NJPW y WWE: Dos formas de ver el wrestling
John Cena y Roman Reigns en la promo que realizaron en el último Raw. Fuente: WWE.com

Japón y Estados Unidos son tremendamente diferentes en cuanto a cultura y a sociedad, todo esto se refleja en las formas de entender la vida y por tanto el wrestling. Pero las diferencias entre NJPW y WWE no solo van por este lado, sino que además entienden el wrestling de dos maneras totalmente contrapuestas.

Para WWE su producto es principalmente algo televisivo, entretenimiento antes que deporte, y esto se nota en cuanto a quiénes son los luchadores principales de la compañía. Es más importante ser capaz de vender productos que dar buenos combates, por lo que también es clave tener un buen personaje y una gran capacidad de transmitir al micro.

Estas ideas provocan que luchadores como Benoit, Guerrero u Owen Hart no hayan sido nunca la cara de la compañía mientras que personas como Stone Cold Steve Austin, The Rock, Hulk Hogan o John Cena sí. Los últimos son inferiores en cuanto al ring pero eran verdaderas estrellas tanto al micro como en promoción, y con esto no se indican que sean malos en el cuadrilátero, sino que no eran los mejores luchadores técnicos de su generación.

El caso de Roman Reigns actualmente también es indicativo de una querencia habitual por parte de la directiva de WWE. Para Vince McMahon en particular, un campeón del mundo creíble y una cara de la empresa tiene que ser un hombre alto, musculado y con aspecto de fisioculturista, solo en la Attitude Era se ha incumplido este canon. Estas ideas han provocado que hombres como Diesel fuesen campeones durante casi un año y Sycho Sid haya sido dos veces Main Event de Wrestlemania.

En cuanto a las promos, tienen una gran importancia y son la base de las historias que llevan a los combates. Por tanto es necesario que todos los luchadores tengan un personaje definido, el cual sea comprendido por el público para ser apoyado u odiado. Es mucho más relevante que una rivalidad sea atractiva para el espectador a que el combate sea posteriormente bueno.

El trabajo de guión en WWE es por tanto la base de todo, un mal guión ahuyenta a la audiencia, igual que la incapacidad que está teniendo la empresa para crear nuevas estrellas que consiguen conectar a la audiencia como lo hacían antiguamente. Todo esto se está viendo en una reducción de audiencia y en la creación de un producto más cercano al aficionado más centrado en el wrestling como es NXT.

NJPW por el otro lado es exactamente lo contrario, el valor de lo que ocurre dentro del ring es tremendamente superior a aquello que rodea a la empresa. Evidentemente también tienen decisiones de marketing pero el nivel exigido dentro del ring es tremendamente superior al que podemos ver en WWE. Si un luchador no es capaz de dar buenos combates no será capaz de superar un cierto status dentro de la compañía.

El estilo de bookeo también es muy diferente al que se realiza en empresas norteamericanas. Con torneos como el G1 se deciden los retadores por los títulos para los próximos meses, se le da relevancia a luchadores que no están en grandes combates normalmente y se cuida a luchadores que son veteranos, dándoles momentos importantes y siendo derrotados por luchadores a los que ellos mismos han entrenado.

Debido al estilo de las carteleras también son importantes los combates por equipos que se celebran durante los shows preparatorios a los grandes eventos o durante la primera mitad de las noches del G1. Esta clase de combates son utilizados para preparar futuros combates entre miembros de ambos bandos, y normalmente suelen incluir careos y bastantes momentos de acción entre los luchadores implicados en el futuro combate.

También la forma de asentar rivalidades es distinta, normalmente una rivalidad en NJPW se basa en enfrentamientos previos o en un reto que le lanza un luchador a otro. No hay grandes promos que lleven la rivalidad, solo acción en el cuadrilátero y posteriormente explicación de las acciones.

La fórmula de combates también es distinta entre ambas empresas. Mientras que un gran combate de WWE suele basarse en unos últimos minutos frenéticos, con intercambio de finishers y cuentas al límite, en NJPW es muy distinto. Normalmente ambos luchadores se centran en golpear al rival en la zona en la cual aplican su finisher, para provocar que cuando esté llegue sea mucho más peligroso para el contrincante. Si ambos luchadores se han enfrentado anteriormente habrá secuencias que recuerden al combate anterior pero con resultado diferente y normalmente se ejecuta un finisher.

Esta protección del finisher provoca que en caso de que un luchador salga de él sea mucho más espectacular que en un caso normal. Además de ello los finishers van cambiando poco a poco ya que los oponentes empiezan a aprender a aguantarlos, lo cual provoca que todos los finales de combate suelan tener algún tipo de variante.

Respecto al estilo puramente técnico hay una diferencia básica y es que en Japón el “Strong style” está mucho mejor visto que en Estados Unidos. Mientras que en WWE es muy difícil ver un combate con cabezazos entre luchadores o con movimientos duros que pongan en peligro a los luchadores, en NJPW esto es clásico. Luchadores como Ishii o Suzuki basan su ofensiva en movimientos de dureza y en los que golpean con fuerza a su rival, además de que se permiten movimientos como el Piledriver que está totalmente prohibido en WWE.

En definitiva WWE trata su producto como una serie televisiva, por lo que lo más importante al final es conseguir que la audiencia siga viendo su producto, sin ser tan relevante lo que ocurra dentro del ring. Por otro lado NJPW está centrado en su trabajo dentro del ring y sus planes de expansión por Estados Unidos, los cuales le están granjeando la fama de tener el mejor producto dentro de un cuadrilátero que existe.

WWE seguirá buscando estrellas del estilo de Roman Reigns mientras que por el otro lado NJPW buscará a luchadores como Okada y Naito, a los cuales entrena la propia empresa para que sean capacitados de hacer lo que se les pide, aprendiendo fuera otros estilos gracias a los viajes que hacen sus luchadores a otras empresas.

VAVEL Logo