Indecisión en Williams por su segundo piloto

Desde que Felipe Massa dijo que se retiraba definitivamente de la Fórmula Uno, en Williams comenzaba la busca y captura del piloto que acompañara a Lance Stroll. Uno de sus principales patrocinadores, obliga a los de Grove a tener, al menos, un piloto con años de experiencia en la Fórmula Uno, pero parece que a día de hoy no se tiene en cuenta esa cláusula por los motivos que se van a explicar.

El primer piloto que sonó para ocupar ese segundo asiento fue Robert Kubica. El polaco se quedó sin asiento en 2010 por un grave accidente que tuvo en una carrera de rallies durante las vacaciones de invierno, que le afectó a su mano derecha.

Kubica hizo un test con Renault tras el Gran Premio de Hungría 2017, donde no fue nada mal y ya se empezó a especular sobre su vuelta. Más tarde se conoció que hizo un test privado con Williams en Grove, con un coche del año 2014, y en Abu Dabi participó en los test que hace Pirelli, encima del Williams, una vez que termina la temporada, para ya probar cosas para el siguiente año.

Un segundo piloto que sonaba para ser titular en Williams era Paul Di Resta. El escocés ha sido piloto probador en 2017 e incluso participó en Hungría por una indisposición de Felipe Massa durante el fin de semana. El propio Di Resta ha confirmado que él no está ya en esa lista, ni en el equipo: “Ese puesto estuvo al alcance de mi mano. No ocurrió. No sé si mi edad jugó en mi contra, pero disfruté de aquella carrera e intenté representar al equipo lo mejor que pude. Tomarán la decisión muy pronto”.

Todo parecía indicar que Robert iba a ocupar el asiento libre que dejaba Massa, pero apareció otro nombre: Sergey Sirotkin. Es esta la razón por la que la cláusula nombrada anteriormente no se está teniendo en cuenta, el ruso no tiene experiencia en el Gran Circo y Stroll tan solo lleva un año.

Sirotkin ha sido piloto de pruebas de Renault este 2017, ha disputado dos carreras de la Fórmula 2 y ha participado en las 24 Horas de Le Mans en el equipo SMP Racing donde quedó decimosexto.

Esos datos no serán muy significativos, pero si los siguientes: el piloto de Moscú llegaría a la formación de Grove con un apoyo económico millonario: 15 millones de euros de SMP, un banco ruso dirigido por Boris Romanovich Rotenberg, un magnate que no quiere perder la representación rusa en la F1. Y algo aún más importante, Sirotkin también cuenta con el apoyo del presidente de Rusia: Vladimir Putin.

Sirotkin dijo por sus redes sociales: “Doy la bienvenida al año nuevo con muy buen humor. Dejo atrás una temporada difícil. No importa lo cansado que estoy, quiero continuar trabajando duro. Mi actitud es militante. 2018 promete ser positivo, pero también muy ocupado”.

¿Será el piloto de Williams en 2018? Habrá que esperar, Williams ha dicho que antes de 20 de enero tendrá la decisión tomada y anunciada.

VAVEL Logo