Chicago se escapa de Denver con una victoria en el último segundo
David Montgomery vuela sobre la defensiva de los Broncos para anotar el único touchdown de su equipo en la tarde. 
Foto: nfl.com

Chicago se escapa de Denver con una victoria en el último segundo

En la NFL todo puede suceder en menos de un minuto. Y así lo demostraron Broncos y Bears. Las últimas dos series del partido tuvieron de todo, anotaciones, goles de campo, jugadas de dos puntos, penalizaciones, idas, vueltas y por fin un ganador. 

leontk
Leo Larrusse

Y sin embargo, antes de ese último minuto en el campo se presentó un juego bastante pobre en acciones relevantes. Los fanáticos de Denver recibían a su equipo de local por primera vez en la temporada regular, luego de lo que fue una ajustada derrota en la semana 1 en casa de los Raiders. Mientras tanto, Chicago tras una performance decepcionante debía saldar las cuentas pendientes del partido anterior.

Los dos equipos llegaron con récords de 0-1 y sabiendo que caer 0-2 históricamente representa reducir sus chances de playoffs casi al 20% con lo cual había mucho en juego, siendo recién la segunda semana de la temporada regular.

El partido arrancó siendo dominado por las defensivas. Solo un gol de campo de 50 yardas para los locales rompió la paridad en el primer cuarto. Y en el segundo, la dinámica no cambió. Esta vez fueron dos patadas para los Bears de 40 y 52 yardas del kicker Eddy Piñeiro, en un adelanto de lo que vendría más tarde. Así terminó la primera mitad, sin jugadas grandes aunque por las pretensiones de uno y otro las mayores preocupaciones se las llevaron los aficionados de Chicago.

El tercero cuarto vio estirarse la ventaja del equipo de Matt Nagy. En una serie fundada en el juego terrestre, primero se escapó Cordarelle Patterson para un acarreo de 46 yardas y luego tras varios intentos consecutivos, incluyendo una infracción de la defensiva de los Broncos por contacto ilegal en la zona roja, fue el novato David Montgomery quien consiguió su primer touchdown por tierra en la liga (números finales 16 acarreos, 62 yardas, 1 td).

El final del juego trajo toda la emoción que no tuvo su desarrollo. El último cuarto inició la levantada de los locales, primero con un gol de campo de 32 yardas y después con la mejor serie del juego, al comando de Joe Flacco convirtiendo en un par de ocasiones desde cuarta oportunidad, para finalmente encontrar a Emmanuel Sanders en la zona prometida a falta de 31 segundos y quedar solo un punto debajo en el marcador. 

Lo que sucedió luego merece un párrafo aparte. Como guionado para una película de drama, héroes y villanos se turnaron para pasar al frente y representar su mejor papel. Con el marcador 12-13 los Broncos deciden ir por la conversión de dos puntos, lo consiguen, pero se marca retraso de juego y deben ir para atrás a sacar nuevamente la jugada. Viene a patear Brandon McManus para buscar la igualdad, pero erra y cuando todo era desazón de su lado, los referees vuelven a anular la jugada esta vez por un offside de la defensiva. Por fin la tercera es la vencida y los Broncos, (ahora a una yarda del ingoal) eligen ir por los dos puntos y finalmente lo consiguen con pase nuevamente de Flacco a Sanders

Y si en la NFL todo puede suceder en un minuto, en 30 segundos también. A veces solo se trata de confiar, cerrar los ojos, apretar los puños y empujar hacia adelante. Y a pesar de que Mitch Trubisky siguió en una tarde de pésimo rendimiento (16-27 y apenas 120 yds) ese vez logró conectar dos pases largos, el último a falta de nada más que un segundo en el reloj para darle la oportunidad a Piñeiro de vestirse de héroe. Fue entonces una patada de 53 yardas que le dio el triunfo a Chicago y les devolvió la esperanza a sus aficionados. 

El pateador Eddy Piñeiro tuvo un juego de película. Foto: nfl.com
El pateador Eddy Piñeiro en un juego de película. Foto: nfl.com

Los dos equipos deberán mejorar mucho si quieren estar en los playoffs. Denver quizás puede asumir que ese objetivo está lejos de su horizonte, pero los Bears no. Chicago tiene una de las mejores defensivas de la liga y lo ha ratificado en estas dos fechas. El debe está por el lado de la ofensiva. Y es Trubisky quien tiene la responsabilidad de sacar adelante esa unidad. Los próximos partidos jugará bajo presión, la franquicia sabe que aun es demasiado pronto para darse por vencido con él, pero no puede repetir el desempeño de las dos primeras semanas o estaría poniendo en riesgo toda la temporada.  

VAVEL Logo
CHAT