La Firma de F1 VAVEL: la confirmación de una leyenda
Fuente: Fotomontaje VAVEL (Martín Velarde)

El Autódromo Hermanos Rodríguez acogió una carrera insulsa a la par que movida al mismo tiempo. Una carrera en la que Max Verstappen acabó llevándose el gato al agua gracias a los incidentes de Vettel con el propio piloto holandés y el alemán con Hamilton. Estuvo marcada por el previo, donde se cantó el himno mexicano a capela y se hicieron actos en recuerdo de las víctimas de los terremotos acaecidos unas semanas atrás. 

Además, la carrera nos dejó ya el que es campeón del mundo por cuarta vez en su historia: Lewis Hamilton. El de Stevenage es ya historia de esta competición. Ayer en México escribió una nueva página dorada para su trayectoria deportiva y también en la historia de la Fórmula 1. Lewis ya es, de manera oficial, el piloto británico con más títulos mundiales por delante de Jackie Stewart, que tiene tres. 

Lewis Hamilton, un piloto de época

Llegó a la Fórmula 1 como una futura promesa y con sus 32 años ya es todo un icono de este deporte, tanto por el rendimiento que ofrece dentro de la pista como lo que mueve por fuera de los circuitos. Fama, dinero y glamour para un piloto que parecía que nunca llegaría a ser un grande de este deporte y es toda una leyenda. Lewis Hamilton es por cuarta vez campeón del mundo de Fórmula 1, además lo es en un año dónde ha batido todo tipo de registros. Ya es el segundo piloto de la historia con más victorias en Fórmula 1 con 60, tan solo tiene por delante a Michael Schumacher; es el piloto con más podios consecutivos y el segundo con más con 105; superó a Ayrton Senna como pilotos con más poles, tras igualarle en Canadá.

Lewis Hamilton celebrando su cuarto título mundial junto a los aficionados. Foto: Clive Rose/Getty Images
Lewis Hamilton celebrando su cuarto título mundial junto a los aficionados. Foto: Clive Rose/Getty Images

on cuatro coronas, ya ha superado a leyendas del automovilismo como el mismísimo Ayrton Senna, a su compatriota Jackie Stewart o a otros pilotos como Nelson Piquet o Niki Lauda. Una muestra más de la madera de la que está hecho este campeón, que dio mucho que hablar en su primer año en la élite con su comportamiento de niño adolescente que, acompañado de su polémico padre, acabaron por dinamitar el binomio que formaba junto a Alonso en McLaren en 2007 y que ahora es todo un señor hecho y derecho, cuyos matices de madurez también se reflejan en su conducción al volante de un Fórmula 1. En cómo gestiona las carreras, el momento en el que tiene que dar el todo por el todo y la habilidad que ha ido adquiriendo con el paso del tiempo. 

Sebastian Vettel, morir de pie antes que vivir de rodillas

El alemán ha pagado las consecuencias de la debacle ferrarista esta temporada. Vettel tuvo un percance con Verstappen al inicio de la carrera y eso frustró sus intentos para tratar de alargar sus opciones de Mundial al menos una carrera más. Primera vuelta y ya tuvo que pasar por el pit-lane para hacer su primera parada, en la que tuvieron que cambairle todo el alerón delantero y las ruedas para tratar de hacer una estrategia diferente al resto. Ni siquiera el Safety Car Virtual le sirvió de gran ayuda aunque, gracias a los abandonos y a los pilotos que tenía delante, hizo una remontada estéril hasta la cuarta posición. 

Sebastian Vettel, durante el GP de México. Foto: Scuderia Ferrari
Sebastian Vettel, durante el GP de México. Foto: Scuderia Ferrari

Si no ha sido el mejor año de Vettel, desde luego que ha podido ser por lo menos uno de los mejores años del alemán en la Fórmula 1, junto a los años 2010 y 2012 en los que se proclamó campeón del mundo, y no como en años como 2011 o 2013 en las que no demotró tanto su calidad al volante y sus destrezas. Este año con un coche inferior a las prestaciones del Mercedes ha puesto contra las cuerdas en más de una ocasión al británico.

Renault, un fiasco como unidad de potencia

Son cuatro los pilotos que abandonaron en México por culpa de la escasa fiabilidad del motor Renault. Primero fue Daniel Ricciardo, que suma ya dos Grandes Premios consecuivos abandonando en carrera y que cortan su progresión y su buen hacer en la pista con un coche que podría dar mucho más de sí. Cambiando Milton Keynes por Faenza, Hartley abandonó en carrera por un fallo mecánico y Pierre Gasly no pudo disputar la clasificación por el mismo motivo.

Abandono de Carlos Sainz en México. Foto: Twitter Fórmula 1 @F1
Abandono de Carlos Sainz en México. Foto: Twitter Fórmula 1 @F1

Y lo que es más grave aún, los dos coches de Renault abandonaron también. Sainz y Hülkenberg se quedaron tirados en la cuneta tras una buena clasificación en la que ambos terminaron entre los diez primeros. Desde luego que no es la mejor carta de presentación para competir el año que viene con McLaren, un equipo muy necesitado de títulos y de victorias.

VAVEL Logo