6 de agosto de 2006, el día que cambió la vida de Pedro de la Rosa
Fotomontaje: Martín Velarde - VAVEL

Cuando hablamos de la Fórmula 1, en España inmediatamente pensamos en Fernando Alonso y en los años 2005 y 2006, cuando el asturiano se proclamó campeón del mundo de la competición automovilística más importante del mundo. Sin duda fue un punto de inflexión para el mundo de las cuatro ruedas en España. Por primera vez todo un país se enganchó de lleno a un deporte en el que de vez en cuando observábamos, de lejos, a leyendas como Ayrton Senna, Juan Manuel Fangio o Alain Prost deleitar a los espectadores conduciendo a más de 300 km/h.

No obstante, mucho antes de que conociésemos a ese chico de Oviedo, otros compatriotas abrieron el camino de este deporte tan especial y peculiar como es la Fórmula 1. Y es aquí precisamente donde comienza este reportaje. Si mencionamos el nombre de Pedro Martínez de la Rosa (Barcelona, 24 de febrero de 1971), habrá gente que le recordará solamente como “piloto reserva”. Algo que en parte es injusto si se atiende a un dato tan poco conocido como vital para conocer más de cerca su figura en la competición: junto a Fernando Alonso y Alfonso de Portago, Pedro ha sido el único piloto español en subirse a lo más alto del cajón. Un segundo puesto que consiguió en Hungría en el año 2006.

Pedro de la Rosa en su etapa como piloto probador de Pirelli: Fuente: Web oficial de Pedro de la Rosa
Pedro de la Rosa en su etapa como piloto probador de Pirelli: Fuente: Web oficial de Pedro de la Rosa

El karting y la Fórmula Ford, sus inicios

Como todo piloto de Fórmula 1, sus inicios se remontan al mundo del karting. Con Ayrton Senna como piloto favorito y su padre como referente principal, Pedro dio sus primeros pasos con un kart a finales de los años 80’.

En el año 1988 fue seleccionado por la Federación Española de Automovilismo para el programa ‘Ofensiva Uno’ de formación de pilotos. Al año siguiente de formar parte de esta iniciativa, se proclamó campeón de España de Fórmula Fiat Uno en la que sumó dos triunfos y tres pódiums en siete carreras.

Su carrera profesional comenzó con el salto a la Fórmula Ford en 1990. En el campeonato de España de dicha categoría se proclamó campeón, donde cosechó ocho victorias y un podio en diez carreras. La primera prueba de nivel en la que Pedro comenzaba a demostrar su valía y su talento al volante. También participó en algunas carreras de la edición británica, en la que solo terminó dos veces en el cajón en seis de las carreras disputadas.

La andadura nipona, el factor clave para llegar a la Fórmula 1

Antes de llegar a la Fórmula 1, Pedro desembarcó tres años antes en Japón, concretamente en la Fórmula 3 japonesa donde ganó ocho de las nueve carreras del campeonato. Ese éxito le empujaría a la Fórmula Nippon, donde estuvo en 1996 y 1997.

En el torneo donde las grandes promesas se peleaban por hacerse con un hueco en la élite, Pedro fue octavo en el primer año y campeón en el segundo. Fue ganador en seis ocasiones en la segunda edición, en la que fue apodado como ‘Nippon Ichi’ (en japonés, número 1).

1999, el año en que comenzó todo

Pedro de la Rosa, en su debut en Fórmula 1 con Arrows. Fuente: Web odicial de Pedro de la Rosa
Pedro de la Rosa, en su debut en Fórmula 1 con Arrows. Fuente: Web odicial de Pedro de la Rosa

Su etapa fructífera en Japón llevó a Pedro a cumplir su primer gran sueño cuando él apenas era un niño con ilusiones y retos por delante: ser piloto de Fórmula 1. Y lo lograría siendo piloto titular del equipo Arrows, siendo el año anterior piloto probador del equipo Jordan.

Las limitadas capacidades económicas de la escudería y los recursos escasos de los que disponía el monoplaza provocaron que las primeras actuaciones de Pedro fuesen discretas, aunque no fue ningún impedimento para que en el equipo de Milton Keynes cosechase tres sextos puestos. El primero, en la carrera de su debut, en el Gran Premio de Australia, mientras que los otros dos serían en territorio germano (Nürburgring 2000 y Hockenheim, en el mismo año).

