La batalla por los Wild Card de la NFC
Foto: Los Angeles Rams

Llegados a este punto de la temporada los equipos ya están divididos entre los que tienen posibilidades de llegar a playoffs y los que no. En este artículo nos centraremos en las franquicias del primer grupo, más especialmente en aquellos que están luchando por las dos plazas de Wild Card de la Conferencia Nacional. Para ello, analizaremos cada división y veremos qué equipos están en la carrera por jugar postemporada.

NFC Este

Con los Philadelphia Eagles como claros líderes, los Cowboys parecen el único equipo de esta división con posibilidades conseguir una plaza de Wild Card. El equipo de Dallas tiene un récord de 5-3 que le permite soñar con jugar en postemporada.

Sin embargo, la suspensión de seis partidos de Zeke Elliot (que esta vez parece definitiva) supone un gran problema para su ofensiva. El corredor no podría jugar hasta la semana 16, por lo que se perdería el tramo decisivo de la temporada. La increíble superioridad que demuestra su juego de carrera es quizá la mayor arma de los Vaqueros, que además servía para abrir el campo y facilitar el juego de Dak Prescott.

No obstante, la defensa ha crecido en las últimas jornadas. Para ello ha sido clave la vuelta de Sean Lee, un líder del vestuario que hace jugar mejor a los que están a su alrededor. Y a pesar de que el pass rush está a gran nivel con un Demarcus Lawrence que está jugando su mejor año como profesional, la secundaria sigue dejando dudas.

Para Dallas la ausencia de Zeke Elliot será determinante. El juego aéreo depende mucho del juego por tierra, y las defensas no se cerrarán tanto. Además, el calendario que le queda a los Cowboys es el más complicado de todos los aspirantes a playoff de la Conferencia Nacional, pues se enfrentan a equipos fuertes como Raiders, Redskins, Chargers y Seahawks, amén de dos duelos divisionales contra los Eagles que se presentan durísimos. Deben jugar a gran nivel a ambos lados del balón si no quieren caerse de las plazas de Wild Card.

Predicción:

Philadelphia Eagles 14-2, líder de la NFC, campeón de la NFC Este.

Dallas Cowboys: 9-7, fuera de playoffs, segundo de la NFC Este.

NFC Oeste

La lucha por ganar esta división va a ser una de las más interesantes de la NFL. Los siempre favoritos Seattle Seahawks se han encontrado este año con un aspirante inesperado, Los Angeles Rams. Lo que sí parece claro es que, salvo sorpresa, ambas franquicias jugarán en enero, ya que disfrutan de buenos récords (6-2 los Rams y 6-3 los Seahawks).

El duelo del 19 de diciembre entre ambos, si llegan con récords similares, puede ser definitivo para discernir quién será el campeón de división.

Los de Seattle tienen muchos problemas en ataque, basados principalmente en una de las peores líneas ofensivas del campeonato, que ni consigue establecer un juego de carrera digno ni protege a Russell Wilson. Es decir, la ofensiva depende casi exclusivamente de la magia del quarterback convertido en escapista. Eso sí, la defensiva sigue siendo top 3 de la liga y su mayor esperanza otro año más.

Por otra parte, los Rams han sido uno de los equipos sorpresa esta temporada. El cambio de Jeff Fisher por Sean McVay ha sido clave. El trabajo que está realizando el head coach más joven de la historia de la NFL es quizá merecedor del premio a mejor entrenador del año. Ha formado un ataque élite, ``resucitando´´ al número 1 del Draft de 2015 Jared Goff y convirtiendo a Todd Gurley en el segundo jugador con más yardas totales. En defensa ha dado total libertad a Wade Phillips para construir una defensa que está jugando a gran nivel.

Ambos equipos tienen calendarios similares, por lo que se jugarán la división en las últimas jornadas. Que el otro equipo entre en playoffs por Wild Card depende de las victorias que consigan, pero a priori los dos ganarán bastantes partidos y deberían estar luchando por los playoffs. Solo habrá que ver quién entra como campeón de división y quién por Wild Card.

