Vandoorne: "Mi punto de referencia es Fernando Alonso"
Vandoorne, preparado | Foto: AFP

Una de las noticias de la temporada es la revolución en McLaren. Hartos de tres temporadas sin resultados junto a Honda, e incluso récord de abandonos, la escudería británica obtuvo lo que quería, y, con un complejo acuerdo, McLaren se ha unido a Renault para relanzar el vuelo.

Los principales beneficiados de este acuerdo han sido los pilotos de uno de los equipos más laureados de la historia: el asturiano Fernando Alonso, y el belga Stoffel Vandoorne, que ha tenido una temporada de novato bastante discreta, sumido en los problemas de motor que tenía su monoplaza, el MCL-32, que, a pesar de tener uno de los mejores chásis de la parrilla, ha sido una rotunda decepción debido a la falta de fiabilidad de la unidad de potencia de Honda, que ha perdido toda credibilidad y, para no irse de la Fórmula 1, ha tenido que encontrar acomodo en Toro Rosso, la escudería hermana de Red Bull.

Presión para todos en Woking

"En 2018 la presión en el equipo es grande porque tenemos a grandes equipos para compararnos con ellos", expresó Vandoorne, que tiene uno de los mejores equipos de trabajo que existen, pero sin un motor que acompañe, en la era híbrida de la Fórmula 1 es muy complicado que se pueda sacar algo positivo desde la fábrica de Woking, desesperada las últimas tres temporadas por el pobre rendimiento de los motores Honda, una de las peores tragedias en los últimos tiempos.

"Red Bull ganó carreras la temporada pasada y Renault lo ha hecho también bien, así que la presión está ahí, pero también es algo positivo y necesitamos progresar", confesó el corredor belga sobre lo que se puede venir con los motores Renault, que siempre han demostrado su fiabilidad y credibilidad cuando ha sido proveedor de motores. El caso más claro ha sido el de Red Bull, con quien la marca del rombo ganó cuatro campeonatos mundiales.

Optimista con el cambio de motor

"Tuve mi primer día en el simulador y con los ingenieros y pudimos hablar mucho del coche nuevo. Tuve mis primeras sensaciones con él, el cambio a Renault será genial para nosotros", declaró Vandoorne sobre las primeras pruebas que se están realizando dentro de Woking con el motor Renault ya integrado dentro del coche, que era el principal temor de los ingenieros de McLaren.

"Todo el mundo está motivado para empezar a probar y ver lo que podemos hacer en la pista. Vamos a saber con más detalle cómo se desarrollará la temporada en Barcelona", admitió el belga, uno de los mejores en categorías inferiores, pero que todavía no ha tenido oportunidad de mostrar todo su talento y potencial a los mandos de un  Fórmula 1, por lo mencionado anteriormente.

2018, clave para Vandoorne

"Aún tengo trabajo que hacer para hacer todo bien en un fin de semana y entender mejor el coche. La velocidad está ahí si logro juntarlo todo". Vandoorne entiende que la temporada que arranca en menos de tres meses, en Australia, es la más importante de su carrera, ya que las expectativas con Renault como motorizador son ilusionantes y podrían ayudarles, tanto a él como a Alonso, a llegar a los puestos de privilegio en la parrilla.

"No hemos marcado un objetivo para la temporada. Para mí, mi punto de referencia es Fernando Alonso, aunque me centro principalmente en mí mismo. Los resultados el año pasado no fueron lo que esperaba, pero ahora me noto reforzado para la próxima temporada", recordó Vandoorne.

"Pude conocer a mi equipo, mis ingenieros y a los circuitos. También aprendí de un compañero de equipo excelente como Fernando cómo adaptarme a un coche que no es necesariamente eficiente y cómo gestionar los problemas durante una temporada", finalizó el belga, que tras una temporada complicada, está listo para lo que se viene en marzo.

VAVEL Logo