Análisis previo a la temporada 2019: New York Giants y Washington Redkins
Jugadores de ambas franquicias saludando luego de haberse enfrentado (foto Redskins.com)

Análisis previo a la temporada 2019: New York Giants y Washington Redkins

Ambas franquicias de la División Este de la Conferencia Nacional se encuentran en un periodo de reconstrucción y se esperan resultados positivos a mediano y largo plazo.

christian-torres
Christian Torres

Con dos meses y medio para que comience la temporada regular, los equipos se encuentran en los primeros  entrenamientos. Para los jugadores, estas prácticas tienen como finalidad, acondicionar su físico para llegar en plenitud a la semana uno, comprender  el libro de jugadas, conocerse con los jugadores nuevos y lograr esa “química” de grupo que puede acarrear muchos beneficios en el campo de juego. Para los entrenadores, estos entrenamientos sirven para delinear el roster final que jugará en el próximo torneo (las escuadras tienen un máximo de 53 jugadores permitidos y en estos momentos el roster siempre supera esa cantidad),  ver el desempeño de los jugadores recientemente adquiridos vía draft o firmándolos en la agencia libre y delinear las formas de juego para maximizar los recursos y “ocultar las limitaciones”

Ahora es el turno de analizar la offseason de los New York Giants y los Washington Redskins. Ambas  franquicias, pertenecen a la División Este de la Conferencia Nacional, y además tienen en común que han realizado una mala campaña en el 2018. Muchas podrían haber sido las causas de estos magros desempeños, pero la cantidad de lesiones de jugadores importantes, entre los que se pueden destacar, el WR Odell Beckham Jr. en los Gigantes y el QB Alex Smith en los Pieles Rojas, y las  malas decisiones de los jugadores dentro del campo y del cuerpo de entrenadores  fuera del mismo, fueron las más preponderantes

NEW YORK GIANTS

La temporada baja del “big blue” fue una de las más movidas y polémicas de toda la NFL. La mayor controversia se produjo con el receptor estrella y máxima figura del equipo, Odell Beckham Jr. En marzo, el egresado de LSU fue canjeado a los Browns de Cleveland. Lo controversial del tema es que, en agosto del año pasado, este jugador había firmado un contrato de 5 años y 95 millones (65 millones garantizados) con la entidad neoyorquina. Los Giants recibieron por este movimiento, al profundo Jabrill Peppers y el 1 y 2 pick del draft 2019 de los Browns.

Este traspaso, no fue único realizado entre ambas franquicias. También realizaron un intercambio donde los Giants le cedieron a los Browns el defensive end, Olivier Vernon y recibieron a cambio, el guardia Kevin Zeiter. Este fue un gran movimiento de la gerencia gigante, porque soluciona uno de los grandes problemas que tienen los Giants, que es su línea ofensiva. Con Zeiter se aseguran mayor protección al mariscal y con gran capacidad para abrir huecos a Saquon Barkley.

Para paliar la ida de Beckham, el equipo dirigido por Pat Shurmur contrató a los receptores ex Lions y Eagles, Golden Tate y el ex Browns, Corey Coleman. Y también en el draft 2019, seleccionaron  al receptor Darius Slayton, graduado de la Universidad de Auburn.

Golden Tate recibiendo un pase en sus primeros entrenamientos con los Giants (foto Giants.com)
Golden Tate recibiendo un pase en sus primeros entrenamientos con los Giants (foto Giants.com)

Otra baja significa se produjo en la secundaria. El profundo Landon Collins, firmó un contrato multimillonario con un rival de división como son los Washington Redskins. Para mitigar esta baja, además de traerse a Jabrill Peppers vía canje, signaron a Antoine Bethea, ex Cardinals de Arizona.

Asimismo, el draft de este año fue un momento sumamente importante para el equipo de la “ciudad que nunca duerme”. La importancia estaba dada en que tenían tres selecciones de primera ronda.  Su primera elección trajo un gran debate. Seleccionaron al mariscal de la Universidad de Duke, Daniel Jones. Este mariscal, será el futuro de la franquicia y era el mejor mariscal de esta camada, El debate surge porque, seguramente en este año Jones sea suplente de Eli Manning (posiblemente sea la última temporada de su carrera) y para muchos especialistas, en el draft 2020 habrán muchos mariscales con mejor nivel que Jones y podrían haber esperado hasta ese año para seleccionar el mariscal del futuro.

Daniel Jones, el Qb del futuro de los Giants (foto Giants.com)
Daniel Jones, el Qb del futuro de los Giants (foto Giants.com)

 

Además de Jones, en esa primera ronda, los Giants draftearon al tacle defensivo Dexter Lawrence, de la Universidad de Clemson, y el esquinero egresado de Georgia, Deandre Baker. Ambos jugadores son excelentes jugadores y tendrán un impacto inmediato en el emparrillado.  Baker, no fue único esquinero seleccionado en este draft, ya que en la cuarta ronda eligieron a Julián Love de Notre Dame. Si bien, es muy posible que no sea titular en su primer año, si se adapta a la NFL será una pieza muy importante en la defensiva dirigida por James Bettcher.  Misma situación sucede con el apoyador externo Oshane Ximines elegido en la tercera ronda del draft. La especialidad de este jugador es presionar al mariscal rival por lo que en los próximos años será una parte clave de la defensa.

