Crisis iraní ante un coral Team Usa 
Lillard, la estrella del partido / Fuente: Twitter (@usabasketball)

Estados Unidos puso fin a los rumores que la apuntaban como decepción del torneo. Con un partido a veces aletargado, a veces desordenado, otras bien planteado y siempre decantado, vencieron a Irán con un 120-66, redimiendo la derrota ante Francia

  • Los protagonistas

Fue un partido ciertamente coral en el lado del Team USA. Aún así, Damian Lillard, que sigue envuelto en dudas y rumores acerca de su futuro en Portland, cerró el encuentro con 21 puntos, siendo el máximo anotador de su combinado. Devin Booker, derrotado en Milwaukee hace poco más de una semana, consiguió anotar 16 puntos; mientras Tatum mejoró paulatinamente con 14. Fue Kevin Durant el mejor en el rebote, con cinco. En este apartado la mejoría americana se hizo notar, siendo clave. 

Por el lado iraní, Haddadi estuvo más acertado en la primera parte, mientras Jamshidijafarabadi en la última. Ambos se reparten el récord anotador, con los mismos puntos encajados que Tatum.

  • El partido

El encuentro comenzó con un acertado Hamed Haddadi, el veterano pívot ex-NBA. Lillard, que no tuvo el mejor de los encuentros contra Francia, contestó rápidamente. Había partido en los primeros compases, con una acertada defensa en zona iraní. El emparejamiento Haddadi-Durant prometía ser uno de los grandes duelos en el poste bajo, aunque se quedó en papel mojado.

Poco a poco los asiáticos se fueron desordenando en ataque, sin poder luchar contra varios momentos de mismatch que pudieron aprovechar a su favor. En el banquillo, un Gregg Popovich criticado por la prensa estadounidense se mantenía serio, dando indicaciones en cada acción estadounidense. 

El plan de Pops se hizo evidente en los últimos minutos del primer cuarto. La circulación de balón debía ser básica en el juego del Team USA, provocando acciones más lentas de lo que acostumbran jugadores NBA en baloncesto FIBA. Llamó la atención un extra pass de Durant teniendo un tiro liberado, impropio de la estrella de los Nets. Al final del periodo, Estados Unidos ya reinaba con un 28-12 a su favor, pasando por encima a Irán con facilidad

Para el segundo cuarto los iraníes ya estaban mentalmente fuera de partido. Los errores se iban sucediendo en las filas asiáticas, mientras en Estados Unidos comenzaba a activarse la rotación, estrenándose Jerami Grant

Pese al gran average americano, las canastas no eran fáciles para ellos. Aunque no era la mejor de las defensas la que estaban proponiendo el conjunto de Haddadi y compañía, el baloncesto de los de Popovich era lento y baqueteado

Para desatascarlo comenzaron a depender del tiro exterior, marca de la casa NBA, y a buscar más tiros liberados. Por muy coral que fuera el plan del seleccionador, Lillard optó por hacer su juego para devolver la vitalidad al partido, seguido de McGee. Fue en estos momentos cuando Tatum, que parece pensar más en el futuro de los Celtics que en el oro olímpico, despertó. Para irse al descanso, doblaban los americanos a los asiáticos en el luminoso, con un 60-30.

Tras el viaje a vestuarios no parecía mejorar la situación iraní, comenzando el cuarto con un robo de Booker, recién llegado de las Finales de la NBA. Durant, no con su mejor día en la anotación, creció defendiendo en la pintura, permitiendo solamente que Irán encajara cuatro puntos en cinco minutos. 

Arsalan Kazemi, que hizo un buen trabajo en los dos amistosos disputados contra la selección española en la gira preparatoria de La Familia, despertó en este cuarto. Sin embargo, pese a centrarse en el partido y terminar más centrado que en los periodos anteriores, su anotación no era suficiente para frenar al Team USA. 82-34 era el marcador a la hora de entrar en los últimos diez minutos. 

Con el partido ya decidido y sin perder seriedad, Estados Unidos empezó a dar lo mejor de sí. Paralelamente, jugadores como Davarpanah o Jamshidijafarabadi estuvieron acertados, recortando la distancia y llevando la pugna a los 87-50 en solamente dos minutos. Pronto contraatacaron los jugadores capitaneados por el entrenador de los Spurs y llegaron a la centena, anotación habitual en un partido NBA.

Haddadi reapareció para los últimos momentos de encuentro, con una renqueante selección iraní que aún buscaba anotación. El rookie, Keldon Johnson, supo brillar como una estrella más mientras sus compañeros ya corrían con aires de victoria. 

120-66 para tranquilidad estadounidense, que parece enfocada a ser el mejor segundo. Por su lado, Irán peleará por quedar tercero, a expensas no solo de su grupo, sino también de los demás. 

VAVEL Logo