La normativa de 2017, la oportunidad de Sauber

Sauber espera tener un gran año en el próximo campeonato. Tras pelear con Manor por no ser el último en la clasificación de constructores quedando por delante con los dos puntos de Felipe Nasr en el Gran Premio de Brasil fue un buen motivo para celebrar algo en 2016 después de tanto sufrimiento, además de recibir la correspondiente cantidad de dinero por la décima posición, dejando a Manor sin dicha ayuda y probablemente sea uno de los motivos por los que se esté debatiendo entre la vida y la muerte en la Fórmula Uno.

Se podría decir que la novena posición que consiguió el brasileño en el fin de semana de casa fue la guillotina para dejar su volante en el equipo de Hinwill y que pudieran apostar por un piloto joven y con talento sin patrocinadores detrás, como ha ocurrido con Pascal Wehrlein que compartirá box con Marcus Ericsson la próxima temporada, tras conocer el puzzle que dio a conocer hace un par de días Mercedes con el fichaje de Valtteri Bottas a Mercedes, la vuelta de Felipe Massa a Williams y la llegada del alemán a la escudería suiza.

"Realmente no hemos dado ni un paso atrás en nuestro plan de desarrollo"

Ya siendo oficial la alineación de Sauber tras mucho tiempo sin conocer quién sería el compañero del suizo, Monisha Kaltenborn ha reconocido para el medio RACER que los nuevos fichajes en diferentes áreas han servido para no parar el plan de trabajo: "Para mí es una oportunidad muy significante porque realmente no hemos dado ni un paso atrás en nuestro plan de desarrollo; estamos al día. Con las nuevas incorporaciones en camino, incluso con un nuevo jefe de aerodinámica (Nicolas Hennel de Beaupreau), ya ha tenido un efecto en lo que queremos hacer".

Felipe Nasr durante el GP de Abu Dhabi | Fuente: Getty Images

La Team Principal también destaca que “todo está en marcha” después de realizar “ciertos pasos” que querían y pueden hacer ahora mismo. Añade que ve en 2017 “una gran oportunidad” para ellos de “dar el siguiente paso” y hacer un gran papel.

Cabe destacar que Sauber montará la unidad de potencia de Ferrari, pero será la última especificación del 2016; es decir, lo que hizo Toro Rosso la pasada temporada con el motor de 2015. Si la temporada es similar a la del equipo filial de Red Bull sumado al desarrollo libre de motores, los suizos sufrirán mucho a partir de la segunda parte de la temporada y puede que ello conlleve a un cambio de suministrador de propulsores, los cuales Honda y Mercedes apuntan como candidatos.

Para terminar, Kaltenborn ha aclarado que el cambio de reglamento les ayuda ya que, de no ocurrirse, el crecimiento que tendrían que hacer sería aún mayor para alcanzar a los rivales: "Si todo hubiera permanecido igual hubiéramos tenido que tomar un paso mucho más grande porque estamos bastante lejos. Ahora, con esto, todo está de alguna manera reseteado y estás en una situación más o menos normal. 'De acuerdo, ¿qué paso podemos tomar? ¿Qué harán los otros?’ Y no es como si tuvieras que dar un paso el doble de grande para acercarte a dónde quieres estar".

VAVEL Logo