Predicción:

Los Angeles Rams: 12-4, tercero de la NFC, campeón de la NFC Oeste.

Seattle Seahawks: 11-5, quinto de la NFC, segundo de la NFC Oeste.

NFC Norte

Los Minnesota Vikings están jugando un buen fútbol, con un Everson Griffen inmenso y un Case Keenum rindiendo por encima de sus posibilidades y poseen un récord de 6-2, con dos partidos de ventaja sobre Packers y Lions, por lo que tienen encarrilada la división. Los otros dos equipos, sin embargo, tienen problemas y entrar en playoffs es casi una utopía.

Los Packers sin Aaron Rodgers son otro equipo. Es lógico, y es que el mejor quarterback de la NFL es insustituible. Brett Hundley no está a la altura y el juego de carrera no acompaña. En defensa siguen teniendo muchos agujeros y Mike McCarthy parece no saber cómo cambiar esta situación.

Los Lions son un equipo extraño: tienen un quarterback y un juego aéreo muy buenos, y su defensa es bastante digna, pero no obstante todos los años acaban igual, en torno a las 8 o 9 victorias. Podrían y deberían luchar por cotas más altas, sin embargo, este año parece casi imposible que entren en postemporada.

Predicción: 

Minnesota Vikings: 11-5, cuarto de la NFC, campeón de la NFC Norte.

Detroit Lions: 8-8, fuera de playoffs, segundo de la NFC Norte.

Green Bay Packers: 6-10, fuera de playoffs, tercero de la NFC Norte.

NFC Sur

Esta es otra de las divisiones que están que arden. Los New Orleans Saints llevan seis partidos seguidos ganando y parecen claros aspirantes a llevarse la Sur de la Nacional. Pero los Carolina Panthers no se lo van a poner fácil. Ambos equipos cuentan con seis victorias en las primeras nueve semanas y han dejado atrás a unos Atlanta Falcons que andan en una crisis de juego y de resultados.

Los Saints han desarrollado un juego de carrera muy polivalente con Mark Ingram y el rookie Alvin Kamara, que libera en muchos lances del juego a Drew Brees. La defensa está creciendo y la aparición del que para muchos es el novato defensivo del año, Marshon Lattimore, ha dado mucho empaque a esa secundaria.

Por su parte, los Panthers están proponiendo un juego en el que Cam Newton y el corredor novato Christian McCafrey tienen todo el protagonismo. El problema principal en ataque es la irregularidad: encadenan partidos muy buenos con otros horribles. La defensa, sin embargo, parece seria, y mientras Luke Kuechly esquive su problema con las conmociones y permanezca en el terreno de juego este equipo seguirá a gran nivel.

Para ambos equipos el calendario el calendario es relativamente asequible, pero restan muchos partidos divisionales que pueden hacer que cambien las cosas. Por cómo están jugando y la seriedad que transmiten, parece que los Saints ganarán la división y serán los Panthers los que luchen por una de las Wild Card. Los Falcons deben despertar pronto si quieren tener alguna opción, aunque parece muy difícil.

Predicción: 

New Orleans Saints: 12-4, segundo de la NFC, campeón de la NFC Sur.

Carolina Panthers: 10-6, sexto de la NFC, segundo de la NFC Sur.

Atlanta Falcons: 8-8, fuera de playoffs, tercero de la NFC Sur.

Muchos candidatos para solo dos plazas de Wild Card

Solo hay dos plazas de Wild Card y va a costar conseguirlas en la NFC. Lucharán por ellas los Cowboys, los Panthers y los Rams o Seahawks (el que no gane la división). Además, todavía no se puede dar por muertos a equipos como los Falcons, los Lions y los Packers. La recta final de la temporada comprenderá una lucha encarnizada (y muy bonita para los aficionados) por jugar en enero, con hasta seis equipos con alguna opción.

VAVEL Logo