienza a acelerarse

En los minutos siguientes se vería un par de conjuntos bien situados pero sin dejarse nada en el tintero. Deseando dar una buena imagen tanto del partido que estaban viendo como de sus propios aficionados. Desde el minuto 24 aproximadamente el equipo de Muñiz buscaba llevar la presión desde mediocampo.

Nombres propios de los primeros compases

Guedes fue uno de los nombres propios de esta primera mitad. Las ganas y el desparpajo de este jugador complicaron a la defensa levantinista. Pero aún así la línea defensiva se vería firme e inquebrantable.

En la parte rival se vería como un muy trabajador Morales llevaba la fuerza y las ganas que debe tener un capitán. Ivi sería un futbolista que intentaba cosas pero que a pesar de su calidad, las mismas ganas parecían traerle malas pasadas. 

Pocos cambios tácticos en los últimos compases del partido

Se llegó al minuto cuarenta con un Levante que mantenía sistema y un Valencia con un equipo que se mantenía en la media defensiva con Kondgbia y Parejo, que tenía a los lados a un Montoya y Gayá que hacían de carrileros.  Y en transición defensiva los laterales volvían a su posición y los mediocampistas valencianistas veían apoyo en Carlos soler y un trabajador Guedes. Así se hacía línea de cuatro, llegando a ser de cinco con Gabriel que se metía un poco más cercano al pivote. 

Segundo acto, Valencia toma retaguardia

La segunda parte comenzó con una defensa de cinco (entrando Lukic/Doukouré como central) por parte del equipo levantinista que hizo, si cabe, más complicadas las internadas del equipo valencianista. Y es que el segundo acto comenzó con el balón para los locales. Y cuando el esférico era del equipo visitante, no tenía prisa.

Y si el partido comenzó con intensidad, el segundo no fue menos. Eso sí mientras que el equipo local comenzaba una presión en tres cuartos, el granota lo hacía algo más retrasado. Con un 5-4-1. El partido se mostraba intenso hasta el punto de que Santi Mina veía una nueva tarjeta para su equipo.  Y es que no podía recibir un nuevo golpe tras la eliminación en copa hace unos días.

Polémico gol anulado y se rompe el tablero

Morales comenzaba a ser un cuchillo en la banda derecha aprovechando las internadas de Gayá en ataque y los huecos que causaba. Y así buscó el Levante los ataques a través de combinaciones e internadas por banda.

Postigo fue el que tuvo la primera ocasión del encuentro por parte levantinista, un disparo que se marcharía a córner. Seguidamente un gol anulado con cierta polémica, en ese lanzamiento de esquina, acabaría siendo lo que rompería el tablero de este derbi que estaba siendo muy disputado. Y es que todo acabó en un gol de Vietto para el Valencia. En adelante el Levante cambió su posición en el campo a un 4-3-3. Necesitaba poner una marcha más a la que tenía en la segunda mitad. Cercana a la del comienzo del partido. Pero en el minuto 70.

En el 72 Bardhi salía al campo junto a Roger. Buscaban gol. Estaban a dos de Las Palmas. Coquelin entraba por Kondogbia. El Valencia se colocaba en un 4-4-2 y el Levante buscaba que el 3-4-3 les ayudara a volver al nos empatar el encuentro. Campaña y Bardhi tenían la manija central del campo levantinista. Cercano al minuto 80, Vietto salía dejando su sitio a Simone Zaza. Ningún cambio táctico. Tan solo cambio de cromos.

El partido en los últimos compases se torció hasta el punto de que se veían más faltas que juego. A pesar de que el Levante lo siguió intentando por todos los medios y tácticas posibles. Pero el gol mal anulado y el gol recibido, parecía serlo todo. El minuto 88 mostraba otro dardo más en el corazón granota. Un penalti polémico sufrido por Zaza en una entrada de Rober Pier, daría el fin de las oportunidades del equipo del Ciutat de Valencia. Desde ese instante el equipo perdió el sitio y solo se veía claras algunas posiciones como las de central con Postigo y el mencionado Rober Pier.