Tras su primera aventura con Arrows en 2001 fue fichado por Jaguar. Su valedor principal fue nada más y nada menos que Niki Lauda. La segunda aventura fue igual de buena o mejor que la anterior. Pedro conseguiría un quinto puesto en su primera temporada con Jaguar, que hasta la fecha sería su mejor resultado. Una vez finalizado su periplo con Jaguar, llegaría su gran oportunidad de la mano de McLaren, el equipo que le permitiría alcanzar la gloria en la Fórmula 1.

Hungría 2006, la carrera de su vida

Pedro aterrizó en McLaren en el año 2003 como piloto de pruebas. Una tarea que lideró durante tres años, hasta que en la temporada 2006, ante la marcha inminente de Juan Pablo Montoya, fue nombrado piloto titular junto con Jenson Button. Fue precisamente ese mismo año en el que el catalán firmaría el mejor resultado de su trayectoria en Fórmula 1 y como no, la carrera de su vida.

"Cada vez que pienso en esa carrera, me acuerdo de ti. Fue una fantástica carrera. ¡Felicidades!"

Su segundo puesto en Hungría coincidía con la primera victoria de Jenson Button en la Fórmula 1, pero aun así, le supo a victoria el que ha sido el único podio que ha cosechado De la Rosa. La carrera, que estuvo pasada por agua, trajo consigo espectáculo y emoción hasta el último instante.

Todos los equipos comenzaron con neumático de lluvia hasta que la pista comenzó a secarse. Ahí llegaron trompos, salidas de pista, abandonos… todo tipo de sucesos que permitieron a Fernando Alonso a remontar desde la 15º posición hasta las primeras posiciones. Sin embargo, un mal ajuste de su rueda trasera – la famosa “tuerca” – le dejó fuera de carrera.

Pedro de la Rosa celebra el segundo puesto en Hungría 2006, su mejor resultado en F1. Fuente: Zimbio
Pedro de la Rosa celebra el segundo puesto en Hungría 2006, su mejor resultado en F1. Fuente: Zimbio

Es precisamente ahí cuando Pedro, con un coche competitivo y sobre todo, con un talento descomunal al volante, demostró de que pasta estaba hecho. Su lucha con Fernando Alonso y Michael Schumacher, lidiar con la falta de adherencia en las gomas en las últimas vueltas y la presión a la que se vio sometido para terminar segundo no impidieron que firmase el mejor resultado posible: un segundo puesto que equivalía para él a una victoria o incluso un campeonato: el del premio a la constancia, al esfuerzo, al compromiso.

Al finalizar la prueba, no pudo contener la alegría: “Ha sido mi mejor carrera en la F1. Es un día histórico para mí y espero que haya más. ¡Gracias a todos los mecánicos y a todo el equipo por hacer esto posible!", expresaba en aquel momento. Luego la celebración con el equipo, que le recibió con una cerrada ovación en el box una vez terminada la celebración del podio. Y como no, no podía faltar otra figura fundamental, su principal apoyo, su mujer Reyes, que celebraba orgullosa con su marido ese segundo puesto.

"Pedro es un buen compañero de equipo. Estoy muy contento de tenerle como compañero, tiene mucha experiencia y es un tipo muy agradable"

Nunca una mala palabra contra nadie, ni un mal gesto cuando en los equipos en los que estuvo, ni tampoco una queja por los roles que asumía.

Ese carácter noble y elegante, a la larga, provocó que se ganase el respeto de aficionados y también de pilotos, que recuerdan la figura de Pedro como alguien ejemplar, como es el caso de Kamui Kobayashi. "Pedro es un buen compañero de equipo. Estoy muy contento de tenerle como compañero, tiene mucha experiencia y es un tipo muy agradable".

De nuevo probador en McLaren y etapas poco fructíferas para terminar

Desde el año 2007 hasta el 2009, de la Rosa fue piloto probador de nuevo del equipo McLaren. Una tarea que terminó en 2010, cuando Pedro fichó por Sauber por dos años, y por Hispania Racing Team en 2012. En ambos equipos no pudo trabajar a gusto debido a los recursos limitados que tenían ambos equipos.

Además, fue piloto probador de Pirelli y también tuvo la oportunidad de ser piloto probador de Ferrari en 2012 y 2013, centrándose en el trabajo en simulador. Tras dos temporadas, abandonó el equipo ferrarista.

Pedro de la Rosa, en su etapa como piloto de Sauber. Fuente: Web oficial Pedro de la Rosa
Pedro de la Rosa, en su etapa como piloto de Sauber. Fuente: Web oficial Pedro de la Rosa

Tras un largo tiempo disfrutando de su calidad como piloto, ahora es momento de aprender de él en Movistar Plus, cadena en la que es comentarista de las carreras de Fórmula 1.

VAVEL Logo