El nuevo Barça de Ernesto Valverde

La Supercopa de España será la primera prueba importante para un equipo azulgrana con algunas novedades respecto al de Luis Enrique. La salida de Neymar y las incorporaciones veraniegas, así como el toque personal del 'Txingurri' al juego culé ha modificado ciertos aspectos.

El nuevo Barça de Ernesto Valverde
Ernesto Valverde fue elegido como nuevo entrenador del Barça tras la marcha de Luis Enrique I Foto: Dani Mullor (VAVEL)

Llegan los dos clásicos más esperados de este verano. El Barcelona quiere demostrarle al eterno rival que no está acabado, a pesar de los éxitos madridistas la temporada pasada. La etapa de Zidane en el banquillo blanco recuerda a la de Pep Guardiola. Pueden llegar tiempos difíciles para los culés, a merced de los títulos del reciente campeón de Liga y Champions.

Después de reforzar aún más la plantilla y de ver cómo jugadores como Ceballos o Theo escogían al club de la capital antes que el Barça, no corren vientos favorables para ellos. Además, la inoportuna marcha de Neymar obliga a fichar pero no les está resultando nada fácil. 

Con Ernesto Valverde el estilo de juego continúa siendo el mismo, aunque con novedades. El técnico está apostando por futbolistas como Aleix Vidal o Deulofeu para el once titular y confía en los suplentes que tiene para toda la temporada, a la espera de alguna contratación. Sin la plantilla cerrada, le tocará jugar -con lo que dispone- dos partidos al máximo nivel para superar al Real Madrid.

El equipo titular

El técnico extremeño ya ha introducido esta pretemporada algunos cambios. De momento, parece que confía plenamente en la pareja de centrales formada por Samuel Umtiti y Gerad Piqué.

Quiere dar galones al joven francés para que sea un muro, con su contundencia y poderío aéreo. Aunque con Luis Enrique ya jugó bastantes partidos, Mascherano tenía más presencia en la zaga. Ahora, es el momento de apostar por la juventud.

En los laterales, Jordi Alba ha recuperado el nivel que perdió en los últimos meses del curso pasado. El internacional español es indiscutible por la escasa competencia que ofrece Lucas Digne. En las pocas oportunidades que tuvo no logró convencer a Luis Enrique y de momento al 'Txingurri' tampoco.

Defensas y centrocampistas del Barça se entrenan en los días previos al partido de Supercopa contra el Real Madrid I Foto: Ernesto Aradilla (VAVEL)
Defensas y centrocampistas del Barça se entrenan en los días previos al partido de Supercopa contra el Real Madrid I Foto: Ernesto Aradilla (VAVEL)

Para la banda derecha la gran sorpresa de la pretemporada es Aleix Vidal. El ex del Sevilla no cuajó bien con 'Lucho', que incluso lo apartó del equipo durante un tiempo porque no estaba al "nivel requerido". Pero entrenador nuevo, vida nueva. 

Su capacidad ofensiva y velocidad parecen haber cautivado a Valverde, por delante del nuevo fichaje Nélson Semedo Sergi Roberto. Éste fue utilizado como recurso en el lateral el año pasado (y jugó bastante bien) pero siempre ha sido centrocampista.

Justo ahí, en la mitad del once, no hay novedades. Busquets continúa llevando la manija en la salida de balón, también robando cuando es necesario. Iniesta pone el juego y asistencias con su varita de mago. Y a Rakitic no le ha salido ningún rival para arrebatarle el puesto.

El croata está muy asentado, tiene calidad para mover el esférico, además de participar constantemente en el aspecto anotador. Ni André Gomes ni Denis Suárez han ofrecido más para ser titulares y se mantienen como revulsivos para ciertos partidos o para dar descanso a los primeros. 

Arriba, la goleadora 'MSN' se ha quedado sin un efectivo. Messi seguirá siendo la estrella del equipo tras la salida del brasileño Neymar. Luis Suárez no tiene competencia con Paco Alcácer, relegado a un papel secundario para disputar minutos sueltos y partidos más asequibles. Es pronto para juzgar las intenciones de Valverde con él, pero nada hace presagiar que vaya a cambiar eso.

Algunos de los futbolistas con papel secundario en el Barça I Foto: Alex Gallardo (VAVEL)
Algunos de los futbolistas con papel secundario en el Barça I Foto: Alex Gallardo (VAVEL)

Luego están Munir y Arda Turan, que según los últimos rumores pueden abandonar la disciplina culé. Otros con funciones muy poco protagonistas en el equipo, tras la vuelta de Gerad Deulofeu. El extremo cuajó una buena campaña con el Milán, también demostró sus cualidades con en el Europeo Sub-21 con 'La Rojita'. Ha llegado para quedarse y triunfar. De momento, el técnico confía en él para suplir a Neymar. Algunas características son parecidas: velocidad, desborde y preciso disparo. 

Retoques al mismo estilo de juego

Ernesto Valverde ha intervenido en aquellos aspectos que consideraba mejorables. En el partido contra el Real Madrid en la International Champions Cup se vio un equipo con las ideas muy claras desde el pitido inicial. Salieron a devorar al rival, igual que hacían 'sus leones' del Athletic en cada encuentro. Mucha intensidad, presión alta y control de balón. Messi bajando a recibir, asociándose con Iniesta, Rakitic, Neymar y compañía. 

La gran novedad que se apreció fue la numerosa presión tras pérdida para robar el esférico. Es decir, hasta tres futbolistas azulgranas se juntaban para obstaculizar la salida de un rival. Reacciones rápidas e interpretadas por todos a la vez. Buen antídoto ante los veloces contragolpes blancos.

En cuanto a la estrategia, el 'Txingurri' ya dedicaba mucho a las jugadas a balón parado con el equipo vasco. Sin quitar tiempo para entrenar las armas más potentes del Barça, seguro que su idea es mejorar tanto defensiva como ofensivamente este aspecto del juego. Aunque no tenga tantos jugadores altos como en el Athletic, es importantísimo taponar estas grietas para que el barco no se hunda en partidos muy atascados. 

Luis Suárez y Umtiti intentan despejar un balón colgado al área en un partido contra el Atlético I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)
Luis Suárez y Umtiti intentan despejar un balón colgado al área en un partido contra el Atlético I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Y otro problema que tenía el equipo de Luis Enrique eran los goles encajados a la contra. El juego de toque culé obliga a tener a los laterales bien abiertos y al resto de futbolistas con bastante presencia en terreno rival, a excepción de los centrales.

Cuando se producen pérdidas al equipo le cuesta replegarse, sobre todo si enfrente tiene a velocistas y grandes conductores de balón. Pues bien, ese es otro aspecto que está intentando mejorar Valverde. 

El último clásico ya dejó muestras de ello, veremos si en esta Supercopa de España juega un papel decisivo para decantar el resultado y la victoria final a favor del Real Madrid. Bale, Cristiano y Asensio se relamen con este tipo de jugadas.


Share on Facebook