Iván Pastor se proclama campeón del mundo de Raceboard

El regatista de Santa Pola logró proclamarse campeón del mundo de la modalidad de windsurf Raceboard, resarciéndose así de su mala actuación en los Juegos Olímpicos. Su siguiente reto será la Copa del Mundo.

Iván Pastor se proclama campeón del mundo de Raceboard
Iván Pastor en 2016. Foto: zimbio

Reaccionar tras una decepción es una prueba fiel de que se está ante un gran campeón, por lo que Iván Pastor parece serlo. Sus prestaciones netamente mejorables en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, no han impedido que unos meses después el de Santa Pola logre la hazaña de ser campeón del mundo en Raceboard, una modalidad parecida al windsurf olímpico aunque con una tabla más larga. Brisbane acogió la final en la que Iván brilló con luz propio y recuperó la confianza perdida en Brasil.

Pastor estuvo dos meses sin tocar una tabla después de la decepción de Río 2016

"Al final te quedas con los puntitos que pierdes durante los Juegos Olímpicos, quedarte a un punto del diploma... Luego te llevas campeonatos como éste que te dan alegrías y compensan todo lo demás. Esto me sirve también como preparación para ver si hago una buena final de la Copa del Mundo y ver si puedo terminarla como toca", señaló el alicantino con optimismo e ilusión. Cuestionado sobre lo que le aporta competir en esta modalidad y el nivel de compatibilidad que tiene con el RS:X, windsurf olímpico, Iván Pastor se mostró contundente. "Es una clase en la que se aprende mucho, hay una flota muy grande y la gente va bastante rápida así que es muy bueno para las salidas y sobre todo para la primera ceñida y su estrategia. También es bastante físico y me ha venido muy bien para preparar la final de la Sailing World Cup que tenemos dentro de dos semanas en Melbourne. Es una modalidad en la que, siempre que puedo, me gusta competir para aprender más y es compatible con RS:X; suma totalmente"

Iván Pastor fue superior de principio a fin en todos sus rivales en esta competición poniendo de manifiesto su regreso triunfal al mar. Su siguiente gran objetivo es la Copa del Mundo que se disputará en Melbourne, y en la que ya alcanzó una medalla de bronce en 2010, lo que da una idea de la experiencia y el recorrido del deportista español. Además, en 2017 se disputa el Mundial de RS:X en Tokio, cita ineludible para un hombre que quiere sacarse la espinita de Río 2016 en la próxima cita olímpica.