Dexter Lawrece, egresado de Clemson entrenando con los Giants (foto Giants.com)
Dexter Lawrece, egresado de Clemson entrenando con los Giants (foto Giants.com)

Este año será un periodo de reconstrucción para New York, donde obtendrán más derrotas que victorias, pero sentará las bases para las temporadas venideras. Este renovación de jugadores rendirá sus frutos a largo plazo, por lo que la hinchada no debe impacientarse si el 2019 sea una floja campaña. Con esta camada de jugadores y más lo que pueden agregarse al roster en los draft 2020 y 2021, pueden diagnosticar un gran futuro para la franquicia cuyos dueños son John Mara y Steve Tisch.

WASHIGTON REDSKINS

La gerencia de los Redskins, comandada por el Gerente General, Bruce Allen, ha estado muy activa en esta temporada baja.

La adquisición del profundo, ex Giants, Landon Collins (6 años y 84 millones) rompió el mercado por el monto del contrato (sentó precedente a las futuras contrataciones en esa posición) y porque su destino fue un rival divisional. Collins argumentó que desde chico su sueño era jugar en Washington y por eso rubricó la firma en el equipo de la capital de Estados Unidos.

Landon Colins en su nueva franquicia (foto redkins.com)
Landon Colins en su nueva franquicia (foto redkins.com)

La posición de mariscal de campo era el tema más importante que debían remediar. La incertidumbre sobre si Alex Smith podrá o no volver a la NFL, generó que deban buscar un mariscal que brinde soluciones a corto plazo y plantearse la idea de draftear un mariscal que sea el futuro de la franquicia. Por estas razones, en la agencia libre firmaron al mariscal de campo ex Broncos de Denver, Case Keenum y en draft de 2019 seleccionaron en su primer pick al mariscal de campo de Ohio State, Dwayne Haskins.

El mariscal de campo Casey Keenum practicando por primera vez en los Redskins (foto Redskins.com)
El mariscal de campo Casey Keenum practicando por primera vez en los Redskins (foto Redskins.com)

Seguramente y hasta que se adapte a la NFL (Haskins), el titular será Casey Keenum, pero no se descarta que si este jugador tiene malos juegos, Dwayne Haskins ingrese al emparrillado  rápidamente.

Dwayne Haskins fue la primera elección de Washington en el draft 2019 (foto Redskins.com)
Dwayne Haskins fue la primera elección de Washington en el draft 2019 (foto Redskins.com)

En la Agencia libre, además de Collins, incorporaron al esquinero Dominique Rodgers Cromartie para que juegue en el sector opuesto del otro esquinero, Josh Norman. A su vez, en esos momentos sufrieron numerosas bajas, el profundo Ha Ha Clinton Dix partió hacia Chicago para jugar con los Bears, el linebacker Preston Smith firmó con los Packers de Green Bay y los receptores Jamison Crowder y Maurice Harris se fueron a la AFC Este, ya que firmaron con los Jets de New York y con los New England Patriots respectivamente

Darle armas aéreas al mariscal que juegue, era otro de los asuntos primordiales que debían solucionar. Por este motivo, en el draft seleccionaron 2 receptores abiertos. Estos son Terry McLaurin, quien compartió Universidad con Dwayne Haskins (Ohio State) y se conocen de memoria dentro de la cancha y Kevin Harmon proveniente de N.C State. Esta pick puede estimarse como un robo porque se decía que podía ser elegido en las primeras rondas ya que era  considerado como uno de los mejores prospectos en la posición y finalmente fue escogido en la quinta ronda.

En la primera ronda del draft, además de Haskins, el equipo dirigido por el entrenador en jefe, Jay Gruden eligió al defensive end de Mississippi State, Montez Sweat. Si bien, Sweat es un excelente jugador y puede generar brillar en la NFL, esta selección es bastante arriesgada ya que a principios de este año se le detectó un problema en el corazón y no hay certezas que pueda jugar en plenitud física en la NFL

Montez Sweat, dejando de lado los problemas en el corazón y entrenando de manera normal con los Redkins (foto Redskins.com)
Montez Sweat, dejando de lado los problemas en el corazón y entrenando de manera normal con los Redkins (foto Redskins.com)

Al igual que los Giants, el conjunto cuyo dueño es Dan Snyder, está en plena transición y estableciendo bases para el futuro a mediano y largo plazo. La fanaticada de los pieles rojas, deberá esperar un par de años para ver un equipo contendiente a ganar la división

VAVEL Logo
CHAT