Nissan GT-R Premium 2017: sí podía ser mejor
El nuevo Nissan GT-R Premium. Foto: Nissan.

No es habitual pasear por la calle y encontrarse de frente con un Nissan GT-R Premium. No es de lejos por falta de ganas de los amantes de la automoción pues el vehículo japonés es uno de los coches más deseados en todo el mundo por varios motivos. Su alto precio (más de 100.000€), directamente proporcional al gran rendimiento que ofrece, hace difícil ver pasear a uno de los superdeportivos más admirados. 

Este automóvil presentaba en sus versiones anteriores, denominadas 'Nissan Skyline', motores de hasta 280 CV siendo estos escasos para los más de 500 con los que contaba el primer GT-R salido a la venta en el 2007. En el noveno aniversario de su lanzamiento esos más de 500 caballos de vapor pasarán a rondar los 600, siendo esta la novedad más interesante. 570 serán los caballos con los que cuente el GT-R Premium de 2017. El par también se ha visto aumentado a 467 Nm. El motor, eso sí, seguirá siendo el mismo, un V6 de 3.8 litros y 24 válvulas con la novedad de un encedido de los cilindros diferente para cada uno.

Otros detalles que Nissan ha decidido cambiar son las levas del volante para una mejor respuesta al cambio de marchas y, además, la consola del salpicadero la cual ha sufrido una reducción del número de mandos (de 27 a 11) e incluyendo un sistema multifunción de última generación. La pantalla táctil de 8 pulgadas será la encargada de permitir acceder a todas las aplicaciones del coche. Los asientos y gran parte del salpicadero, incluída palanca de cambio, están hechos en cuero para un mayor lujo y vistosidad.

El nuevo GT-R mejora a su antedecesor en cuanto a las prestaciones y con un interior más cómodo, lujoso y fácil de manejar. Pero este restyling tiene más mejoras y una de ellas es el agarre que presenta al coche gracias a una mejor aerodinámica y a un nuevo aspecto que presenta cambios pequeños pero importantes, destacando la parrilla V-Motion que es como llama Nissan a la nueva delantera presente en sus nuevos modelos.

Conclusión

El nuevo Nissan GT-R se presenta con mejoras importantes para un superdeportivo. Más potencia, mejor aerodinámica, una consola de mandos menos aparatosa y esos pequeños detalles en la nueva carrocería que incitan a comprar un vehículo caro pero atractivo y con un rendimiento importante para competir cara a cara con coches igual o incluso más potentes. Si se disponen de los más de 100.000€ que costará tener este coche en el garaje (dejando a un lado impuestos, seguros y mantenimiento) es una gran opción de crear envidia en el barrio, pueblo o ciudad en la que se viva.

VAVEL Logo